La vacuna de Pfizer necesitará una tercera dosis, según el cofundador de BioNTech

LA VOZ REDACCIÓN

SOCIEDAD

MARKO DJURICA

Ugur Sahin confía en que el suero desarrollado por su laboratorio sea efectivo contra la variante india y apunta a una posible aplicación anual, como ocurre con la gripe

28 abr 2021 . Actualizado a las 17:11 h.

El cofundador de la farmacéutica alemana BioNTech, Ugur Sahin, cree que es posible que haya que administrar su vacuna, la de Pfizer, como la de la gripe. Indicó que, a los seis meses de haberse logrado esa máxima inmunidad a través de la segunda dosis de este preparado, esta empieza a descender. De acuerdo a sus estimaciones actuales, ello implicaría que, entre los nueve meses y el año siguiente probablemente deberá inyectarse una tercera, para garantizar el mantenimiento de la máxima inmunidad. Apunta que posiblemente se realice una aplicación anual como ocurre con la vacuna contra la gripe.

Sahin, quien dirige BioNTech junto a su esposa y también científica Özlem Türeci, advirtió de que, en cualquier caso, la máxima efectividad de su fármaco -un 97 %- no se alcanza hasta siete días después de haber recibido la segunda dosis.

El científico confía también en que la vacuna desarrollada por su laboratorio y distribuida junto a su socio estadounidense Pfizer sea «efectiva» también contra la variante india. «Nuestro método se basa en las experiencias adquiridas contra el cáncer. Experimentamos con muchas variantes y, hasta ahora, en todas hemos logrado buenos resultados», indicó Sahin en un encuentro virtual con representantes de medios extranjeros en Alemania. «Confío en que obtendremos también buenos resultados frente a la variante india», añadió, respecto a esta mutación, mucho más agresiva que las anteriormente detectadas. Hasta ahora, insistió, su vacuna había mostrado su efectividad «en prácticamente todas» las mutaciones conocidas.