El Sergas no notifica ningún fallecido por segunda vez en una semana

El balance se queda por el momento en 2.342 víctimas. Hay 2.354 personas pasando la enfermedad y se han notificado 169 casos nuevos el último día. Cuatro personas más están en críticos pero baja la ocupación de las plantas. La positividad llega al 3 %


Santiago / La Voz

Por segunda vez en una semana, la Consellería de Sanidade no ha notificado ningún fallecimiento. Se trata de la segunda jornada en la que no se informa de víctimas mortales en cinco meses, aunque cabe la posibilidad de que en los próximos días se haga público algún caso correspondiente a este miércoles. El balance se queda por el momento en las 2.342 víctimas mortales por coronavirus desde el inicio de la pandemia. 

Sin grandes incrementos, pero el último balance del Sergas deja más casos activos, más contagios diarios y más pacientes ingresados en las unidades de críticos en Galicia. Hay 47 personas más pasando el coronavirus, un total de 2.354, lo que mantiene la comunidad en niveles previos a la segunda ola

Lo mismo ocurre con la cifra de nuevos positivos, que llega a los 169 entre las 18 horas del lunes y las 18 horas del martes, un número ligeramente superior a los de los últimos días (en los que hay que tener también en cuenta el efecto del fin de semana) pero dentro del rango diario que se ha venido manteniendo en marzo. Es también una cifra de positivos diarios semejante a las que se producían a mediados de agosto.

En cuanto a la presión asistencial, en términos globales desciende, pero aumentan los ingresos en unidades de críticos, con treinta pacientes a última hora del martes. Son cuatro más que en el balance anterior, y la mitad de ellos están ingresados en hospitales del área de A Coruña, que sigue siendo la que soporta mayor carga asistencial. De hecho, tiene el triple de ingresados en críticos que el área de Vigo, por ejemplo.

Aumentan los ingresos en uci, pero descienden los de planta. Hay 14 pacientes menos en hospitalización convencional, que se quedan en 167. De nuevo, es el área de A Coruña el que más ingresos tiene, un tercio del total, con 57 pacientes.

La tasa de positividad también se incrementa ligeramente y era del 3 % hasta las 18 horas del martes. Por áreas sanitarias, la única que sobrepasa el umbral del 5 % es Pontevedra, con un 6,42 % de las PCR positivas, mientras que Santiago a punto está de alcanzar ese umbral: el 4,6 % de las pruebas que se realizaron hasta las 18 horas de ayer fueron positivas. En Vigo, el porcentaje ha sido del 3,8 %.

El área de Vigo, y en concreto la ciudad, está siendo objeto de un seguimiento exhaustivo por parte del comité clínico tras observarse incrementos en la transmisión y en la positividad. La tasa a siete días en Vigo es, según los últimos datos publicados por el Sergas, de unos 58 casos por cien mil habitantes, lo que indica la tendencia al alza, aunque se mantiene todavía en umbrales de nivel básico de restricciones.

El 45 % de los municipios de Galicia llevan dos semanas sin notificar ningún caso de coronavirus, un porcentaje que alcanza el 57 % en el caso de los concellos que llevan una semana libres de covid-19. Este viernes entrará en vigor el nuevo mapa de la desescalada tras los ajustes realizados por el comité clínico este martes. 

Con una tasa por encima de 250 casos por cien mil a 7 días se mantienen Beade, Rábade, O Irixo y A Pobra do Brollón, mientras que otros nueve concellos tienen incidencias en la última semana por encima de los 125 casos por cien mil, entre ellos el concello de O Grove: de los 20 casos que se han registrado en las últimas dos semanas, 14 corresponden a los últimos siete días.

O Grove es el único municipio de más de 10.000 habitantes en rangos de tranmisión de nivel alto. Sanxenxo, aunque tiene una incidencia por encima de 250 a 14 días, ya está por debajo del umbral de 125 casos por cien mil a siete días. 

La Xunta mantiene las restricciones en Semana Santa, con una docena de municipios en los niveles más altos

Beade es el único concello que permanece en nivel máximo, mientras que en el alto estarán desde este viernes Abegondo, Baiona, Cortegada, O Irixo, Ortigueira, Padrenda, Pazos de Borbén, A Pobra do Brollón, Rábade, Sanxenxo y O Saviñao

Tamara Montero

No habrá diferencias en las restricciones en los festivos de Semana Santa. El comité clínico se ha reunido este martes para analizar la situación y solo ha hecho cambios en el mapa de la desescalada ante los cambios en la transmisión del coronavirus que afectan a varios ayuntamientos.

Este viernes (los cambios se publicarán este miércoles en un DOG que entrará en vigor la noche del jueves al viernes) una docena de concellos estarán en los niveles más altos de limitaciones. Beade es el único municipio que mantiene la hostelería cerrada, un cierre perimetral individual y las reuniones limitadas a personas convivientes.

Otros once municipios estarán en nivel alto, es decir, la hostelería solo podrá servir en las terrazas y con un aforo del 50 %. Se mantienen en este nivel Sanxenxo y Baiona, así como Abegondo, Cortegada, Ortigueira, Padrenda, Pazos de Borbén y O Saviñao. Y a él se incorporan O Irixo, Rábade y A Pobra do Brollón ante un incremento en la incidencia a siete días del covid-19.

La tasa de contagio a siete días permite tomar decisiones con mayor rapidez para frenar cadenas de transmisión, aunque no es el único indicador que se maneja. Por eso puede ocurrir que dos municipios con las mismas tasas de contagio tenga restricciones de diferente nivel. Además, una vez se decide que un municipio debe incrementarlas limitaciones, se mantiene en esa situación entre diez y catorce días para consolidar las tendencias. Es lo que ocurre por ejemplo en el caso de Baiona, que se mantiene en nivel alto con una situación epidemiológica que ha mejorado bastante.

Además, otros 17 concellos estarán este viernes en nivel medio. Se mantienen en esta situación Celanova, o Carballiño. Ribadavia, Xinzo, Cangas, Bergondo, Boimorto, Carral, A Coruña, A Laracha, Arteixo, Betanzos y Camariñas y a él se incorporan Vilardevós, que baja del nivel alto, y Moaña, Gondomar y Meis, que incrementan el nivel de restricciones.

De hecho, el comité clínico intensificará la vigilancia sobre el área de Vigo al observar en los últimos días un aumento de la transmisión, que ha pasado en la ciudad olívica de 50 a 56 casos por cien mil habitantes en siete días. La tendencia de Vigo es al alza mientras que la de A Coruña tiende a la baja, al pasar de 72 a 67 casos por cien mil habitantes en la última semana. A la baja se encuentra también Ferrol, así como Ourense y Lugo, aunque en el caso de estas dos ciudades la mejora es menos pronunciada.

Galicia cumple unos diez días en fase de meseta, con cierta tendencia al descenso pero con números que se estancan. El porcentaje de descenso diario de la transmisión es del 0,6  % diario, cuando tras el pico de la tercera ola llegó a haber caída del 7 % diario en la incidencia, que se mantiene en los 70 y los 35 casos por cien mil habitantes.

 

Además, la positividad de las PCR sigue igual. La diferencia entre la semana pasada y la actual es de apenas dos décimas, pasando de un 2,53 % de pruebas positivas a un 2,73 %. Este mismo martes han comenzando los cribados voluntarios en los aeropuertos de Santiago y Vigo, a lo que hay que sumar el registro de viajeros, al que se han anotado para realizarse una prueba 1.111 personas este fin de semana, de las que más de 900 procedían de otras comunidades autónomas.

El principal reto el lidiar con la variante británica, que supone ya nueve de cada diez casos en Galicia.Según lo datos aportados por la directora xeral de Saúde Pública, en este momento hay confirmados en Galicia 192 casos de esta variante más uno de la cepa sudafricana. Existen casos en estudio de otras variantes, pero el Sergas tan solo informa de aquellos positivos que se han secuenciado y se ha comprobado que pertenecen a una variante concreta, un proceso que pasa por tres conformaciones.

Mientras tanto, la presión asistencial continúa estable. El 061 está atendiendo menos de 3.000 llamadas diarias (la media de esta semana es de unas 2.700) y alrededor del 10 % se clasifican como consultas covid. Los servicios de urgencias tienen la misma actividad diaria que cualquier mes de marzo fuera de pandemia, y solo uno de cada diez pacientes que llega lo hace con sospecha de coronavirus

Los planes de contingencia de todos los hospitales se encuentran en fase 1. Hay 26 personas ingresadas en críticos (una menos) lo que supone que el 5,2 % de las camas de cuidados intensivos están ocupadas por pacientes covid. otras 181 personas se encuentran en planta, lo que supone una ocupación del 2,3 % . Con respecto a la semana pasada, la presión ha descendido un 37,5 y un 10,5 %, respectivamente.

 La situación es de relativa tranquilidad, tal y como la ha definido Tato Vázquez Lima, miembro del comité clínico, que ha hecho un llamamiento a la población para que siga cumpliendo con las restricciones, especialmente durante las próximas ocho semanas para así poder avanzar lo máximo posible en la vacunación.

Ampliar la tasa de inmunidad, especialmente entre los mayores, podrá hacer que, de llegar una cuarta ola, se minimicen los casos graves y los fallecimientos, que estadísticamente tienen mucha más prevalencia entre las personas de más edad, con lo que los servicios sanitarios podrían trabajar con menor presión. 

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
27 votos
Comentarios

El Sergas no notifica ningún fallecido por segunda vez en una semana