Más de 200 contagios en las últimas 24 horas en Galicia

Uxía Rodríguez
U. RODRÍGUEZ LA VOZ

SOCIEDAD

M.MORALEJO

El comité clínico decide este jueves las medidas que regirán la vida de los gallegos tras el final del estado de alarma

06 may 2021 . Actualizado a las 20:28 h.

El comité clínico está debatiendo en estos momentos las normas que entrarán en vigor este mismo fin de semana y que marcarán el día a día de los gallegos tras el fin del estado de alarma. Los expertos que asesoran a la Xunta analizan en cada reunión la situación epidemiológica de la comunidad, que es lo que siempre ha marcado los pasos adelante o atrás en las restricciones. Según el último balance de Sanidade, en las últimas 24 horas los nuevos contagios han vuelto a superar los dos centenares por primera vez desde hace una semana y marcan la cifra más alta en trece días. Entre las seis de la tarde del martes y la misma hora del miércoles, se detectaron 225 positivos, 71 en el área de Vigo y 59 en la de A Coruña. A pesar de este leve repunte, la tasa de positividad sigue mostrando que la transmisión del virus está controlada, continúa en torno al 2 %, muy por debajo del límite que marca la OMS y también de la media estatal que está en el 6,75 %. 

Los casos activos se mantienen en los 3.072 -once más que en el recuento anterior-. Vigo acumula 897 infectados (16 menos), A Coruña cuenta con 702 enfermos de covid (17 más) y Pontevedra con 488 (15 más). Los pacientes suben en Santiago hasta los 395 (9 más), mientras bajan en  Ourense (271 tras restar ocho) y Lugo (226 con siete menos). Ferrol se mantiene estable sumando solo un caso, con un total de 93. 

La presión asistencial desciende hasta los 197 ingresados, tres menos. Hay 48 pacientes en la uci, los mismos que en el balance anterior, y 197 en planta. La tasa de ocupación de las camas de críticos por enfermos de covid-19 está en el 2,42 %, frente al 7,26 % del conjunto del país y del 15 % de Madrid y el País Vasco. 

El número de víctimas mortales desde el inicio de la pandemia asciende a 2.393 tras el último fallecimiento comunicado a última hora del jueves por Sanidade. Un hombre de 78 años que murió el 5 de mayo en el complejo hospitalario de Lugo y presentaba patologías previas.

El comité clínico valorará introducir un nivel bajo de restricciones con cierre de la hostelería a medianoche

También estudiará que el toque de queda se mantenga en los concellos con peor incidencia y que siga en vigor el cierre perimetral

tamara montero

La tranquilidad epidemiológica es la tónica desde la salida de la tercera ola pandémica y en esa situación, lo lógico es ir dejando sin efecto el toque de queda y ampliar horarios. Así lo ha anunciado esta semana el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, y esas dos cuestiones estarán sobre la mesa en la reunión extraordinaria del comité clínico que este jueves abordará cómo gestionar la pandemia de coronavirus en la era posterior al estado de alarma.

Entre las propuestas que maneja el panel de expertos que asesora a la Xunta está introducir un nuevo nivel de restricciones para aquellos concellos en mejor situación epidemiológica. Sería recuperar, con algunas modificaciones, el quinto grado de un documento que se manejó en la anterior ola pandémica y que contemplaba seis niveles: cinco más uno de normalidad, es decir, sin restricciones, aunque quizá recuperarlo sea una decisión precoz mientras no se avance en la vacunación de la población.

Aunque la decisión final sobre cómo gestionar la crisis sanitaria a partir de este fin de semana se tomará en la reunión de esta mañana, ese quinto grado que analizará el comité clínico equivaldría a un nivel bajo, y en él se situarían los municipios con incidencias acumuladas por debajo de 50 y de 25 casos por cien mil habitantes a 14 y 7 días, respectivamente. No será, como no lo ha sido en ningún momento, el único indicador que se analizaría. El comité utiliza una batería de más de diez parámetros de transmisión, rastreo y sobre todo presión asistencial para tomar decisiones.

Este nivel bajo supondría restricciones más suaves para el sector de la hostelería, que vería ampliados sus aforos. Podría servir sin limitaciones en las terrazas y con aforos por encima del 75 % en los interiores siempre y cuando se garantice una ventilación adecuada a través de medidores de CO2, tal y como se hace actualmente en los restaurantes.

Además, se ampliaría el horario de apertura hasta la medianoche. Esta es una cuestión en la que hay que valorar varios condicionantes. Permitir varios horarios de apertura en función de la situación epidemiológica podría favorecer desplazamientos desde municipios con incidencias más altas (y por lo tanto un cierre adelantado de la hostelería) hacia áreas en mejor situación epidemiológica. Así que cabe la posibilidad de valorar ampliar la apertura a la misma hora en todos los niveles salvo el máximo y centrarse más en el control de los aforos.

En un escenario «sin instrumentos jurídicos más allá de la Constitución», según destacaba Feijoo ayer, la gran incógnita es qué pasa con el nivel máximo de restricciones, que establece cierre perimetral. El comité clínico analizará hoy la posibilidad de solicitar a la Justicia que en aquellos concellos con transmisión de alto riesgo se mantenga tanto el cierre perimetral como el toque de queda, que decaería en el resto de niveles de restricciones. «Hay que evitar que un problema puntual se vuelva un problema provincial o autonómico», decía el presidente en referencia a las herramientas para frenar la transmisión del virus y se ha demostrado que ambas cuestiones (que ahora deberá amparar el TSXG) son útiles para frenar la expansión de un brote por el territorio.

La transmisión del covid-19 en Galicia sigue siendo localizada y la curva sigue dibujando dientes de sierra: los ligeros incrementos de un día se corrigen en los siguientes.