El Sergas destina 15 millones a recuperar pruebas médicas y operaciones dilatadas por la pandemia

La factura del Covid que abonó la Xunta en el 2020 asciende a 90 millones, de los que 60 se incluyen en el déficit


Santiago

El Sergas quiere recuperar la actividad perdida durante el último año, sobre todo durante segunda ola de la pandemia, y para ello va a invertir 15 millones de euros para financiar 230.000 actos asistenciales extraordinarios. El conselleiro Julio García Comesaña llevó al Consello da Xunta un plan de recuperación que tiene como objetivo continuar con la actividad prevista y reducir las listas de espera. Según Alberto Núñez Feijoo, el trabajo realizado en los últimos meses ha permitido que no se incorporaran nuevos pacientes a las listas, aunque sí admite una dilatación de los tiempos de atención que se va a compensar con el refuerzo voluntario pero remunerado de la plantilla del servicio de salud. El plan espera asumir 115.000 pruebas diagnósticas, 92.000 consultas y 19.000 procedimientos quirúrgicos. Para abordar esta carga extraordinaria, García Comesaña planteó la utilización de todo el sistema con el planteamiento de un hospital único, de forma que se puedan optimizar todos los recursos de los que se disponen en los diferentes centros. El presidente gallego advirtió que una gran mayoría de los casos se atenderán en la propia área sanitaria, pero puso como ejemplo que una prueba radiológica en un hospital cuyo departamento está saturado podrá analizarse en otro distinto, pensando especialmente en aquellos centros comarcales que cuentan con menos recursos o especialidades.

La factura de la pandemia

El Gobierno gallego también presentó el cierre de las cuentas del 2020, totalmente distintas a las de cualquier ejercicio anterior por el impacto de la pandemia. Al margen de los cambios de orientación de cientos de partidas para destinarlos a la sanidad, las arcas también notaron la demora en el ingreso de los impuestos, una de las medidas tomadas a lo largo del año pasado para aliviar económicamente a las familias. En números redondos, la Xunta gastó en la crisis sanitaria 629 millones, y recibió por parte del Gobierno una partida extra de 540. Por tanto, la factura final rondará los 90 millones de euros, de los que 30 se han asumido desde los presupuestos a través de modificaciones; y los 60 restantes pasan a computar como déficit. Desde Madrid, en cambio, solo reconocen una diferencia en el balance de 45 millones de euros, una diferencia de criterio a la que Feijoo no ha dado mayor relevancia.

Galicia cierra el 2020 con una desviación del déficit del 0,1 % del PIB, por lo que se cumplieron las reglas fijadas por el Gobierno central, que dejaban un margen del 0,6 %. Con respecto al resto de comunidades, cada gallego debe 2.160 euros menos respecto al resto de los españoles. Los 4.800 proveedores de la Xunta cobraron sus facturas 18 días después de su recepción. 

Cribado en Vigo para atajar la variante brasileña

Feijoo también anunció en el Consello que el Sergas va a iniciar un cribado en Vigo entre jóvenes menores de 30 años para tratar de cercar las dos variantes brasileñas que se han detectado en las últimas horas en tres grupos distintos y en algunos casos sin relación identificada hasta el momento.  

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Sergas destina 15 millones a recuperar pruebas médicas y operaciones dilatadas por la pandemia