Aglomeraciones en la primera jornada de vacunación masiva en Galicia

El Sergas insiste en que se respete la cita, pues algunas personas acudieron varias horas antes e incluso antes del día que les correspondía

R.Domínguez
Redacción

La vacunación masiva comenzó en Galicia el martes por la tarde, con muchas expectativas. En general, la asistencia fue grande. En algunos sitios como Santiago se produjeron grandes aglomeraciones y el Sergas pidió que los usuarios acudan a las horas a las que han sido citados. En otras ciudades muchos pacientes también aisistieron antes de su hora, pero aunque se formaron colas se podía respetar la distancia de seguridad.

Vigo, entre el cronómetro y los trucos para ir más rápido

La venezolana Iris Yolanda Tineo Rodríguez no despega el ojo de su teléfono móvil. Sentada en una silla de plástico en medio del recinto ferial de Vigo (Ifevi), la pantalla del aparato muestra un cronómetro que ya corre más allá del minuto 10. Después de ponerle la inyección del fármaco anticovid, a Iris le han dicho que espere 15 minutos sentada en una silla por si acaso hay alguna reacción, y se ha propuesto ser rigurosa. 15 minutos. 900 segundos. Exactos. «Tengo que tomar el bus, que se va», se justifica ella. 

Las prisas no le quitan las ganas. «Yo tomo muchas precauciones», evidencia señalando las dos mascarillas quirúrgicas azules que lleva puestas y que parecen nuevas. Pero no solo es el miedo al contagio, es que además, tiene «dos niños especiales», dice, de 31 y 32 años. Ella tiene 65. Viven los tres juntos y por eso, o más bien por ellos, estaba deseando que llegase el día de hoy. Esta tarde ha tenido que poner el cronómetro en el móvil, pero mentalmente ya tenía activada una especie de cuenta atrás, contando los días que le faltan para que le pinchen en el brazo. ¿Quién no la lleva?

Igual que en otros puntos de Galicia, el recinto ferial de Vigo acogió desde este martes por la tarde la vacunación masiva contra el covid. Están citadas personas de entre 60 y 65 años, mientras que entre el jueves y el domingo irán las de 75 a 79. En total, 29.000 pacientes, para los que se han establecido 21 líneas de vacunación y un enorme circuito para hacer cola sin que se produzcan tumultos. A primera hora de la tarde del martes, muchos se habían adelantado a la hora a la que el Servizo Galego de Saúde los había citado, pero no se produjeron grandes aglomeraciones, porque las filas recorren toda una inmensa nave del recinto ferial. Los citados pueden identificarse con su tarjeta sanitaria o con su DNI. «Pero vaise máis rápido se levas o QR e está ben que a xente o saiba», indica Helena Pérez, una usuaria de 65 años, mientras espera los quince minutos de rigor. 

Este martes estaban convocadas 4.400 personas. En cada línea de vacunación hay una enfermera pinchando y otra introduciendo datos en el sistema. Van a un ritmo de una persona cada dos minutos. Desde el jueves serán 7.000 al día. «Estaba un pouco nerviosa polo que se vai lendo sobre AstraZeneca, pero tiña ganas», dice Helena. Su marido es profesor y ya se vacunó con la primera dosis, de manera que en su casa la mitad ya han empezado el proceso de inmunización.

«De maravilla», resume contento Pedro Iglesias, recién jubilado. «Había mucha cola, pero es normal». En su casa viven cinco personas, el matrimonio con tres hijos. Los tres trabajan de cara al público, así que él estaba deseando recibir la inyección. Tanto, que «ni me enteré», dice. Él, como el resto, destaca «lo bien organizado que está todo». El circuito ya se probó en aquella experiencia de sábado por la mañana en la que se vacunó a gente de 50 a 55 años porque sobraban viales. Y se probó también, aunque con algunos cambios, en un cribado masivo con test de antígenos.

El Sergas optó por el Ifevi antes que por vacunar de manera masiva dentro del Cunqueiro porque, según explica el gerente del área sanitaria, Javier Puente, «en el hospital tenemos tres zonas, las aulas de docencia, la zona de consultas y el covidauto, y al ser tres zonas era más ineficiente». Puente se refiere a que hay servicios de apoyo, desde una zona de preparación de las dosis hasta otra de almacén pasando por las dos zonas de control de los efectos en los ya vacunados. Al concentrarse todo en un mismo punto, se pierden menos recursos, dice. «Si es necesario, ampliamos», explica el gerente, señalando las otras naves del recinto ferial.

Aglomeraciones en Santiago

La jornada de vacunación masiva en Santiago tenía programado su inicio a las 15.30 de esta tarde. Pero algunas personas acudieron ya por la mañana y se interesaban por si les podían adelantar la cita. Cuando abrió las puertas la sala Eisenman, en el Gaiás, había aglomeraciones, con la presencia de muchas más personas que las citadas. Varias insistían en pedir que les adelantasen la hora, o que se la cambiasen; incluso llegó alguna persona citada para mañana y que pretendía que la vacunasen hoy porque le convenía mejor.

La gerencia del área sanitaria de Santiago solicita que se respete la hora de cita. La directora de enfermería, Victoria Carral, que coordina el dispositivo de vacunación, hace un llamamiento a una vacunación masiva, por valorar que será «a única maneira de erradicar esta pandemia», pues «vemos que funciona», agrega, y pone el ejemplo de las residencias de mayores, libres de personas afectadas tras haber recibido la vacuna. Pero que sea a la hora que corresponde con la mayor exactitud posible, para evitar problemas y aglomeraciones.

Para prevenir problemas como el de las aglomeraciones de hoy, Victoria Carral confía que a partir de mañana, cuando se envíe la cita, con el lugar y la hora donde debe presentarse la persona, y el código QR, se adjuntará un mensaje a mayores, enviado por un robot, que preguntará a la persona si tiene previsto acudir a vacunarse o no. De esta forma se pretende saber con antelación cuántas personas fallarán, para agilizar más el dispositivo. Habrá una repesca para las personas que no puedan acudir, por no serles posible ahora o por otros motivos; y también se intentará confirmar con quienes no se presenten si desisten de vacunarse o si están dispuestas a participar en la repesca.

Además de la vacunación masiva en el Gaiás, se ultima la de personas mayores de 80 años en los centros de salud. También está convocado el personal considerado esencial (de ayuda en el hogar, escuelas infantiles, estudiantes que realizan prácticas en centros sanitarios o policías) en los hospitales Clínico y médico-quirúrgico de Conxo.

 Exceso de puntualidad en Pontevedra

Ser puntual es una virtud, pero serlo en exceso puede ser contraproducente y hasta peligroso en tiempos de pandemia. Fue lo que ocurrió también este martes en el exterior del recinto ferial de Pontevedra, uno de los dos escenarios -el otro es Fexdega, en Vilagarcía- en los que se inició la segunda experiencia de vacunación masiva contra el covid en el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés.

María José Polo, una vecina de A Coruña residente en la capital que cumplió 65 años en enero, fue de las más madrugadoras. Llegó en taxi al recinto ferial y lo hizo más de una hora antes. Tenía cita para las 16.18 horas. Delante de la puerta de entrada al centro de operaciones montado, comenta sus impresiones. «Me llegó un mensaje SMS ayer y fue una sorpresa. Prefería que me pusieran otra, la de Pfizer o la rusa. Me lo pensé porque hubo muchos trombos y tengo miedo, pero al final vine», cuenta María José. Aunque tiene cuatro hijas, vive sola y su deseo es que si le pasa algo que no fuera estando sola en su domicilio. «Aquí no hay ni una fila, esto es un desorden», se lamenta otra señora, mientras un hombre se queja de que la cita para vacunarse le hubiera coincidido a la misma hora y el mismo día que la del traumatólogo, por la que llevaba esperando cuatro meses. «Vengo a preguntar porque o voy a un sitio o voy a otro, como no me corten con una radial o les deje aquí el brazo no puedo estar a las 18.45 horas en dos sitios a la vez».

Con la apertura de esa puerta de entrada se produjo una aglomeración al agolparse personas citadas a distintas horas. Un miembro de la organización y un voluntario de Protección Civil intentaban organizar el tumulto. «Se les llamará a su hora», decían. También la Policía Local regulaba el tráfico en los accesos a medida que se llenaba el aparcamiento. En el interior había diez puestos de vacunación y una zona de espera con sillas donde los que ya habían recibido el pinchazo tenían que aguardar quince minutos.

Una vez iniciada la vacunación, el proceso fue rápido. Manuel González, de Carracedo (Caldas de Reis), fue el primero de los vacunados. «Tiña cita para as catro e non teño temor. A vacina é o que vale para parar isto. Sorprendeume que me chamaran e a hora que me deron non é moi boa porque teño un restaurante e damos comidas. Pero hai que vir e do pinchazo nin te enteras», decía sentado ya en la silla.

Largas colas en A Coruña

Largas colas y más tráfico que el habitual se registra a primera hora de la tarde en el entorno de Expocoruña. Hasta las nueve de la noche está previsto que pasen por el recinto ferial coruñés alrededor de tres millares de personas, ya que a esta convocatoria han sido citadas 3.600 personas del área sanitaria de A Coruña y Cee, todas de entre 65 y 60 años de edad. 

Este martes se reeditaron las habituales conversaciones y también algunos reencuentros de vecinos de la misma quinta, que esta vez coincidieron para recibir la primera dosis de AstraZeneca

En el interior del recinto, veinte equipos de enfermería se ocupan de administrar las vacunas, y un equipo de administrativos, informáticos, personal de mantenimiento y seguridad, además de un equipo médico que vigila a los ya pinchados durante quince minutos antes de que abandonen el recinto, se ocupan de que todo marche al ritmo necesario para atender a todos los convocados. «A resposta parece que está a ser moi boa e esperamos acadar un 80 % de participación», explicaba Cristina Gómez Lendoiro, enfermera y coordinadora de uno de los equipos, que aseguró que, pese al abultado número de personas,«nadie marchará sen vacunar».

Sanidade pide que se respeten las citas para evitar que la entrada de los centros se colapse y no se respeten las distancias

Galicia inició este martes con gran concurrencia la vacunación masiva de 145.000 personas que serán inmunizadas en los próximos días en catorce puntos distribuidos por toda la comunidad. En el Ifevi de Vigo estaban citadas 4.400 personas de las 29.000 que acudirán en esta fase y serán atendidas en 21 puestos habilitados para la vacunación.

La gran afluencia de personas provocó algunas aglomeraciones en lugares como Pontevedra, donde una hora antes del comienzo ya se habían formado colas. Allí, en dos días se citará a 4.400 personas de 60 a 65 años para recibir el suero de AstraZeneca. El proceso comenzó a las cuatro de la tarde y desde una hora antes ya había personas esperando. El exceso de puntualidad provocó algunas aglomeraciones en el exterior del recinto ferial. En el interior, había diez puestos de vacunación y una zona de espera con sillas para aguardar quince minutos tras el pinchazo.

Otro lugar de gran concurrencia fue el Gaiás, en Santiago, donde se produjo un auténtico embotellamiento. Ante la gran concurrencia de convocados a los puntos de vacunación, Sanidade ha pedido a la población que a partir de hoy intente cumplir con el horario de la cita para evitar que las aglomeraciones impidan que se respete la distancia de seguridad y colapsen el ritmo de inoculación. 

En Expocoruña, unos 40 equipos de enfermería trabajaron para inocular el fármaco a unas 3.300 personas durante toda la tarde. Allí la vacunación comenzó este martes a las 15.00 horas, con 3.600 citados en Expocoruña de 60 a 65 años y 470 en el Hospital Virxe da Xunqueira de Cee. Mañana acudirá el resto, 7.180, hasta llegar a 11.250 en el área sanitaria. A partir del jueves y hasta el domingo están citadas 18.300 personas de 75 a 79 años. 

En Ourense, un total de 2.385 vecinos de entre 60 y 65 años de la provincia fueron citados para vacunarse con AstraZeneca entre el recinto ferial de Expourense, en la capital (1.725 convocados), y los comarcales de Valdeorras y Verín (330 en cada uno de ellos). En el caso de Expourense, y pese que la ronda se inició en horario de tarde, más de un usuario acudió a primera hora de la mañana para comprobar la disposición del circuito, según confirmaron desde Protección Civil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Aglomeraciones en la primera jornada de vacunación masiva en Galicia