Ander Izaguirre, periodista y escritor: «Es necesario un periodismo rápido, pero hay espacio para un periodismo lento»

Mónica Pérez
M. pérez REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

V'ITOR MEJUTO

El cronista, que ha publicado libros sobre las minas de Bolivia y las víctimas de Chernóbil, aprovechó el confinamiento apra escribir

17 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La vida del periodista Ander Izagirre (San Sebastián, 1976) cambió de manera radical con la llegada de la pandemia, que truncó algunos de sus planes laborales. Especializado en crónica internacional y de viajes, ha colaborado con diferentes medios de comunicación y es autor de obras como Potosí (por el que recogió el premio English Pen Award), Regreso a Chernóbil y Plomo en los bolsillos (con historias del Tour de Francia). Además ha recibido numerosos reconocimientos, entre ellos el prestigioso Manuel Alcántara de Periodismo Deportivo en el 2019.

Por su trabajo ha recibido numerosos reconocimientos, entre ellos el prestigioso Manuel Alcántara de Periodismo Deportivo en el 2019. La llegada del coronavirus frenó su vida en seco, pero así pudo disponer de tiempo para escribir un libro, algo que no tenía previsto. De su manera de trabajar les ha hablado a los alumnos del Máster en Produción Xornalística e Audiovisual (MPXA), titulación de la Universidade da Coruña que la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre coorganiza con la Fundación Amancio Ortega.

—¿Qué les ha transmitido a los alumnos sobre su forma de trabajar?

—Les explicó cómo trabajo yo sobre el terreno, cómo acompañar a los protagonistas de la historia en su lugar de trabajo, en sus casas, en su vida cotidiana… Les doy algunas nociones de escritura, de redacción y hablamos también de los recursos que yo uso al escribir, al describir, al introducir diálogos, al empezar y terminar los textos...

—Su trabajo es muy diferente al que se vive en las redacciones, donde prima la inmediatez.

—Sí, es necesario un periodismo rápido, por supuesto, ligado a la actualidad, pero también hay espacio para un periodismo más lento. De hecho, yo hago una especie de apología de periodismo lento, incluso de la pérdida de tiempo, y les explico que, para algunos de mis reportajes o de mis libros, he descubierto los temas importantes cuando he regresado a los sitios. No siempre es posible trabajar así, pero a los alumnos les digo que tengan las herramientas para exprimir esa opción.

V'ITOR MEJUTO

—¿Cómo afrontó el confinamiento?

-—En esas fechas me había planeado realizar un gran viaje en bicicleta por Italia. No era estrictamente periodístico, pero pensaba buscar temas para escribir. Aunque no fue posible salir en las fechas esperadas, en verano pude hacerlo. Curiosamente, el confinamiento estricto del año pasado me dio la oportunidad de escribir un libro sobre el Giro de Italia, algo que no tenía previsto. El encierro obligatorio me ha dado esa oportunidad. El confinamiento me ha impedido viajar más, pero me ha obligado a estar en casa escribiendo. Ni tan mal.

—¿En qué nuevos proyectos trabaja? ¿Sueña ya con volver a viajar como antes de la pandemia?

—Sí, ahora estoy rematando la edición del libro, que se titula Cómo ganar el Giro bebiendo sangre de buey. Creo que saldrá a principios de mayo. Y estoy escribiendo reportajes. Sí, quiero viajar, aunque sea por España, que me interesa mucho también para hacer mis crónicas. Tengo permiso para trabajar, puedo quedar con gente y hacer visitas. Espero poder seguir haciendo mis reportajes más cerca, porque los temas son igual de interesantes.