El papel de Kate en el funeral y lo que la reina llevaba en el bolso

Los periódicos británicos coinciden en alabar el papel conciliador que jugó la duquesa de Cambridge


El Reino Unido y parte del universo analizaron con lupa el sábado todo lo que ocurrió en el funeral del duque de Edimburgo. Más allá del protocolo, los ingleses estaban ansiosos, sobre todo, por ver cómo reaccionaban el príncipe Harry, ahora exiliado por voluntad propia en Estados Unidos, y su hermano Guillermo. Y todos los medios analizaban ayer los detalles de la despedida del marido de Isabel II y el reencuentro entre sus nietos.

El detalle

Kate Middleton, la clave. Los periódicos británicos coinciden en alabar el papel conciliador que jugó la duquesa de Cambridge en el momento en que, al salir de la capilla, se adelanta para charlar con la condesa de Wessex y su hija lady Louise y deja solos a Guillermo y Harry. Millones de ojos se fijaron en ese detalle, agradecidos de ver por fin que los hermanos, hijos de Lady Di, charlaban entre ellos. Un momento difícil en una relación empañada por las acusaciones que Harry y su mujer, Meghan Markle, hicieron contra la familia real británica.

La reina

Una vida en el bolso. Sin duda, otra de las imágenes que más impactó a los espectadores fue ver la soledad de la reina Isabel II, de riguroso luto. Ayer los medios desvelaban lo que la soberana llevaba en su clásico bolso Launer. Aseguran que portaba una foto de ella y su marido tomada en Malta, en una época de su vida que fue muy especial para ella porque, según ha contado, pudo vivir con algo de normalidad. También había metido uno de los pañuelos blancos de la marca Ken & Haste que eran tan característicos de su marido, que los llevaba siempre en la solapa de su traje.

La nota de Meghan

Con las flores. Una corona de campánula, lavanda, romero y rosas fue la elegida por los duques de Sussex para depositar ante el féretro del duque. Dicen que las flores iban acompañadas de una nota manuscrita por la propia Meghan, con una cuidada caligrafía. También llevaba la corona el pie de oso, la flor nacional de Grecia, para representar los orígenes del Duque; y cardo azul, para representar a los Royal Marines.

El invitado más joven

James, hijo de Eduardo. Con solo 14 años, el hijo de la condesa Sophie y el príncipe Eduardo fue el invitado más joven del funeral. Dicen que su madre está siendo un gran apoyo para la reina en estos momentos difíciles. De hecho, la mujer de Eduardo se mostró visiblemente afectada durante la ceremonia y no pudo reprimir las lágrimas.

Los ponis

El coche diseñado por el duque. Otro de los detalles desconocidos de la ceremonia fue la presencia en un lugar estratégico del coche de caballos diseñado por el propio duque de Edimburgo, tirado por sus dos ponis: Balmoral Nevis y Notlaw Storm. La gorra, los guantes y la manta que el cónyuge de la reina utilizaba cuando salía a montar estaban colocados sobre el asiento del carruaje.

Lo más comentado

La presencia de Penelope Knatchbull. A los ojos de todos era una de las amigas más íntimas del duque y la propia reina, pero muchos han asegurado durante años que también fue su amante. La duquesa Mountbatten de Birmania acudió en representación de su marido, muy delicado de salud, y abandonaba Windsor con el rostro visiblemente afectado por el dolor de la pérdida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El papel de Kate en el funeral y lo que la reina llevaba en el bolso