Polémica entrevista a Ismael Álvarez, condenado por el caso Nevenka

La Voz REDACCIÓN

SOCIEDAD

LUIS DE LA MATA

El exalcalde de Ponferrada reiteró que «es inocente» y se negó a pedir perdón a la exconcejala en la televisión de Castilla y León: «A mí me han condenado sin pruebas»

09 abr 2021 . Actualizado a las 17:13 h.

La entrevista que la pasada noche del jueves ha realizado Castilla y León Televisión al exalcalde de Ponferrada Ismael Álvarez, condenado por acosar sexualmente a la exconcejala Nevenka Fernández, que fue la primera mujer en España en denunciar públicamente este tipo de acoso hace 20 años, ha generado un rechazo en redes sociales e incluso la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, la ha calificado de «inadmisible».

En la entrevista, el exalcalde se ha negado a pedir perdón a Nevenka, ha asegurado que no se arrepiente de nada porque su condena fue absolutamente injusta y se ha declarado «inocente».

La entrevista ha sido realizada por el periodista José Luis Martín, director del programa Cuestión de prioridades, quien ha comenzado las preguntas advirtiendo que Castilla y León Televisión ha estado y está al lado de las víctimas de cualquier tipo de violencia y en especial con las que sufren acoso sexual, según recoge Efe.

Ha añadido que la entrevista a Ismael Álvarez tiene un «especial interés informativo» tras el documental sobre el caso Nevenka de Netflix y ha explicado que la única condición impuesta por el exalcalde para romper su silencio con la entrevista ha sido que esta fuera en directo, algo que así ha sido y que en determinados momentos ha sido tensa e incluso el director del programa le ha dicho al entrevistado que supone que mucha gente que la haya visto se habrá sentido ofendida por lo que ha dicho.

Álvarez ha asegurado que la sentencia del caso Nevenka fue «injustísima» y la achacó a que «un juez quería condenarme». Además ha aprovechado la ocasión para arremeter contra Nevenka Fernández y asegurar que miente y que él puede «demostrar 30 mentiras suyas». 

«Me han condenado sin pruebas», afirmó para seguir defendiendo que «no he cometido ningún delito». Añadió además que «al más mínimo error habría pedido perdón, pero no hubo error», defendió. 

Ismael Álvarez presumió de haber contado «desde aquel día hasta hoy el apoyo de los ponferradinos» y negó ningún tipo de presión social hacia la víctima que terminó primero ella y luego su familia, marchándose de la ciudad. «Nadie la echó de aquí, en Ponferrada cabemos todos», aseveró. 

El exalcalde de Ponferrada aseguró que iría a una manifestación feminista porque está «a favor de la lucha de la mujer» pero cree que «sería mal recibido». «Más respetuoso que yo no hay nadie», aseguró.

Álvarez incluso se ha quejado del tono de las preguntas que le hacía el periodista y llegó a protestar por «no estar nada de acuerdo» con el enfoque de las entrevista. Y ha terminado recordando a su madre, después de que le preguntasen si había alguna vez pensado en la familia de Nevenka. «Mi madre también lo pasa mal», aseguró. Defendió que él viene «de una familia muy seria» y que en Ponferrada «todos saben de la familia que viene uno». 

«Tráteme usted como un ser humano, soy un ser humano», le rogó antes de terminar. 

Numerosas reacciones tras la entrevista

El anuncio de esta entrevista por parte de la cadena ha generado rechazo desde la tarde de ayer.

Entre esos comentarios censurando la entrevista se encuentra Adriana Lastra quien, a través de su perfil de twitter, ha escrito: «Para Castilla y León Televisión es Cuestión de Prioridades darle voz a un acosador condenado. No a Nevenka, ni a su abogado, o a las asociaciones de mujeres que la apoyaron. No, a su acosador. Es inadmisible. No tenéis vergüenza».

En esa misma línea, el líder del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, ha escrito que «el espectáculo o la audiencia no valen como excusa y menos si se trata de dinero público. La voz debe ser para la víctima, nunca para un condenado por acoso. Creímos, por un momento, que habíamos avanzado en igualdad pero en Castilla y León hay quienes no cambiarán nunca».

La secretaria de Organización del PSOE en esta comunidad también ha sido muy crítica por esta entrevista y ha dicho: «Mientras cadenas nacionales privadas vetan a supuestos maltratadores, a un acosador condenado deciden entrevistarlo en Castilla y León Televisión. Sencilla y llanamente no doy crédito, ni lo merecen la víctima, ni ninguna mujer. Lamentable».

También la secretaria de acción institucional de Podemos en Castilla y León, Lorena González, ha considerado «indecente» llevar a acosadores a la televisión.

«Nevenka se atrevió a decir 'no es no' cuando nadie lo decía»

CATERINA DEVESA

Para las nuevas generaciones el nombre de Nevenka no significa nada. Precisamente por eso, Ana Pastor, directora de Newtral, tuvo claro que su historia tenía que ser contada. Un proyecto que tardó años en hacerse realidad y que finalmente se estrena el viernes 5 de marzo en Netflix. Así, tres episodios recuperan la primera sentencia condenatoria por acoso sexual en el trabajo en España, la que dio la razón a Nevenka Fernández, que entonces, en el 2001, era una joven economista de 26 años que ocupaba el cargo de concejala de Hacienda no muy lejos de Galicia, en el Ayuntamiento de Ponferrada, contra su jefe, el alcalde popular, Ismael Álvarez. «El documental nace de la insistencia de Ana y de la predisposición de Nevenka a romper su silencio», explica Maribel Sánchez-Maroto, directora de una docuserie que no dejará indiferente a nadie. «Desde que Ana conoció a Nevenka, hace unos diez años, tuvo claro que su historia estaba por contar, pero ella, después de la sentencia y de la rueda de prensa que dio tras acabar el juicio, no volvió a hablar. Se fue del país y decidió mantenerse en un segundo plano. El movimiento global del Me Too y el éxito de las manifestaciones del 8M en España en el 2017 fueron el resorte que la hacen llegar a la conclusión de que puede poner voz y rostro a las mujeres que están pasando o han pasado por lo mismo. Entonces decide dar el paso y ser valiente. Lo fue en su momento y lo es ahora por romper su silencio sabiendo que se vuelve a poner en el primer plano», indica Maroto.

Seguir leyendo