Los policías nacionales de Galicia piden una solución para los agentes de entre 55 y 60 años, que están sin vacunar

Dado que se suspendió la inmunización con AstraZeneca para esa franja de edad, quedaron en un limbo y urgen que se les inocule el suero frente al covid-19

Agentes de las policías local y nacional en un control de movilidad en una de las entradas de Monforte a finales de enero
Agentes de las policías local y nacional en un control de movilidad en una de las entradas de Monforte a finales de enero

Redacción / La Voz

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como otros colectivos considerados esenciales, fueron vacunados hace más de un mes, de acuerdo con la estrategia nacional de inmunización frente al covid-19, ya que la vacunación de estos sectores no depende de la Xunta, sino del Ministerio. En Galicia, el grueso de los agentes de los distintos cuerpos policiales y de emergencias recibieron la pertinente dosis de AstraZeneca. Pero quedaron sin vacunar agentes de entre 55 y 60 años, precisamente, unos de los que tienen más riesgo ante la enfermedad por ser de los más entrados en años en activo. Así lo denuncian este jueves los sindicatos mayoritarios de la Policía Nacional en Galicia, es decir, las organizaciones CEP, SPP, SUP y UFP. 

¿Por qué no se vacunó a los agentes de entre 55 y 60 años? Cuando se estaba procediendo a la inmunización de sus compañeros, la vacuna de AstraZeneca, la que se inoculó a los trabajadores considerados esenciales, no se podía poner a los mayores de 55 años. Así que a ellos no les correspondía. La previsión era que se acabase ampliando esa franja de edad y que posiblemente entrasen ya en la vacunación. Pero al final, y después del parón que se hizo en la administración de la vacuna de Oxford por su relación con eventos trombóticos, se acordó que el suero de AstraZeneca solamente se aplica a los mayores de 60. Por tanto, tampoco les corresponde. 

De esta manera, más de un mes después de que sus compañeros hayan sido vacunados, los agentes de entre 55 y 60 años continúan esperando. Así lo indican las organizaciones sindicales del gremio: «Los funcionarios policiales entre los 56 y los 60 años siguen sin noticias sobre su vacunación y desconocen cuando le administrarán alguna de las dosis ya aprobadas, incumpliéndose así la estrategia de vacunación, cuya actualización ha sido anunciada en el día de ayer y que prioriza al personal con la consideración de esencial. A pesar de representar uno de los rangos de edad con mayor riesgo de contagio dentro, entre los agentes que prestan labores operativas, desde la Jefatura Superior de Policía se desconoce qué solución se dará a estos funcionarios, indicando que la vacunación para los menores de 60 años se encuentra suspendida y que los listados ya fueron remitidos al Sergas». 

Además, esta no es la única reclamación que tienen: «Los policías, por el mero hecho de no pertenecer al Servizo Galego de Saúde, no tienen acceso a la plataforma É-saúde, lo que nos imposibilita la obtención del certificado de vacunación contra el covid de la Xunta, con información sobre la vacuna inoculada, la fecha y el lugar donde le ha sido administrada, así como el tipo de inmunización recibida, lo que dificultará la obtención del pasaporte covid», indican. Y, complementando sus reclamaciones, señalan también que los agentes de la Policía Nacional «al no disponer de tarjeta sanitaria del Sergas también son excluidos, junto con sus beneficiarios, de la realización de los test PCR de saliva en las farmacias». 

Así, urgen a la Xunta que de forma inmediata atienda su principal reclamación: «Que de forma urgente, el Sergas cite a los Policías Nacionales entre 56 y 60 años y también a aquellos que por encontrarse en situación de incapacidad temporal o por cualquier otra circunstancia ajena a su voluntad no han recibido ninguna de las dosis. En caso contrario, pediremos el amparo del Ministerio de Sanidad para proteger a los que tienen la misión de proteger a los demás».

Se demanda también una solución para que puedan acceder al futuro pasaporte de inmunidad y que puedan realizar test de saliva pese a estar adscritos a Muface. Igualmente, le solicitan a la Xunta que se les tenga en cuenta para cualquier iniciativa de salud relacionada con el covid-19. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los policías nacionales de Galicia piden una solución para los agentes de entre 55 y 60 años, que están sin vacunar