Las restricciones en Galicia desde el viernes: toque de queda, reuniones, hostelería y movilidad

«Estamos surfeando a cuarta onda sen impactos e espero que así sexa ao final», ha asegurado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo


la voz

Con los datos en la mano, con los pros y los contras de la situación en la que se encuentra Galicia, Alberto Núñez Feijoo anunció este miércoles el siguiente paso en la desescalada de Galicia. 

«Podemos acreditar que a situación é mellor ou estable en función dos indicadores que inspeccionemos», explicó Feijoo. En general, dijo, es «boa, sen dúbida, tendente á estabilización e na que cremos debemos avanzar na apertura progresiva e puntual». Y así será, desde el viernes. A última hora de este miércoles, el Diario Oficial de Galicia publicaba las normas que regirán la vida de los gallegos.

Toque de queda

Se retrasa una hora. El primero de los grandes cambios tiene que ver con la restricción de movilidad nocturna. Después de tres meses con el toque de queda fijado a las 22.00 horas, la Xunta ha decidido retrasarlo hasta las 23.00 horas. El final se mantiene en las seis de la madrugada. «Anoitece pasadas as nove e non tiña ningún sentido meter á xente na casa media hora despois. Cremos que é prudente chegar ás 23 horas dende o venres», anunció Feijoo. Solo cinco comunidades mantienen el toque de queda a las diez de la noche - Cataluña, Castilla y León, País Vasco, Baleares y Comunidad Valenciana-.

Hostelería

Restaurantes sí, bares no. Se mantiene el cierre a las 21.00 horas para todos los locales de hostelería, excepto para los restaurantes donde se podrán dar cenas hasta las 23.00 horas. Siempre hay que tener en cuenta que se debe llegar a casa antes de ese límite. ¿Quienes podrán ampliar horario? Los establecimientos con licencia de restaurante, siempre con cita previa y llevando a cabo un registro de clientes para poder controlar posibles brotes. Además, tienen que implantar controles de la calidad del aire con medidores de CO2. Esta última medida no tendrá que estar lista el viernes, pero sí comprometerse a que funcionará en «uns días». «Ás once da noite todo o mundo debe estar xa na súa casa», insistió el presidente. 

Movilidad

Se mantiene el cierre. Galicia continuará, por ahora, cerrada perimetralmente. De este modo, no se puede entrar ni salir de la comunidad excepto por motivos justificados: laborales, sanitarios o por regreso a la residencia habitual, pero no por turismo, por ejemplo. «É prudente proseguir co peche autonómico», explicó Feijoo, debido al empeoramiento de la incidencia en algunos territorios. 

En el interior de Galicia la movilidad sigue siendo libre entre todos los concellos, excepto en los que se encuentran en el nivel alto de restricciones: A Pobra, O Grove y Carballeda de Valdeorras. Estos tres municipios están cerrados perimetralmente de forma individual. 

Residencias de mayores

Más visitas y salidas. En las residencias se amplían las posibilidades de visita a cualquier persona, de uno en uno y con cita previa. Solo es necesario llamar y concretar el momento de la visita. Hasta ahora las visitas estaban limitadas únicamente a dos personas de referencia. También se amplían las salidas, que solo podían hacerse dos veces por semana durante dos horas. A partir del viernes, se podrá salir tres veces por semana y con una duración de cuatro horas cada una de estas tres veces. 

«Os maiores están vacinados», aseguró Feijoo. Es cierto que pueden contagiarse, aunque con una carga viral inferior. «Nesta situación a apertura é raonable».

Comercio

Vuelve a su horario habitual. El cambio en el toque de queda también implicará un cambio en los horarios de cierre tanto del pequeño comercio como de las grandes superficies. Ya no tendrán que bajar la persiana a las 21.30. ¿Qué pasa con los restaurantes de los centros comerciales? Si cumplen todos los requisitos citados anteriormente -licencia, reservas, registro de clientes y medidores de CO2-, podrán cerrar a las 23.00 para dar el servicio de cenas.

Actividad cultural, gimnasios...

Se vuelve al horario habitual en todos los ámbitos con la única limitación de cumplir el toque de queda fijado a las 23.00.

Reuniones sociales

Sin cambios. Las reuniones sociales, tanto en el ámbito público como en el privado, siguen limitadas a un máximo de cuatro personas en el interior y de seis en el exterior. También en los domicilios, algo que estuvo prohibido desde el Puente de San José hasta después de Semana Santa. De este modo, ¿puedo invitar a tres amigos a comer o cenar a casa? Sí, pero siempre cumpliendo las medidas de seguridad y sin quitarse la mascarilla excepto en el momento de comer y beber, como en la hostelería. Es la principal recomendación. 

Horario y aforo de la hostelería

Galicia sigue dividida en cuatro niveles en función de la situación epidemiológica, que afectan, sobre todo, a los aforos de la hostelería. El mapa de niveles quedará desde el viernes así:

Nivel extremo de restricciones

- A Pobra, O Grove y Carballeda de Valdeorras. 

- Hostelería cerrada excepto para servicio a domicilio. Bares, cafeterías y restaurantes no podrán abrir ni siquiera las terrazas. 

- Reuniones solo entre convivientes, tanto en espacios privados como públicos.

- Cierre perimetral e individual. 

Nivel alto de restricciones

- Concellos con una incidencia entre los 250 y los 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

- Municipios afectados desde el viernes: Monterrei, Cortegada, Padrenda, O Barco de Valdeorras, Rubiá, Barreiros, Carral, Boimorto, Boiro y A Illa de Arousa.

 - Hostelería solo abierta en terrazas con un aforo del 50 %. Cerrado el interior. El horario de cierre está fijado a las 21.00 horas, excepto para los restaurantes que pueden abrir hasta las 23.00.

 Nivel medio de restricciones

- Entre 150 y 250 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. 

- Desde el viernes: Irixo, Trabada, Meira, A Pobra do Brollón, Muxía, Cambre, Ortigueira, Ribeira, Meis, Ribadumia, Sanxenxo, Soutomaior, Vilanova de Arousa, As Neves, Gondomar, Vilaboa, Marín y Meaño.

- Se mantiene el aforo del 30 % del interior y el 50 % del exterior en la hostelería. El cierre es a las 21.00 horas para bares y 23.00 para restaurantes. 

  Nivel medio-bajo de restricciones

 - El resto de concellos de Galicia con una incidencia menor a 150 casos. 

 - El aforo interior en la hostelería está limitado al 50 % y en el exterior al 75 %. El horario de cierre es también a las 21 horas, excepto para restaurantes donde se atrasa a las 23.00.

¿Desde cuándo estarán en vigor todas las medidas?

Todas las nuevas restricciones entrarán en vigor el viernes. ¿Cuánto durarán? «Usamos el plazo de 10-12 días», dijo el presidente este miércoles. Dentro de dos martes se podrá evaluar y ver si se puede seguir abirendo la hostelería y ampliando el toque de queda, explicó Feijoo. A partir de ahí se tomarán decisiones. La actualización de ayuntamientos seguirá siendo los martes y viernes, es prácticamente automática.

Luces y sombras de la desescalada en Galicia

La estabilidad en la incidencia, la caída de la presión hospitalaria y el descenso de la mortalidad por coronavirus son puntos a favor para avanzar en la apertura. Preocupa sin embargo los incrementos puntuales en la transmisión, la incerteza en la vacunación, la cepa británica y la cuarta ola

La tercera desescalada en Galicia ha traído, sobre todo aciertos. Aciertos que permiten que este fin de semana se dé un paso más en la relajación de restricciones, especialmente en lo que a hostelería se refiere, pero que también subrayan la necesidad de continuar por la misma senda de prudencia en los avances. Así lo subrayaba el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo: en este camino hacia la nueva normalidad hay luces y sombras.

El principal punto a favor es la fotografía epidemiológica. Casi todos los indicadores arrojan una imagen de estabilidad en la transmisión del coronavirus. Galicia está «surfeando a cuarta ola, de momento, sen impacto». Las tasas de contagio se mantienen inalterables prácticamente desde el puente de San José (cuando se inició el proceso de desescalada). La incidencia a siete días era el 18 de marzo de 40 casos por cien mil habitantes y ahora es de 42. Lo mismo ocurre a 14 días: hace un mes era de 78 casos por cien mil habitantes y ahora es de 77. 

El último informe epidemiológico deja 175 casos activos menos que hace un mes y una situación claramente mejor en los hospitales: hay un 53 % menos de ingresos en la uci y un 20 % menos en las plantas covid.

Si estabilidad es el concepto que resume la situación actual, -ya a diez días del fin de de la Semana Santa y mostrando el impacto de la movilidad, que por el momento parece bastante limitado-, la frase que define la comparativa con diciembre es clara mejoría.

En relación a inicios de diciembre, la situación es mejor en prácticamente todos los indicadores. La tasa a siete días era de 87 casos por 100.000 habitantes y ahora es 42, una reducción de 45 puntos, mientras que a 14 días, la incidencia acumulada ha pasado de 204 casos por cien mil habitantes el 3 de diciembre a los 77 casos por cien mil actuales.

En Navidad había 7.136 casos activos y hoy hay 2.400 y además, la ocupación hospitalaria es en la actualidad un 55 % inferior en las plantas covid y ha descendido un 58 % en las unidades de críticos.

Ante estos datos, sumados a una baja tasa de positividad y a una caída de la mortalidad (hace 25 días que no se han registrado nuevos contagios en las residencias y la población mayor ha pasado de suponer el 18 % de los contagios en la primera ola a ser un 3,5 % en la actualidad) han permitido al presidente de la Xunta hablar de una situación «boa, sen dúbida, tendente á estabilización e na que cremos debemos avanzar na apertura progresiva e puntual».

Pero el optimismo no está exento de reparos, y esos reparos son las sombras de la desescalada. Se está observando cierto aumento en los contagios en algunas zonas, lo que viene a indicar que hay cierto incremento derivado de la Semana Santa y hay que estar vigilantes, especialmente en Vigo y Pontevedra. «Temos que estar áxiles» en la detección de casos y en el uso de indicadores adelantados como la incidencia a siete días,ha explicado Feijoo.

A ese incremento de los casos hay que sumar que el 90 % de los positivos que se secuencian en Galicia corresponden a la cepa británica, más contagiosa y que genera brotes más explosivos. Y además, aunque Galicia sortea de momento sus efectos, la cuarta ola es una realidad ya en algunas zonas de España, que está ya en clara tendencia al alza en la transmisión.

Pero quizá, la principal preocupación sea la incertidumbre sobre como va a continuar desarrollándose el proceso de vacunación. No solo por las interrupciones primero de AstraZeneca y ahora de Janssen, sino por la incerteza sobre la cadencia de administración de dosis en un futuro. 

Ojo, la situación es ahora buena, pero el presidente ha vuelto a reiterar que «se vemos que o índice sube, actuaremos. Se vemos que se dispara a incidencia, tomaremos as decisións que corresponda, sobre todo no ámbito da hostelería. Isto non acabou. A vacinación acaba de comezar»

Por eso, Feijoo ha insistido en pedir «o mesmo esforzo e rigor que mantivemos dende o Nadal e especialmente dende o 18 de marzo». De momento «estamos surfeando a cuarta onda sen impactos e espero que así sexa ao final». Feijoo dice que es optimista ante esta mayor apertura que acaba de anunciar, especialmente en la hostelería, un sector «clave» tanto en empleo como en interacción social.

En 15 días el comité clínico revisará la situación para comprobar el impacto real de la relajación de las restricciones, ya que los indicadores epidemiológicos empiezan a mostrar los efectos de las restricciones entre 10 y 12 días después de implantarse. Eso sí, la actualización de niveles de los concellos se mantendrá como hasta el momento: habrá dos revisiones semanales, los martes y los viernes. 

Feijoo, sobre el recurso de la Lei de Saúde: «É unha deslealdade que non merecemos»

La hoja de ruta está clara hasta el próximo 9 de mayo, cuando todo hace pensar que decaerá el estado de alarma. Los servicios jurídicos de la Xunta están estudiando el alcance de esta decisión, tanto en lo que se refiere al cierre perimetral de la comunidad como la restricción de movilidad individual y colectiva. 

«Todo parece indicar que a Lei de Saúde será recorrida e con solicitude de suspensión das partes», con lo que quedará sin cobertura legal. «É dobremente difícil poder xestionar a pandemia con rigor, seguridade xurídica e certezas» con esta situación, ha lamentado el presidente de la Xunta, que se ha mostrado «desgustado» ante la situación y la ausencia de comentarios sobre la evolución de ese recurso de la ley gallega sin «sequera abrir unha comisión mixta». 

A este respecto, el presidente ha confirmado que Alfonso Rueda, vicepresidente primero, ha enviado una carta al ministro Iceta para solicitar una comisión mixta para evaluar el recurso de inconstitucionalidad. «A resposta foi ningunha» y toda la información que tiene la Xunta es que el Gobierno recurrirá la ley y que lo hará solicitando la suspension inmediata de determinados contenidos de esa ley sin comunicarse con el Ejecutivo autonómico. «Estamos preparados para recibir a comunicación do Constitucional». La situación es «unha deslealdade que non merecemos», ha lamentado el presidente de la Xunta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Las restricciones en Galicia desde el viernes: toque de queda, reuniones, hostelería y movilidad