Se confirma el cambio de tendencia meteorológica

La influencia del anticiclón de las Azores desaparece durante esta semana


Las últimas actualizaciones de los diferentes modelos meteorológicos insisten en el cambio de tendencia atmosférica. Galicia lleva varias semanas disfrutando de un tiempo anticiclónico. Sin embargo, durante los próximos días habrá que recuperar el paraguas. De cualquier forma tampoco se espera una cantidad notable de lluvia.

Desde que empezó la primavera el sistema de altas presiones ha estado bastante reforzado al norte de la Península. Ahora vuelve al sur, donde ya lo esperaban con los brazos abiertos en lugares como Canarias. La situación meteorológica ha estado invertida. El sol que vende el archipiélago por estas fechas ha estado en realidad en la comunidad gallega. Esta anomalía pone en evidencia un concepto que repetimos a menudo: el dinamismo del anticiclón de las Azores. A diferencia de otros es termodinámico y a veces le cuesta estarse quieto durante mucho tiempo.

Claro que ese excesivo ir y venir provoca que de manera frecuente la comunidad gallega se quede sin protección y las borrascas empiecen a llegar desde el Atlántico.

El primer sistema de bajas presiones llegó ayer, acompañado de un frente muy débil que dejó algunas precipitaciones durante las últimas horas de la jornada. Hoy, como suele ser habitual tras el paso de los frentes, el viento rolará a noroeste y permitirá que llegue aire frío que dará paso a una jornada con chaparrones acompañados de granizo y aparato eléctrico. Como era de esperar las temperaturas máximas descienden ligeramente, con valores por debajo de los 20 grados prácticamente de manera generalizada, salvo algunas localidades de la provincia de Ourense. 

Mañana Galicia quedará bajo los efectos de una borrasca que se va a situar al oeste de Fisterra. En otras condiciones podríamos estar hablando de un día de temporal, dada su proximidad. Sin embargo, no tiene una presión muy baja y debido a la posición el frente descargará las precipitaciones más al sur. Las borrascas que más lluvia generan en la comunidad son las que se posicionan frente a las costas de Irlanda.

El jueves será una jornada de transición a la espera de que lleguen una nueva borrasca el viernes, que dejará lluvia, aunque no de manera excesiva. El fin de semana ese sistema de bajas presiones se va a situar al suroeste peninsular y desde ahí su influencia en Galicia será a través de vientos del este e inyectando aire frío en las capas altas de la atmósfera. La previsión apunta a chubascos tormentosos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Se confirma el cambio de tendencia meteorológica