¿Cuándo llegará el cambio climático al «punto de no retorno»?

SOCIEDAD

El deshielo de la Antártida Occidental cambia las previsiones
El deshielo de la Antártida Occidental cambia las previsiones iStock

La comunidad científica asegura que el clima podría colapsar en un escenario de calentamiento desbocado

13 may 2021 . Actualizado a las 15:27 h.

La estabilidad del sistema climático se encuentra hoy amenazada. Una de las hipótesis científicas más influyentes de los últimos años sostiene que al ritmo actual de calentamiento algunos mecanismos naturales que regulan el clima global podrían entrar en un escenario al que la ciencia se refiere como «punto de inflexión» o «punto de no retorno». Según esta tesis, alcanzado un determinado umbral, el deshielo de los polos, por ejemplo, podría entrar en una fase de retroalimentación e intensificar y acelerar el ritmo actual de pérdida de hielo. 

En torno a esta teoría siempre surge la misma pregunta. ¿Cuándo podría o cómo de cerca está la posibilidad de que colapse alguno de los sistemas de regulación climática?. Desde luego la primera cuestión que hay que tener en cuenta es que no existe ningún tipo de cuenta atrás ni es posible mencionar un año o incluso una década en concreto. El clima es demasiado caótico e impredecible. Así que no tiene mucho sentido decir que solo tenemos diez años para salvarlo, un discurso muy repetido últimamente, al menos no desde un punto de vista físico. El Secretario General de Naciones Unidas  Antonio Guterres, advirtió la semana pasada de que la crisis climática tiene al planeta «al borde del abismo». 

Además, hay mecanismos de regulación climática más vulnerables que otros. La selva amazónica o los monzones son sistemas que pueden sufrir cambios en un período de tiempo más cortos que otros como la Corriente del Atlántico Norte. «Afortunadamente, los puntos de inflexión que se creen más cercanos son de inicio lento. Esto puede darnos un salvavidas para evitar un cambio climático peligroso», explica Joe Clarke, investigador de la Universidad de Exeter y uno de los autores del artículo que publica en Nature y que aporta nueva información sobre los puntos de inflexión climática.

Si bien resulta complicado establecer algo parecido a una fecha en la que el clima entre en un punto de no retorno, los responsable de este trabajo reconocen que si el incremento de la temperatura media global supera 1,5 grados, algo bastante problema, la posibilidad de que ocurra aumenta. «Cuanto más extremo sea el calentamiento, menos tiempo tendremos para evitar los puntos de inflexión», añade el investigador. El propio Guterres también reconoció que «con los compromisos actuales, todavía nos dirigimos a un aumento desastroso de la temperatura de 2,4 grados para finales de siglo».

Los científicos advierten, además, que no es lo mismo un aumento de 1,7, de 2,4 o más grados, porque está en juego la duración de esa fase de no retorno. La comunidad científica cree que una vez superado el límite de estabilidad no tiene porque ser irreversible. Pueden producirse cambios profundos durante un tiempo, pero recuperarse. Sin embargo, si el calentamiento se desboca puede que no haya vuelta atrás.