Pamplona suspende las fiestas de San Fermín por segundo año consecutivo

redacción LA VOZ

SOCIEDAD

Javier Lizón

La incidencia acumulada en Navarra está por encima de los 400 casos por cien mil habitantes

26 abr 2021 . Actualizado a las 13:21 h.

El Ayuntamiento de Pamplona ha comunicado oficialmente este lunes que no habrá celebración de las fiestas de San Fermín en 2021. El alcalde de la ciudad, Enrique Maya, ha anunciado la decisión que ha tomado teniendo en cuenta la situación actual de la crisis sanitaria y las previsiones para los próximos meses.

El alcalde ha convocado una rueda de prensa a las 11 horas y ha manifestado que muy a su pesar se ve «obligado» a «suspender oficialmente las fiestas de San Fermín de 2021». Ha recordado que Navarra es una de las comunidades con mayor incidencia de casos de COVID, «con 432 casos en las dos últimas semanas por cada 100.000 habitantes». Además, ha dicho, se encuentra en alerta 4 y hay casi 200 personas hospitalizadas y 39 de ellas en la UCI.

Mientras tanto, ha comentado «el ritmo de vacunación es más lento de lo previsto, y solo 202 personas de cada 1.000 han recibido una dosis y 83 de cada 1.000 han recibido las dos» cuando «las previsiones hablaban de un 70% de la población vacunada en junio; por eso, es necesario tomar la decisión ya, por dolorosa que resulte, a falta de algo más de dos meses de San Fermín».

El alcalde ha explicado que unas fiestas como los Sanfermines «no se organizan de un día para otro, hay muchas personas e instituciones implicadas» y ha indicado que de la reunión del pasado jueves entre Gobierno y Federación Navarra de Municipios y Concejos salió «con el convencimiento de que teníamos que tomar ya una decisión».

Ha indicado el primer edil que «es muy duro dos años sin Sanfermines en Pamplona». «Nunca pensé que esto podía ocurrir», ha señalado, para afirmar que lo estaba pasando mal dando a conocer esta noticia. «Teníamos que tomar esta decisión, la salud es lo primero y la hemos tomado, es nuestra responsabilidad; decisión dura, que afecta a los sentimientos», ha apuntado, para mostrarse convencido de que en 2022 se volverá a disfrutar de los Sanfermines, «con el entusiasmo de siempre pero multiplicado por tres».

Ha explicado Maya que el Consistorio pamplonés ha comunicado la decisión de suspender por segundo año las fiestas tanto a los portavoces de los grupos políticos municipales como a los componentes de la Mesa de los Sanfermines. También hoy se ha lanzado una convocatoria para reunir a la Mesa esta semana.

Para dar a conocer la noticia, el Ayuntamiento ha editado un vídeo en el que se incide en que detrás de la decisión está el bienestar de las personas de Pamplona y de quienes nos visitan. La canción Piel canela y su conocido estribillo Me importas tú, utilizada en el vídeo, «refleja la necesidad de priorizar, en estos momentos, lo verdaderamente importante, la salud y las personas», ha señalado el Ayuntamiento.

ACTIVIDAD CULTURAL EN VERANO

En la rueda de prensa, el alcalde ha anunciado que Pamplona destinará «gran parte» del presupuesto de este año destinado a San Fermín a una «amplia y ambiciosa» programación, principalmente cultural, desde junio hasta septiembre. «Que no puedan celebrarse las fiestas de San Fermín no quiere decir que en Pamplona no vaya a haber actividad durante el verano, la va a haber y muy importante», ha aseverado.

El presupuesto municipal para este año cuenta con una partida denominada Sanfermines/Covid que posibilitará organizar actividades como conciertos y torneos deportivos. En todo caso, se llevarán a cabo «con responsabilidad, evitando el efecto llamada y priorizando siempre la salud pública, que es lo más importante».

Las fiestas que se celebraron incluso durante la gripe española

La suspensión por segundo año consecutivo de los Sanfermines a causa de la pandemia de covid-19 vuelve a marcar un hito en la historia de las fiestas de Pamplona en los últimos dos siglos, ya que se habían celebrado incluso durante las epidemias de cólera y de la llamada gripe «española».

Los Sanfermines tienen su origen en la unión de los actos religiosos que se celebraban desde antes del siglo XII en honor al copatrón de Navarra, San Fermín, las ferias comerciales y las corridas de toros. De estas dos últimas hay registros documentales desde el siglo XIV.

La festividad de San Fermín se celebraba tradicionalmente el 10 de octubre, pero en 1591 el Ayuntamiento de Pamplona solicitó al obispado trasladarla al 7 de julio. Se considera que esta es la fecha del inicio de los Sanfermines, con celebraciones religiosas, actos culturales y festivos, y corridas de toros.

En Pamplona, las fiestas se fueron celebrando sin grandes sobresaltos hasta que, en 1834, se produjo la primera epidemia de cólera morbo asiático y en Navarra se contagiaron 6.134 personas, de las que murieron 1.542, sobre todo en la zona de la Ribera, según el escritor Miguel Izu, autor de varios libros sobre la historia de los Sanfermines.

Pero fue la primera guerra carlista y no la enfermedad la que provocó que las fiestas de ese año no se pudieran celebrar.

Unos años más tarde, en 1855, se produjo en Navarra una segunda epidemia de cólera que fue mucho más grave, ya que se registraron 40.872 contagios y 13.715 muertos. En este segundo embate del cólera se vio especialmente afectada Pamplona y, en general, toda la provincia. El Ayuntamiento estudió la posibilidad de suspender las fiestas, pero finalmente se celebraron.

En 1885 llegó la tercera gran epidemia de cólera, que en Navarra afectó de nuevo principalmente a la Ribera. Hubo 12.985 enfermos y 3.261 muertos y en Pamplona, donde hubo 26 fallecidos, se planteó otra vez la suspensión de los Sanfermines, pero la idea volvió a ser rechazada. Ninguna de las tres grandes oleadas de cólera del XIX habían podido con las fiestas de la capital navarra.

También resistieron los Sanfermines a la epidemia de gripe «española» de 1918, que en Navarra produjo unos 3.000 muertos, 243 de ellos en Pamplona. En primavera apareció un primer brote de gripe, que solo produjo 15 fallecidos y que desapareció al llegar el verano, por lo que los Sanfermines se celebraron con normalidad. Sin embargo, la enfermedad reapareció en el otoño siguiente y entonces se produjo la mayor mortalidad.

En cambio, sí se han suspendido los Sanfermines a causa de diferentes conflictos bélicos, cuatro de ellos en el siglo XIX. De 1808 a 1814 no hubo fiestas debido a la ocupación francesa, y tampoco de 1821 a 1823, durante el trienio liberal, por los enfrentamientos entre absolutistas y liberales. En la primera guerra carlista, no hubo Sanfermines de 1834 a 1838, y tampoco de 1872 a 1875, en la tercera guerra carlista. Ya en el siglo XX, en los años 1937 y 1938 no hubo Sanfermines a causa de la Guerra Civil.

Ha habido además otras suspensiones parciales, en concreto en 1978, del 8 al 14 de julio, por los incidentes en los que falleció de un disparo de la policía el joven Germán Rodríguez, y el 12 de julio de 1997 durante 24 horas por el asesinato de Miguel Ángel Blanco por parte de ETA. EFE

El sector de atracciones feriales cree que abrir sin verbenas no compensa

o. p. arca

Sanidade autoriza desde hoy la reapertura de las atracciones feria en casi toda Galicia. Pero El Dragón del estradense Carlos Liste seguirá en su sitio, sin moverse. Al menos a corto plazo. Porque el de Orazo explica que de poco vale autorizar las atracciones feriales si no regresan las verbenas a la comunidad. Sin ese enganche para el público con orquestas, pulpeiros y gran presencia de gente, podrán montar en lo que en el sector conocen como «unha praza morta, que é un pobo sen festa. E nunca é como ir a unha festa».

Seguir leyendo