La lacrimógena despedida de José María en «MasterChef»

Mónica Pérez
M. Pérez REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

La santiaguesa Ofelia demostró su carácter al cargar contra María, después de hacer un plato de rape «terrorífico»

21 abr 2021 . Actualizado a las 13:40 h.

El camino de José María en MasterChef ha sido muy corto (al menos de momento) y su aventura televisiva entre fogones ha terminado tras convertirse ayer en el segundo expulsado de la novena edición del programa culinario. Su historia vital conmovió a todos en el primer programa y su despedida tampoco ha dejado indiferente a nadie. 

José María, con tan solo 18 años, ya sabe lo que es que la vida se te de la vuelta y tener que luchar contra las adversidades, contra muchas. Orgulloso de ser gay y amante de la música, el delantal personalizado que se llevó a la prueba final no le dio suerte. «Estoy estudiando restauración. Me he criado con mi abuela porque a mi padre no lo conozco y mi madre es toxicómana. Mi madre es mi abuela, porque es la que me ha dado la vida, le debo el mundo entero», explicaba. «Cocino para mí porque ya no vivo con mi abuela, tiene principio de alzhéimer y no la puedo cuidar porque ahora vivo en Badajoz», añadía. 

«Vivo solo, tenía una hermana pequeña pero se murió en un accidente de tráfico con nueve meses. Y ahora tengo otra hermana pero no vivo con ella. Vivo solo y voy tirando para delante con mis estudios yo solo. Me pago mi piso y todo. Quiero entrar en MasterChef porque he sido siempre fan del programa y he visto que te abre puertas. Necesitaba un cambio de aires tan grande que no lo puedo pagar ni con todos los millones que haya en el mundo», aseguró José María en el primer programa. 

«Eres un luchador de mucho cuidado», le decía entonces Pepe Rodríguez mientras Jordi compartía con él que su abuela había muerto de alzhéimer. «Es la enfermedad más terrible que hay en la Tierra, porque te borra», aseguró. 

Pero el sueño para José María ha durado poco, apenas dos programas. En el de ayer martes, tuvo que despedirse del programa, a la espera de la nueva oportunidad que pueda darle la repesca. 

Toni, José María y Jiaping fueron los tres peores de la prueba final y finalmente fue José María el expulsado. «Nos da mucha pena, el plato de José María era mucho peor que el vuestro, el pollo estaba crudo», les decía Pepe Rodríguez a los dos salvados. Todos los concursantes, muy encariñados con José María y sobrecogidos con su historia, lloraron con su marcha. También los jueces. «Nuestra obligación es evaluarte y tu plato ha sido el peor. No lo ha tenido fácil la dirección del programa, Samantha, Pepe y yo, pero te vamos a ayudar, tenlo claro», le dijo Jordi Cruz

«Estamos aquí para echar una mano a todo el mundo, tienes abiertas nuestras casas para todo lo que necesites», apostillaba Pepe Rodríguez. «En tus compañeros tienes una superfamilia», le decía Samantha. «Lo que me han ofrecido los jueces lo pienso aprovechar, para mí esto era el impulso», decía entre lágrimas José María. 

Ofelia, la otra protagonista de la noche

El protagonista de la noche no solo fue José María y su triste despedida. También lo fue Ofelia, la joven santiaguesa que ya dio mucho que hablar en el primer programa. Y es que la gallega protagonizó un enfrentamiento con María. «Yo siempre que trabajo con Toni trabajo muy a gusto», decía Ofelia al preguntarle Samantha si había trabajado bien en su equipo. Pero sobre María, la capitana, aseguró que la cambiaría por Amelicious. «Tengo esa energía como tsunami y personas como Álex, Amelia o Fran me canalizan más... Como ella trabaja más a gusto con otros compañeros, yo también trabajo más a gusto con otros compañeros que con ella», aseguró. «Me están preguntando a mí y contesto lo que me da la gana. Si tengo que escoger me voy con alguien que me ponga más dura», aseguró.