Las quejas de los que esperan por la vacuna

La Voz

SOCIEDAD

Vacunación de personas de entre 60 y 65 años en el hospital de Verín
Vacunación de personas de entre 60 y 65 años en el hospital de Verín Santi M. Amil

Mutualistas, mayores de 80 y familiares relatan su situación, que en muchos casos es desesperada

09 abr 2021 . Actualizado a las 10:38 h.

Roberto Prado Giménez (A Coruña)

«Soy del 3 de enero de 1942, tendría que ser de los primeros en llamarme, he llamado infinidad de veces al Sergas y cada vez me dan una respuesta diferente. No sabemos qué hacer».

Leticia (Ponteceso)

«Miña avoa, dependente e con 93 anos, aínda non recibiu nin a primeira dose da vacina. Tampouco sabemos cando será e por letra, xa lle tería tocado. Pois, no mesmo concello chamaron a persoas que por apelido irían despois ca ela».

Xosé Manuel Pazo (Ferrol)

«Son do ano 1957. Non recibin ningún tipo de chamada nin sms citándome. Chamei a distintos teléfonos para mirar de solucionar o problema se houbera: 881 002 021, 981 569 590... Despois de numerosos intentos e esperas de moitos minutos contestáronme desde o 981 569 590 para indicarme que tiña que chamar ao 881 002 021...que sempre está comunicando. Curiosamente si recibín unha chamada do SAS desde Sevilla».

Miguel (A Coruña)

«Mi madre de 88 años, María Luisa García Rodil, pendiente de la vacuna, me han dicho que esté pendiente del teléfono. El estrés que causa. Es patética la situación. Gracias por dejarme expresarme. Intento que me den una solución por parte del Sergas y llevo semanas pendiente. Un saludo cordial».

Toñi (Ourense)

«Mis padres mutualistas de Isfas. Mi madre nacida en 1942 y mi padre nacido en 1946 no han sido convocados para la vacuna y lo peor de todo es que no aparecen en las listas del Sergas por ninguna parte. Desde Isfas se nos dice que han pasado bien los datos. Hemos llamado a mil números y de unos nos pasan a otros. Está abierta una incidencia a ver si se puede solucionar. Gracias»

María Jesús Quintillán Méndez (Narón)

«Hola a mi todavía no me avisaron para vacunarse en el grupo de 55 años a 65 años. ¿Qué tengo que hacer? Gracias».

Oliva González Fernández (Santiago de Compostela)

«Como paciente, pertenezco a Muface. Nacida el 18/01/1941 Tengo 80 años cumplidos. A día de hoy, 08/04/2021 todavía no me han llamado para recibir la primera dosis. He hablado en varias ocasiones con Muface que me ha dicho que han volcado mis datos correctamente al Sergas. He presentado reclamación vía telefónica al teléfono de saúde publica 881 548 675. ¿Me pueden informar de cómo puedo reclamar de manera efectiva? Gracias».

Anabel (Mazaricos)

«Mi tío de 80 años también está esperando la llamada para vacunarse. Dijeron que este miércoles estarían ya todos los de 80 vacunados pero no es así».

Rosa (Marín)

«Mi abuela tiene 84 años y es dependiente. Todavía no ha recibido la primera dosis».

María del Pilar Leis Castro (A Coruña)

«He nacido en 1969, tengo 52 años cumplidos ya, y mi apellido empieza por L. Según los medios de comunicación, y también por testimonios directos de amigos y familiares, ya hace semanas que ha finalizado la vacunación de las personas pertenecientes a mi franja de edad. Al no haber sido convocada me dirigí por mail a la dirección vacinas@sergas.es con fecha 15/03/2021 explicando mi caso sin haber obtenido, pasadas ya tres semanas largas, ningún tipo de respuesta».

Jose Manuel Quiñones Llamas (Vigo)

«Nacido el 10/01/1956 y pese a que el inicio en mi caso de la vacuna era a partir de los nacidos en el 56 y por antigüedad pues no he sido citado, mientras si lo eran algunos nacidos en el 57. He presentado una incidencia, si bien me indicaron que el plazo de darme respuesta lo desconocían. Soy jubilado del Isfas».

Raquel (A Coruña)

«Soy trabajadora en la sanidad privada y todavía no he sido vacunada, mientras que profesionales de la sanidad pública que ejercen la misma actividad ya han sido vacunados hace bastantes semanas. El COMC está al tanto de dicha situación, pero sigo sin recibir noticias».

Asunción Lorenzo (A Coruña)

«Tengo 65 años y asistencia sanitaria de Muface a través de Adeslas (no es un seguro privado). No están vacunando a este colectivo, que parece que se encuentra en tierra de nadie. Muface no contesta al teléfono».

Julio F. V. (A Coruña)

«A mi padre nacido en 1939 (este año cumple 82 años) no lo han llamado para administrarle la primera dosis. Llamamos al Sergas el martes y, tras pasarnos por varios teléfonos y esperar más de 40 minutos, nos dicen que le habían llamado y no había contestado. Les dijimos que no nos constaba ninguna llamada y habíamos estado pendientes del teléfono fijo y móvil. Luego nos dijeron que el número de contacto que les figuraba, y no era correcto, por lo que se lo dimos. Mi padre es de Muface y hace semanas recibió una carta para verificar sus teléfonos de contacto y estaban bien. Ayer llamamos de nuevo al Sergas y pusieron la incidencia aunque no les constaba la del día anterior. En la Casa del Mar (donde deberían haberle citado) nos dijeron ayer que ya habían acabado con los de la primera dosis para mayores de 80 años. Además hemos puesto reclamaciones a través de CONTACTE (servicio online de reclamaciones del Sergas) y por email a varias direcciones del Sergas relacionadas con vacunas. Todos nos dicen que llamemos al número de teléfono Covid (881 002 021), que es lo que hemos estado haciendo hasta ahora sin obtener ninguna solución ni cita para la vacunación (cuando logramos que nos conteste alguien porque está saturado y hoy aún no nos lo han cogido). Mi padre es persona de riesgo y nos da miedo que no lo llamen hasta dentro de unos meses. A mi madre, nacida en 1942, también la tenían que haber llamado esta semana para ir a ExpoCoruña pero tampoco la han citado. Ayer nos dijeron que al Sergas les figuraba solo un teléfono fijo (cuando a Muface les proporcionó también uno móvil) pero no ha recibido ninguna comunicación. Tememos que pase lo mismo que con mi padre y no la llamen. También es paciente de riesgo. No sabemos si hay algún problema con las personas de Muface, pero no nos dan ninguna solución y ahora están vacunando a personas más jóvenes y ellos en casa esperando sin saber cuándo les tocará. Han estado cumpliendo las normas estrictamente todos estos meses y ya está haciendo mella en ellos la falta de contacto con otras personas (solo los vemos cuando salen a pasear de vez cuando), además de acelerar el proceso de demencia. Mi padre ha sido trabajador público y parece ahora que es ciudadano de segunda. Entendemos la complejidad que supone el proceso y agradecemos a los/as sanitarios su dedicación, pero deberían asegurarse de que todos/as los/as mayores de 80 están vacunados antes de empezar con los/as de menor edad. Gracias a La Voz de Galicia por interesarse por estos casos, que parece que son numerosos».

Jorge Montero Castro (Narón)

«Tengo una hija (María del Mar Montero) con Síndrome de Down y 45 años. Me pareció haber entendido que estas personas serían vacunadas con las de 80 años. A día de hoy aún no ha sido llamada. Muchas gracias».

Joaquín Vázquez Domínguez (Cenlle)

«Soy hija de Joaquín Vázquez Domínguez (D.N.I. 34930410 T) Tiene 93 años vive en Cenlle (Ourense) y a día de hoy aún no me han llamado para ir a vacunar a mi padre que no puede salir de casa».

Erundina Vázquez Serén (Lugo)

«Nací en el 46, mi marido en el 45. A él lo han citado y a mí no».

Justo Beramendi González (Santiago de Compostela)

«Soy catedrático de universidad jubilado y mutualista de Muface nacido en 1941. Actualicé mis datos en su día. Anteayer llamé al teléfono covid de la Xunta porque no me habían citado para la vacunación. Me dijeron que no me preocupase porque todavía "quedaban muchos mayores de ochenta sin vacunar". Hasta hoy. Seguimos igual».

Petra Sánchez Álvarez (O Porriño)

«Nací el 22 de Septiembre de 1958. Entro dentro del grupo de nacidos entre 1956 y 1961 que empezaron a ser vacunados con AstraZeneca el pasado Martes 6 de abril. Aún no he recibido la citación».

Aleksandar Colic (O Porriño)

«Mi fecha de nacimiento es 08/01/1961. Entro en el grupo (para vacunar con AstraZeneca) de los nacidos entre 1956 y 1961 pero todavía no me han llamado».

José María Orbaneja Orjales (Ferrol)

«Fecha de nacimiento 28/03/1956. No fui citado teniendo todos los datos al día y comprobados con el Sergas».

Carmen González Vázquez (Pontevedra)

«Mi madre tiene 96 años, reside en Pontevedra y pertenece al colectivo de Muface. Llevamos casi 2 meses acudiendo a todos los estamentos necesarios para que la incluyan en las listas de vacunación y nos hemos encontrado continuamente con respuestas faltas de lógica. Estamos en una situación desesperada, incluso hemos escrito al Defensor del Pueblo pero está visto que como Galicia no está inmersa en período electoral, una persona un voto, no nos hacen caso. Algo tan fácil como remitir los datos desde Muface al Sergas con carácter de urgencia. Nos encontramos con vuelva usted mañana, con la indignación que produce el enterarse de que cada día se desechan dosis de vacunas. Increíble pero cierto. Y el tener que oír que Galicia va a la cabeza en vacunación de nuestros mayores. ¿De dónde se sacarán los políticos esta afirmación?, pregunto yo. Por tanto hago una denuncia del trato, la ineficiencia de nuestros servicios de vacunación y haré responsables a cada uno de los estamentos a los que he acudido si mi madre se viera afectada por el virus cuando le correspondía ya estar vacunada. Por no hablar ya de la persona que está al cargo de sus cuidados. Preocúpense más de los ciudadanos de mayor edad, ya digo 96 años, y menos de salir guapos en las fotos de prensa».

José Antonio Saavedra (Betanzos)

«A día de hoy siguen sin citarme, ni a mí ni a mi esposa, ambos de 82 años. Somos de Isfas y comprobamos que el listado de Isfas que supuestamente pasaron al Sergas estaban los datos correctos. Después de múltiples intentos conseguimos hablar con el Sergas y nos dicen que ya llamaron y el teléfono tiene un dígito incorrecto. Abrieron una incidencia el lunes 5 de Abril. Sin más noticias hasta este momento».

María Paz Rodríguez Aldegunde (Bergondo)

«Tengo 86 anos y todavía no me han llamado para vacunarme».

Alicia Pazos Castro (Vigo)

«Nací el 14 noviembre 1947 y ya llamaron a personas de mi edad».

Lola (Vigo)

«Mis padres están en Muface. Previendo que podía haber retrasos o fallo en la transmisión de datos al Sergas, llamamos el 6 de abril para ver si tenían sus números de teléfono, etcétera. Tenían el de mi madre, el de mi padre no. Anotaron todos los datos. Hoy hemos vuelto a llamar, dicen que como son de otra mutualidad que entran en el grupo de vacunación que les toca, pero que igual los llaman de 5 a 6 días más tarde que a las personas de la seguridad social, que sí tienen sus datos desde el día 6 (¿si no nos hubiésemos preocupado y llamado, no los tendrían? Porque precisaron desde el día 6, no desde que Muface hubiese volcado los datos). Continuaremos pendientes de los teléfonos hasta que los citen. Evidentemente la Xunta no va a cumplir con los plazos, si la vacunación de este grupo se suponía que terminaba el domingo y a mis padres van a tardar de 5 a 6 días en avisarlos».

María del Carmen (Becerreá)

«Tengo seguro Muface, llamé para ver si estaban bien mis teléfonos en Sergas y Muface. En ningún sitio me solucionan nada. Tengo 81 años y sigo sin vacunar».

Javier Pérez Martí (Narón)

«Soy mutualista de ISFAS y usuario de la sanidad privada (Adeslas) y tanto a mi como a mi esposa y a varias parejas de nuestra misma franja de edad (60-65) y en la misma situación no nos han contactado para vacunarnos, como tampoco contaron con nosotros cuando hace poco se hizo un cribado masivo en Narón. Gracias».

Ylenia Varela Varela (Dozón)

«Son a propietaria dunha casa niño en Dozón (Pontevedra). Nin a min nin a ningunha das miñas compañeiras titulares de casas niño repartidas por toda a xeografía galega fomos citadas para a vacinación. Dependemos de Política Social da Xunta de Galicia e supostamente os nosos datos xa os debería ter o Sergas. Estamos traballando todos os días con nenos que non usan máscara (0 a 3 anos) e polo tanto moi expostas ao virus. Puxemos reclamacións e incidencias e seguimos sen ser chamadas, agora coa paralización de novo de AstraZeneca pois non sabemos canto tempo pasará ata que se decidan a vacinarnos. Unha vergoña nos parece esta situación».

Rita (Taboadela)

«Son responsable dunha Casa Niño subvencionada pola Xunta de Galicia (educadora infantil con crianzas de 0 a 3).Pediunos os datos a Consellería de Política Social para entrar como persoal preferente na lista de vacinación e pasado mais dun mes botan a culpa ao Sergas da desorganización. O Sergas di que non ten os nosos datos. Están abertas incidencias no teléfono de covid pero as casas niño seguimos sen vacinar. E sen ningún tipo de información. E sabemos que hai escolas infantís e galiñas azuis totalmente vacinadas».

José Antonio Castro Purriños (A Coruña)

«Nací en el año 1.946 y aún no me han avisado y mi esposa ya la vacunan hoy. Nació en el 1.942 y a sus amigas,que son más jóvenes, ya las llamaron el Lunes 5.¿Demora?»

María (Lugo)

«Hola, soy técnico auxiliar de enfermería en una clínica privada y todavía no nos han vacunado. Ya hemos pasado los datos y ya hemos reclamado. Gracias».

Josefa Ordóñez Iglesias (Santiago de Compostela)

«Soy mutualista de Adeslas. Mi fecha de nacimiento es 20 de julio de 1956. Deberían llamarme a vacunar los pasados días 6 y 7 porque me correspondía por edad y aún sigo esperando. Parece que los que no tenemos cartilla del Sergas, esto es, los mutualistas, no contamos».

José Justo González (Ourense)

«Mi madre es mutualista del Isfas y con 81 años y no la han llamado».

Cándido (Friol)

«Mi padre tiene 87 años, mutualista de Isfas, y hasta el momento no lo han llamado para la primera dosis de la vacuna. LLamé la Centro de Salud de Friol y me dicen que "eso" lo lleva el Sergas, también lo hice al Isfas y lo mismo».

Pedro (Culleredo)

«Mi madre con 91 años no ha sido llamada para vacunar con la primera dosis».

María Dolores Figueira Martínez (Noia)

«Nacín no 1957 e non me citaron para a vacina».

María del Carmen Vázquez Rebollar (A Coruña)

«Tengo 66 años y soy docente en activo en el CIFP Ánxel Casal de Monte Alto, A Coruña . Han vacunado a todos mis compañeros excepto a mí».

José Fernández (Ourense)

«A mi madre de 83 años tenían que haberla llamado para vacunarse, puesto en contacto con el centro de salud que le correspondía me informan que como es de MUFACE, y no tiene médico en dicho centro va en una lista aparte. Que primero van los que tienen médico en dicho centro y luego irán los demás. En teoría han terminado de vacunar todas las letras pero todavía no la han llamado».

Belén (Tenerife)

«Mi padre vive en A Coruña desde que nació. Tiene 87 años. No le han llamado desde el Sergas y es de alto riesgo porque padece EPOC».

Javier (Lugo)

«Mis padres ambos muy mayores (98 y 88 años) siguen a la espera de ser avisados, viven con cuidadora en Lugo capital y, pese a que hemos llamado en varias ocasiones al centro de salud, no tenemos ni idea de cuando se les va a vacunar».

José Maneiro (Porto do Son)

«En la vacunación masiva realizada en Barbanza los días 6 y 7 de abril vacunaron a los nacidos en 1956 que viven en mi entorno con la vacuna de AstraZeneca. A mi no me avisaron. Me puse en contacto con el Sergas. Pregunté si sería por ser mutualista de Muface (Adeslas). Me dijeron que no y que abrían una incidencia. Toca esperar pacientemente y a ver que pasa en las siguientes tandas de vacunación. Uno se ve impotente ante las dificultades para entrar en contacto con el Sergas (teléfonos colapsados) y una vez que lo logras contrastan tus datos, abren una incidencia (hasta aquí bien), pero no te explican por qué quedaste sin convocar ni cuando lo harán. Te dejan con la duda y la desconfianza».

Ali (Coruña)

«Trabajo en investigación con muestras covid. Recibí la primera dosis de AstraZeneca de últimos (los de investigación somos los últimos por la cola), a pesar de tratar todos los días con muestras covid. Ahora no tenemos segunda dosis».

Faustino Vázquez Seoane (A Coruña)

«No me han llamado (64 años)»

Charo (Boiro)

«A mi hijo lo llamaron hace un mes y el mismo día de vacuna anularon y no han vuelto a llamar y es un gran dependiente»

Lola Rodríguez (Vigo)

«Formo parte del grupo de 50 a 55 años. Vacunaron un fin de semana a un grupo empezando por la H y ya no se ha sabido nada más, ¿qué pasa ahora con los que no llamaron?»

Eva Rodríguez (Redondela)

«Soy trabajador transfronterizo (cotizando en la SS portuguesa) Tenemos derecho a asistencia sanitaria como un trabajador español. He lanzado consultas a Consellería de Sanidade, Saúde Publica, CEG, Ministerio de Sanidad, porque me están discriminando por no entrar en los cribados aleatorios de mi zona ni en los farmacéuticos. También necesito información sobre mi vacunación y no logro que NADIE me conteste. Gracias».

Ana (A Coruña)

«Tengo 62 años, cumplo 63, y no me han llamado para vacunarme cuando sé que llamaron a otras personas de mi edad, ¿dónde puedo dirigirme para preguntar?».

Maribel (A Coruña)

«Profesora sustituta de infantil, educación especial y primaria».

Icíar Solano (Pontevedra)

«Mi caso es como el de los demás funcionarios de la Administración General del Estado a los que la Xunta considera ciudadanos de 4°. Excluidos de cribados, excluidos de test de farmacia, excluidos de PCR, los jubilados de más de 80 luchando para que los incluyan en las listas. Y ahora también excluidos de las vacunaciones masivas por edad. Funcionarios de Isfas, Muface, etcétera. Así sin explicaciones. De las primeras exclusiones se podía pensar en fallos de coordinación, de estas ya solo mala fe. Si no son capaces de prestarnos asistencia en las mismas condiciones que a los demás ciudadanos, que nos dejen vacunar en las distintas compañías. Y lo peor, la falta de información y transparencia. Gestión nefasta del SERGAS y descontento e indignación general»

Alfonso Castro Sánchez (A Coruña)

«Mi abuelo Alfonso Sánchez González, mayor de ochenta años, no ha sido vacunado, ni ha recibido ninguna llamada o cita del Sergas para vacunarse. La primera vez que llamamos al Sergas nos indicaron que ello fue porque mi abuelo pertenece a la Mugeju y si bien la mutua facilitó sus datos personales, no indicó ningún dato para localizarle. En la Mugeju nos informaron de que remitieron las listas en febrero incluyendo también su teléfono de contacto. Desde la primera reclamación al Sergas hace nueve días siguen sin darle cita para vacunarle, limitándose a recoger incidencias de cuyo resultado no nos han informado nunca e indicándonos motivos diferentes para no dar cita a mi abuelo. Entiendo que no se van a respetar los grupos prioritarios del plan de vacunación pues se está dando cita a las personas de entre 75 y 79 años, y a mi abuelo de 81 años no se le ha dado cita todavía, y tampoco el trato a mi abuelo ha sido equitativo con relación a los de su mismo grupo de edad, todo ello, además en unas circunstancias en que está en riesgo su salud».

Aura López (Vilaboa)

«Hola: Tengo 84 años y patologías previas "importantes". A mi marido ya lo han vacunado, pero a mí, según me dijeron del propio ambulatorio en que me correspondía la vacunación (Acea da Ama), me han saltado por error. Por mi apellido hace ya semanas que me habrían puesto la primera dosis pero a día de hoy, después de algunas mañanas interminables intentando hablar con mi mutualidad, con el Sergas y con el servicio de incidencia de vacunaciones, aún no he conseguido nada; solo que me rebotasen de un teléfono a otro sin solución (porque la culpa no es de nadie), hasta que finalmente un trabajador me prometió, la pasada semana, que volverán a llamarme. Pero a día de hoy, sigo sin recibir esa llamada y sigo sin cita. No digo, por supuesto, que tenga que ser la primera persona en ser vacunada mañana por la mañana, pero un poco de respeto por los mayores y un poco de cuidado para enmendar SUS errores no estaría mal, ¿no les parece? Entretanto, por "sentidiño", (que yo aún lo tengo todo, por suerte), sigo sin poder estar con mis nietos ni con ningún amigo, aunque a la mayoría ya los han vacunado, y así llevo más de un año. E insisto: creo que me molesta más la poca predisposición a enmendar SU ERROR que el error en sí. Porque tienen conocimiento de que lo han hecho mal y llevan semanas sin hacer NADA por solucionarlo. Saludos».

M. José Pérez Cerdeira (A Coruña)

«Mi padre, José Daniel Pérez Vilariño, de 90 años, tenía centro medico en Os Maios (A Coruña). Desde este verano, y dada la incidencia de covid aquí en la ciudad, se traslada a Pobra de Trives (Ourense) donde tiene una casa. Solicitamos médico desplazado en esa localidad para que pudiese estar atendido y fuese vacunado cuando le correspondiese, Hasta la fecha no hemos tenido notificación ni para la primera dosis de la vacuna».

Alejandro Díaz López (Vigo)

«Fecha de nacimiento 1 de junio de 1945. Han llamado a otras personas anteriores y posteriores a mi fecha de nacimiento».

María Mercedes (Lugo)

«No me han llamado para vacunarme».

María Jesús Aradas (A Coruña)

«Han citado a personas en A Coruña nacidas en mi año (1957) algunas nacidas meses antes y otras meses después, yo no estoy citada».

María del Mar Arias Lorenzo (Taboadela)

«Mi madre tiene 86 años y es mutualista de Muface. Actualizó sus datos tres semanas antes de que empezara la campaña de vacunación, se aseguró con Muface de que sus datos habían sido transmitidos al Sergas a mediados de febrero. Hemos hecho las reclamaciones y abierto las incidencias pertinentes... Lo ha hecho todo bien y, sin embargo, el Sergas sigue sin citarle para recibir la primera dosis. El Sergas no acusó recibo de sus datos hasta el 11 de marzo. Ignoramos qué hizo desde mediados de febrero hasta ese momento, pero sabemos lo que ha hecho desde el 11 de marzo hasta ahora: NADA. Y mientras tanto, el conselleiro de Sanidade ha anunciado el inicio esta semana de una campaña de vacunación masiva para completar la inmunización de los mayores de 80 años la primera quincena de abril -a la que no ha sido convocada- y han empezado sendas campañas para vacunar a las personas entre 75 y 79 años y a los mayores de 65. Me uno a las quejas expresadas por otros afectados respecto a la descoordinación y opacidad del proceso. El desconocimiento de los protocolos de vacunación que evidenciaron los centros de salud y el propio Sergas días antes del comienzo de la campaña auguraban el descontrol que se ha producido. En pleno proceso, contactar telefónicamente con el Sergas es cuasi imposible. Ayer la Consellería de Sanidade se complacía en anunciar una nueva herramienta: un nuevo teléfono al que animaba a llamar a los mayores de 80 años pendientes de vacunar. Desde ayer a las 8:30 a.m. ya tenemos abierta una incidencia en ese teléfono, pero haría bien el s. conselleiro en tomar nota de que cada área sanitaria ya disponía de un teléfono para notificar incidencias en la vacunación. En Ourense era el 988 368 576, ese al que hemos estado colgados interminablemente esperando contactar y ante el que hemos expuesto las reclamaciones que siguen pendientes de resolver. Esperemos que "la nueva herramienta" sea más efectiva. Desde el Sergas y Muface se nos aseguró que no se iba a dar un trato discriminatorio a los mutualistas respecto a su grupo de edad. Es evidente que la discriminación se ha producido».

M.Pilar González Montenegro (Ferrol)

«Nací en el año 1956, soy mutualista de Muface ,tendrían que vacunarme ayer u hoy pero no me llamaron, llamé al Sergas y me dicen que carecen de mi teléfono móvil, consulté a Muface y me dicen que enviaron en Febrero a la Secretaría Xeral Técnica de la Xunta el fijo, el móvil e incluso mi correo electrónico, lo único qué tengo claro es que sigo sin ser vacunada».

Cándido Manuel Prego Rajo (Noia)

«He nacido el 23.10.1942. Están llamando a los nacidos entre 1942 y 1946. Soy asegurado de Adeslas (Isfas). No he sido llamado».

Carolina Buhigas Jack (A Coruña)

«Mi padre, 84 años, mutualista del Isfas. Con los datos actualizados, sin citarlo, en el Isfas me dan un teléfono de contacto en el que me dicen que no atienden a los mutualistas. En el centro de salud de Cambre que es el que en teoría le tocaría vacunarse lo saltan y me dicen que allí no vacunan a nadie del Isfas. En el Isfas me dicen que busque yo algún teléfono en la página del Sergas, y que tenga suerte. Buceando en Internet, encuentro unos teléfonos en una memoria del Plan Gallego de Vacunación. Tengo suerte y me atiende una operadora muy amable, después de media hora me dice que los datos los han mandado mal. Que ya han llamado a mi padre y no contesta. Le pregunto a qué teléfono y me dice que al 9999. Evidentemente ahí no contesta nadie. Me dice que no me preocupe que abre una incidencia, y que llamaran. Esto es miércoles antes de Semana Santa. Que si no lo llaman, vuelva a llamarles el lunes o martes día 6. No llama nadie. El martes después de varias horas de intentos oyendo la música en espera me atiende otra operadora. Le repito la historia y me dice que allí no hay ninguna incidencia y que yo no he llamado a ese número nunca. Le doy hasta el nombre su compañera que me atendió. Me voy cabreando y le digo si quiere que le mande las capturas con el registro de llamadas. Me dice que no me preocupe . Que esté atenta que el día 19 me llamarán. Mi padre sigue sin vacunar, el Isfas (Ministerio de Defensa) no se responsabiliza ni atiende a sus mutualistas. El Sergas con quienes han pactado tampoco. No hay derecho. Mientras van llamando a los de 50 los mayores de 80 cada día encerrados corren más riesgo. ¿Qué hay que hacer? ¿Dónde está la coordinación entre administraciones? No vayamos presumiendo de gestión señores políticos. ¿Cuántos mayores en esta situación no tienen hijos que les hagan estas gestiones? ¿Saben qué pasará? Que se quedaran sin vacunar y se morirán solos. El plan gallego de Vacunación está funcionando de puta madre. Perdonen la expresión, pero no podemos más. Gracias y un saludo».

M.Josefa Ares Cacheiro (Santiago de Compostela)

Tengo 87 años y soy de Muface, y no me han llamado para vacunarme.

David (Ribadumia)

«Mis padres están actualmente viviendo conmigo desde hace unos meses en Sisán (Ribadumia) con desplazamiento temporal. Mi padre tiene 78 años con patologías crónicas y aún no le han llamado. Él está actualmente con un desplazamiento temporal. No posee tarjeta sanitaria del Sergas. Pero según el plan de vacunación del Sergas, todas las personas desplazadas así como extranjeros que residen en Galicia, serán vacunados siguiendo los mismos criterios. Llamé al teléfono de información de vacunación y me indicaron que la solicitud se cursó pero que mi padre no tenía las notificaciones por SMS activadas. Para ello tendría que llamar al centro de salud. Después de llamar al centro de salud, ellos me dicen que para desplazados, el programa informático no les permite activar las notificaciones y que además han recibido una comunicación interna en la que les indican en mayúsculas que los desplazados no figuran en ningún listado, y por lo tanto no se les llamará para vacunación».

Concepción López Villar (A Coruña)

«Soy recepcionista en un centro médico (privado) de A Coruña. Tanto mi compañera como yo no estamos vacunadas. Sí lo están los médicos y las enfermeras, pero a nosotras nos han dejado sin vacunar»

Faustino (Vimianzo)

«Tanto mi mujer como yo estamos dentro de la franja de 50-55 años pero a ninguno nos llamaron»

Francisco López Saucedo (Vigo)

«No me vacuné porque no vi el mensaje que me mandó el Sergas, ¿ahora qué hago? Yo me quiero vacunar».

Benjamín (Ourense)

«Mi madre tiene 91 años, es de Muface. Después de muchas llamadas a tanto a Muface como a los teléfonos de atención de la Xunta por el asunto de la vacunación, mi madre sigue sin vacunar».

José Manuel (A Coruña)

«Mis suegros, de 88 y 93 años, como otros cientos de personas pertenecientes a Muface están sin vacunar y de momento no tienen noticias sobre el asunto. Me gustaría saber si este colectivo va a ser vacunado este año o tiene que hacer una visita al rey emérito, para poder hacerlo. Que el Sergas no haya recibido los datos pertinentes de las mutuas no me parece disculpa aceptable a estas alturas».

Laura (Santiago de Compostela)

«Soy auxiliar de ayuda a domicilio y todavía no me han llamado.No sé si eso depende de la empresa o si directamente te llaman del Sergas.Pero la mayoría de mis compañeras ya están vacunadas».

María (A Coruña)

«Mis padres han nacido en los años 56 y 58, son de Muface y no han recibido ningún SMS pese a que no ha habido cambios de datos».

Eusebio (Valdoviño)

«Soy taxista, hago transporte escolar con niños de educación especial y servicios con los facultativos del centro de salud. No entiendo ni lo entiende nadie cuando me preguntan porque no estoy vacunado. Creo que los taxistas deberíamos de ser personal de riesgo y sobre todo los que hacemos determinados servicios. Me gustaría saber a quién poder dirigirme. Gracias».

Diana Esther Manzano Barrios (Culleredo)

«Tengo 78 años y no me citaron con el grupo de 1943 (a diferencia de otros vecinos y amigos de mi edad). He llamado ayer, 7 de abril, muy temprano al número de contacto de covid del Sergas y me han dicho que abrieron una incidencia con mi caso. Sigo esperando».

Marta Molíns Otero (Vigo)

«Nací el 23/04/1956 y no me han citado aún».

María Isabel (A Coruña)

«Tengo 76 años, soy de Muface y no me han llamado».

José Alfonso Vázquez Vaamonde (A Coruña)

«Nací en 1946 y, como no he recibido citación para la vacuna, llamé al teléfono de información de la Xunta y me dijeron que no me llamaron porque no tenía activado el envío de SMS (hasta hoy nadie nos había informado de que era necesario hacerlo). Fui al Centro de Salud San José de A Coruña y me los han activado. Dijeron que me avisarían, pero hasta el momento, no he tenido noticias».

María Jesús (Lugo)

«Mujer de 91 años, pensionista por viudedad de MUGEJU a la que no se ha vacunado, sin que se dé solución ni en el SERGAS ni en la mutualidad a la situación, ni un motivo para que se dé tal situación».

Ana María Quiroga (A Coruña)

«Soy de Isfas y no me han llamado».

José Casal Fernández (Pontevedra)

«Tengo 77 años, vecino de Pontevedra. Están vacunando en esta ciudad desde el jueves 8 y hasta el domingo 11. No me han llamado. Telefoneo al 881 00 20 21 y comunica constantemente, a pesar de llamar cada 5 minutos. Llamo a las 18.03 y ya nadie se pone al otro lado. Pertenezco a Isfas. ¿Puede eso significar algo?».

Lorena Gómez (A Coruña)

«Mi padre (89 años) es mutualista de Muface. En febrero nos enviaron desde la mutualidad una carta para comprobar los datos personales, entre ellos los teléfonos de contacto, e informarnos que pasarían los datos al Sergas para proceder a la vacunación. Todo estaba en orden y esperamos la llamada cuando comenzó la campaña. Llamamos a Muface el 31 de marzo y al teléfono de información covid porque, aunque mi padre sería de los últimos ya que es letra G de apellido, queríamos saber cómo iba el proceso. Nos tranquilizan y dicen que, aunque no tienen acceso a los datos, nuestra gestión ha sido correcta. Ante la insistencia de familiares, y alarmados por algunas personas que no habían sido convocadas para la vacunación, intenté contactar con diversos teléfonos del Sergas: una odisea. Me contestaron en uno que no tenían los datos de mi padre (que habían sido proporcionados ya, como dije) y que fuese a un ambulatorio. Así lo hice y me dijeron que no podían hacer nada, que lo sentían mucho pero que ellos no tramitaban nada desde allí. Me dieron un papel con dos teléfonos en los que no respondieron nunca, y aseguro que insistí. Conseguí que me atendiesen en el habilitado especialmente para comprobación de datos y allí abren una incidencia, proporcionándoles yo, de nuevo, teléfonos de contacto. Esta mañana he vuelto a llamar y me dicen que la vacunación, al haber sido desestimada por no poder contactar -¡cómo si la culpa fuese nuestra!- no saben cuándo se realizará. Nuestra sensación es de absoluta indefensión e incertidumbre».

Edelmiro (Pontevedra)

«Afiliado de Muface. Nacido en 1943 y no me han citado».

Mercedes (Lugo)

«Mi marido nació en 1946 y no le han llamado para vacunarse».

MaNuel (Lugo)

«Nací en 1960 y no fui citado».