Agresores sexuales y proxenetas estarán controlados por pulseras GPS

alfonso torices MADRID / COLPISA

SOCIEDAD

Las pulseras GPS permiten controlar las medidas de alejamiento de los maltratadores
Las pulseras GPS permiten controlar las medidas de alejamiento de los maltratadores Ángel Díaz

Igualdad revisará el VioGén para afinar el riesgo de las maltratadas

27 may 2021 . Actualizado a las 10:45 h.

El Ministerio de Igualdad va a poner en marcha toda una batería de medidas y reformas legales para aumentar la protección de las mujeres víctimas de violencia sexual o de trata. Buena parte de estas iniciativas se van a sufragar con los fondos para la recuperación que aportará la Unión Europea.

Entre ellas está la creación de centros de 24 horas en todas las provincias para informar, atender y acompañar a cualquier víctima de violencia contra la mujer -la que la sufra en el presente o lo haya hecho en el pasado- y también se va a extender la utilización de las pulseras de localización GPS -hasta ahora empleadas como dispositivos de control de las medidas de alejamiento de los maltratadores- a la protección y vigilancia contra los acosadores o agresores sexuales y contra otros depredadores femeninos como los proxenetas. La ministra, Irene Montero, indicó que está en marcha una inversión para modernización y ampliación del número de dispositivos que permita ampliar pronto los colectivos protegidos telemáticamente.

Dentro del mismo ámbito, se aumentará la inversión en el teléfono 016, pues, a partir de ahora, además de dar información y atención a las mujeres maltratadas o a las víctimas de violencias sexuales, matrimonios forzados o mutilación genital, también dará asesoramiento social y laboral a las víctimas de trata, tanto a las de explotación sexual como laboral o de mendicidad.

Las víctimas de la explotación sexual y la mujeres inmersas en la prostitución también se van a poder beneficiar de la puesta en marcha de un plan nacional para su inserción social, dotado con ayudas y prestaciones para la inserción laboral, sanitaria y el acogimiento. La lucha contra la trata, indicó Montero, «va a ser una prioridad del Gobierno», que elabora una ley específica para combatirla, tanto en su faceta sexual como laboral, y que no distinguirá entre españoles o inmigrantes y entre los que tengan papeles o no. La conocida como ley de «solo el sí es sí», que será remitida al Parlamento en pocas semanas, incluirá medidas para luchar contra la industria de la prostitución.

La ministra aprovechó su comparecencia pública para entonar un «mea culpa». «Hemos llegado tarde; hemos fallado». Con esas palabras subrayó que no debería volver a repetirse más que una maltratada sea asesinada por el hombre del que se está divorciando después de haberlo denunciado, tener una orden de alejamiento y haber pedido ayuda a los servicios sociales.

Es el caso de una vecina de 60 años de Sagunto (Valencia) a la que, pese a su demanda reiterada de ayuda, el domingo fue asesinada a cuchilladas por su expareja. Montero indicó que «debemos reflexionar y asumir nuestras obligaciones» y lograr «la debida diligencia en la prevención de riesgos y en la eficacia de la ayuda». «Tenemos que llegar a tiempo», insistió, antes de anunciar que el Gobierno revisará el funcionamiento de instrumentos como el VioGén, el dispositivo policial que valora el grado de riesgo de la maltratada y recomienda las medidas para su protección, y los protocolos de los puntos de atención social, para detectar con mayor acierto el grado de peligro que acecha a cada víctima.

Punto para cuidadores

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, presente en la misma comparecencia, explicó que el Ejecutivo gracias a los fondos europeos va a lanzar un plan multimillonario para la potenciación de los cuidados a niños, enfermos y mayores en sus propios domicilios, pero también va a crear un «punto estatal de cuidadores». Este dispositivo pretende informar sobre sus derechos y sobre todo el abanico de medios y ayudas a su disposición tanto a los que necesitan cuidados como a los cuidadores.

Teléfono contra la violencia machista: 016