La mascarilla será obligatoria para el deporte en Galicia pese a que la ley estatal es más flexible

Al aire libre, la Xunta exigirá el cubrebocas cuando se practica ejercicio en zonas urbanas o playas tras avalarlo así sus juristas


Redacción

Hace meses que los ciudadanos interiorizaron que la mascarilla es un complemento imprescindible y obligatorio. Aunque su uso se fue endureciendo, las normas parecían claras hasta hace una semana. Pero, entonces, entró en vigor una ley estatal que creó cierta confusión. Hubo polémica porque esa nueva norma obligaba a llevar el cubrebocas al aire libre sin hacer una excepción con las playas. Las comunidades protestaron y Sanidad acabó haciendo un remiendo para que se pueda tomar el sol en los arenales sin el parapeto puesto —que sí es obligatorio para pasear por la orilla o en los accesos—. Superado ese embrollo, ahora la atención se centra en la práctica del deporte. En este caso, la ley estatal es más flexible. Señala que, en caso del ejercicio individual al aire libre, no se necesita mascarilla. Eso contradice a la norma que había impuesto la Xunta. Así que tocaba ver la reacción del Gobierno gallego, que verbalizó ayer Alberto Núñez Feijoo: en Galicia sí se exigirá cubrebocas para la práctica deportiva, al menos de forma general.

La ley estatal se limita a decir que en espacios exteriores no se exigirá la mascarilla a los deportistas que se ejerciten individualmente. Sin embargo, la Xunta, tras consultar a su asesoría jurídica y amparándose en la «falta de rigor» de esta nueva norma —que hubo que modular nada más entrar en vigor—, decidió que sí puede seguir exigiendo el uso de la mascarilla cuando se hace deporte al aire libre pero se comparte el espacio con más personas, es decir, en zonas urbanas o playas, por poner dos ejemplos.

De los «runners» a la bici

De esta manera, en Galicia, habrá que seguir usando mascarilla para salir a correr por el paseo marítimo de una ciudad o villa, para montar en bicicleta por un carril bici urbano o cualquier otra modalidad que se practique en zonas concurridas. Otra cuestión es si ese deporte individual al aire libre se practica en lugares más apartados, como por ejemplo una marcha de senderismo por el monte o salir a correr por una pista forestal. Entonces, el escenario cambiaría y la permisividad sería mayor, tal y como precisó ayer el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña.

Habrá que ver cómo reaccionan las demás comunidades y si hay más regiones que, al igual que Galicia, tampoco comulgan con la permisividad de la ley estatal en cuanto al deporte individual al aire libre —en espacios cerrados siempre es obligatoria la mascarilla—. Además, posiblemente, este no sea el único punto con el que las autoridades autonómicas tengan que bregar tras la aprobación de la ley estatal de medidas frente a la pandemia.

Anteayer, en una reunión interterritorial entre las comunidades y Sanidad, en un debate para modular y contextualizar esa nueva norma que, entre otras muchas cosas regula el uso de la mascarilla, se decidió incluir otra excepción a la utilización generalizada del cubrebocas al aire libre.

Concretamente, y tras el añadido acordado por las regiones y el ministerio, la ley añade lo siguiente: «Se equiparan al ejercicio de deporte individual las actividades que al realizarse supongan un esfuerzo físico de carácter no deportivo, al aire libre y de forma individual, manteniendo, en todo caso, la distancia mínima de 1,5 metros con otras personas que no sean convivientes».

Nuevos interrogantes

¿Qué significa esto? Que, según la ley estatal, se pueden hacer otras actividades en el exterior sin mascarilla más allá del deporte. La pregunta del millón es a qué tipo de cuestiones se refiere, porque la redacción es demasiado genérica y abierta. ¿Se puede, por ejemplo, estar plantando en una huerta sin mascarilla si se mantiene la distancia con otras personas?, ¿También se puede quitar el parapeto si se sale a caminar a paso ligero y eso implica un esfuerzo?, ¿los niños de más de seis años que jueguen corriendo en la calle también pueden retirarla si no se acercan?

Es muy probable que la Xunta, teniendo en cuenta que ni siquiera acepta la práctica del deporte al aire libre sin mascarilla, tampoco permita estos casos. Pero, con la nueva ley estatal en la mano, se abre esa puerta. El debate, seguramente, será largo y bronco.

El toque de queda en Galicia, a revisión la próxima semana

Juan Capeáns

La Xunta esperará a tener los datos de Semana Santa para relajar las medidas de horarios y perímetros si se mantiene la estabilidad

La reunión del próximo martes del comité clínico será decisiva en varios aspectos. Entre otras cuestiones, los profesionales que asesoran al Gobierno gallego aboradarán como es habitual los perímetros según la incidencia en los concellos, y, en buena medida, dependiendo de cómo sea esa situación, se decidirá ampliar el horario del toque de queda, fijado en estos momentos en las 22 horas, y que previsiblemente quedaría en las 23 horas hasta que finalice el estado de alarma

Precisamente lo que pueda ocurrir a partir del 9 de mayo, ya sin el paraguas de la figura legal impulsada por el Gobierno de España, preocupa a los líderes autonómicos, y más concretamente al gallego Alberto Núñez Feijoo, quien exigió la reunión de la Conferencia de Presidentes para tratar situación legal en la que quedarán las comunidades para gestionar la pandemia. El presidente de la Xunta considera que Pedro Sánchez ha iniciado una «escapada en solitario» sin tener en cuenta que las comunidades se encontrarán con las manos atadas para tomar determinadas decisiones sobre la movilidad o las restricciones de libertades. Y por ello se muestra menos comprensivo si cabe con la decisión del Gobierno de llevar a Galicia ante los tribunales por supuestas vulneraciones de la Constitución al aprobar una Lei de Saúde en el Parlamento gallego, un  texto que a su juicio identifica y pone remedio parcialmente a esa situación de desamparo legal. Feijoo considera acreditado que el Consejo de Estado también aprecia esas lagunas o incapacidades por parte de las comunidades para gestionar la crisis sanitaria a partir del momento en el que se levante el estado de alarma, y por ello ha solicitado al ministro Iceta que active la comisión bilateral entre el Gobierno y la Xunta para analizar «artigo a artigo» cuáles serían esos problemas de exceso de competencias que han alegado. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

La mascarilla será obligatoria para el deporte en Galicia pese a que la ley estatal es más flexible