Una nueva técnica del Clínico reduce el temblor en el párkinson avanzado

Se aplicó este jueves en un varón, por vez primera en España en la sanidad pública


SaNtIaGO / LA VOZ

«Es casi como un milagro: el paciente entró con un gran temblor en el hospital, y cuando acabamos el tratamiento estaba libre de temblor. Fue un resultado muy bueno»: así explica Miguel Gelabert, jefe de neurocirugía del CHUS (Complexo Hospitalario Universitario de Santiago) el resultado del trabajo de un equipo de especialistas de neurología, neurocirugía y neurorradiología del Clínico, que utilizaron por vez primera en la sanidad pública española la tecnología de ultrasonidos de alta frecuencia guiados por resonancia magnética nuclear (HIFU, por las siglas en inglés). La aplicaron en un varón de 69 años el jueves, y ayer le dieron el alta.

«Está indicada para pacientes con temblor esencial y enfermedad de párkinson, aunque en algunos países se empieza a usar para ciertos tipos de dolor. Al ser una técnica no invasiva se puede extender a más pacientes, sobre todo personas mayores, que son las más afectadas por el temblor y el párkinson», agrega Gelabert.

Desde abril del año 2000 en el Clínico compostelano se efectuaron 360 operaciones de trastornos del movimiento, por la técnica de estimulación cerebral profunda. Es uno de los 8 centros autorizados en España y el único en Galicia. «Esa operación tiene una limitación de edad, hasta los 70-72 años. Hay un gran número de personas que no se pueden atender con cirugía y con la técnica HIFU si; y también podría usarse con personas jóvenes que no puedan operarse», dice. La HIFU se realiza en la resonancia magnética. Desde que empieza la preparación del paciente, hasta que despierta, el proceso dura unas tres horas; aunque el uso de la técnica es de aproximadamente una hora, explica Gelabert. «El ultrasonido aumenta la temperatura y provoca inflamación en el cerebro, que detectamos con la resonancia. Con el primer paciente se hicieron unas 10 resonancias, hasta que quedamos satisfechos con el resultado. El objetivo es quemar el núcleo del temblor en el cerebro desde fuera, sin hacer incisiones sobre la piel; vamos viendo cómo el temblor va mejorando», refiere.

Este tratamiento se prevé que podrá favorecer a unas 600 personas en Galicia, que padecen temblor esencial o párkinson, y para quienes no hay fármacos eficaces, ni son candidatos a operarse de estimulación cerebral profunda. La HIFU tiene cinco años de experiencia. Incorporarla en Santiago costó 1,8 millones de euros, es una de las mejoras previstas en los presupuestos de este año. «Tuvimos la ventaja de contar con una resonancia magnética moderna, en la que se puede hacer; si no habría que adquirirla también», indica Gelabert. Resalta que este primer paciente «fue muy colaborador. El jueves a media tarde, después de descansar tras el tratamiento, ya paseaba por la planta», destaca.

En Galicia, el temblor esencial y el párkinson, dolencias muy incapacitantes, afectan a unas 4.000 personas. La mitad tienen efectos secundarios o no responden al tratamiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Una nueva técnica del Clínico reduce el temblor en el párkinson avanzado