Vacunados con AstraZeneca que lo tienen claro: «Quiero la segunda dosis»

Trabajadores de distintos ámbitos dan sus argumentos a favor de este suero


En Galicia, se administraron ya más de 160.000 vacunas de AstraZeneca —son datos del domingo—. La gran mayoría de estos viales fueron inoculados a trabajadores considerados esenciales, como profesores, cuerpos y fuerzas de seguridad o sanitarios y sociosanitarios que no están en primera línea de lucha ante el covid. Muchos tienen menos de 60 años y hace unos días se decidió que en España no se administrará esta vacuna a menores de esa edad. ¿Qué pasa con su segunda dosis? Sanidad todavía no tiene decidido qué hará. Estudia distintos escenarios, desde que se queden solo con el primer pinchazo —calculan que la protección es del 70 %— a ponerles otro suero de tipología ARN —los de Pfizer o Moderna—. La ciencia avala la mezcla de vacunas que ya han anunciado otros países. Es más, hay científicos que indican que no solo son compatibles, sino que combinarlas aumenta su eficacia. Sin embargo, en este momento en el que la vacunación frente al covid centraliza todas las conversaciones, hay muchos vacunados que prefieren que los vuelvan a pinchar con AstraZeneca. Y así lo dicen.

JULIO IGLESIAS (ALCALDE DE ARES)

«QUIERO LA SEGUNDA DOSIS, LO RECOMIENDA LA OMS»

Julio Iglesias, alcalde de Ares, recibió la primera dosis de AstraZeneca en el plan piloto con el grupo de edad de 50 a 55 años que se realizó en marzo en las instalaciones de FIMO, en Ferrol. Está a la espera de que en junio le inyecten la segunda dosis y manifiesta, de forma categórica, «quiero que la segunda dosis también sea de AstraZeneca, porque es lo que recomienda la OMS». Asegura que recibió «encantado» la cita para la primera dosis y no comparte el recelo mostrado por algunas personas hacia este preparado. «No tuve ninguna reacción, solo me dolió un poco la zona del pinchazo». Julio Iglesias insiste en que, según la OMS, la segunda dosis es necesaria para lograr la efectividad de la vacuna y la posibilidad de mezclar dos fármacos distintos todavía está en estudio.

ALEJANDRO LLOVO (VETERINARIO DE RIBEIRA)

«LA VACUNA ES SEGURA, YO NO ME DEJO INFLUENCIAR»

Sin dudarlo, el veterinario ribeirense Alejandro Llovo, de 54 años, se pondría la segunda dosis de la vacuna de AstraZeneca, «porque confío en que es segura y no me dejo influenciar por muchas noticias que se dan». Insiste en que los casos de trombos que han aparecidos vinculados a esta fórmula son anecdóticos, «y hay medicamentos que también los pueden producir. Si mucha gente leyera el prospecto de la aspirina no la volvería a tomar».

MARÍA IGLESIAS (VECINA DE O BARCO)

«COMPLETAR EL PROCESO ES ALGO QUE ME HACE ILUSIÓN»

María Iglesias, vecina de O Barco de Valdeorras de 50 años, se sometió a la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca el pasado 13 de marzo, cuando fue citada en el hospital comarcal. Allí se encontró un equipo de sanitarios que resolvió todas sus dudas y temores de un plumazo. «Fue una buena experiencia. Yo no tengo problemas de salud de ningún tipo, y ahora lo que deseo es recibir la segunda dosis y terminar ya», explica Iglesias, que admite tener temor al covid-19 antes que a cualquier rumorología infundada sobre la vacuna. «Personalmente, completar el proceso es algo que me tomo con ilusión», agrega.

SILVIA IGLESIAS (PROFESORA DE CERCEDA)

«MALIA OS RISCOS, EU QUERO A SEGUNDA DOSE»

Silvia Iglesias, de 38 años y profesora de infantil del CPI O Cruce de Cerceda, tiene claro que quiere ponerse la segunda dosis de AstraZeneca. Tiene 38 años, toma anticonceptivos y es fumadora por lo que, a priori, figura en el grupo de mayor riesgo ante un trombo. «Segundo din os estudos, as mulleres de menos de cincuenta temos máis risco a sufrir un trombo, e no meu caso, ao tomar anticonceptivos orais e ser fumadora, máis. Aínda así, prefiro poñer a segunda doses e quedar vacinada de todo, hai xente que prefire que lle poñan a Janssen, eu quero que me poñan xa a segunda da mesma e acabar coa vacinación».

MARÍA MOREIRAS (PROFESORA DE RODEIRO)

«OU QUERO A SEGUNDA OU NINGUNHA, MESTURAS NON»

María Moreiras, de 37 años, cree que hay un alarmismo injustificado con la vacuna que le fue inoculada, la de AstraZeneca. «Hai moitísimos medicamentos que provocan máis efectos secundarios. Non creo que haxa que estar alarmándose», indica. Luego, señala que ella prefiere que la vuelvan a pinchar con el mismo suero: «Ou quero a segunda dose ou ningunha, mesturas non. Non se coñecen estudos sobre esas combinacións, así que prefiro que me pinchen outra vez a de AstraZeneca».

XOÁN HERMIDA (GERENTE DE HOTEL, CAMBADOS)

«NON ME VOU POÑER UNHA DOSE DE OUTRA MARCA»

A Xoán Hermida, gerente de un hotel de Cambados, le llamaron para pincharse en la vacunación masiva piloto a personas de entre 50 y 55 años. Es tajante con el asunto de la segunda dosis de la vacuna AstraZeneca: «Non me vou poñer unha segunda dose doutra marca», indica. Luego, argumenta que «en farmacoloxía non hai risco cero, pero vendo as mortes e os efectos secundarios do covid, que xa veremos se son crónicos, da vergoña o nivel de populismo dos políticos. É a vacina máis barata, eu quero esa».

Información elaborada con las aportaciones de Ana Lorenzo, Carmela López, Pablo Varela, Caterina Devesa y María Hermida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Vacunados con AstraZeneca que lo tienen claro: «Quiero la segunda dosis»