«Me decían 'abuela, ¿por qué no puedes venir a vernos?', pero ahora voy a poder abrazarlos fuerte»

Julia Carrera, que vive en la Casa de Mayores Penarrubia, explica que al fin podrá ver a los suyos con menos limitaciones

Julia Carrera enseña algunos dibujos de sus nietos
Julia Carrera enseña algunos dibujos de sus nietos

Lugo / La Voz

Julia Carrera tiene 88 años y vive en la Casa de Mayores Penarrubia, una residencia ubicada en la parroquia lucense de Orbazai, a los pies de la ciudad amurallada. Hace ya más de un año desde que empezó la pandemia de coronavirus y esta mujer, natural de Vigo y que residió además en buena parte de las ciudades gallegas, explica que llevaba mucho tiempo esperando el momento en el que, suavizadas las restricciones, pudiese abrazar a sus hijos y nietos. «¡Y al fin ha llegado!», exclama.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

«Me decían 'abuela, ¿por qué no puedes venir a vernos?', pero ahora voy a poder abrazarlos fuerte»