Las críticas de Alberto de Mónaco a la entrevista del príncipe Enrique y Meghan Markle

Considera que deberían haber expresado su «descontento en el entorno de la intimidad familiar» y no en público como lo hicieron


El príncipe Alberto II de Mónaco opinó este viernes que los duques de Sussex, Enrique y Meghan, deberían haber expresado su «descontento» con la familia real británica «en el entorno de la intimidad familiar». En declaraciones a la BBC, el jefe del Estado monegasco aludió a la controvertida entrevista que la pareja concedió a la popular periodista Oprah Winfrey en la televisión estadounidense, y que fue también emitida el pasado día 8 en el Reino Unido.

En ella, la duquesa de Sussex aseguró que ciertos miembros de la familia real británica expresaron dudas sobre el color de piel que tendría su primer hijo, Archie, y reveló que durante ese embarazo tuvo pensamientos suicidas, acusando a la Casa Real de haberle negado ayuda.

Por su parte, Enrique lamentó el deterioro de su relación tanto con su hermano, el príncipe Guillermo, como con su padre, Carlos de Inglaterra, de quien dijo que le había «decepcionado».

Aunque reconoció que «es difícil ponerse en el lugar de otras personas», el príncipe Alberto II de Mónaco admitió hoy que la entrevista le pareció «inapropiada». «Creo que este tipo de exposición pública de descontento, este tipo de conversaciones, deberían mantenerse dentro de la intimidad de la familia», dijo.

El jefe del Estado monegasco consideró que «realmente, no es necesario exponerlo (en relación al malestar de los duques con la Casa real británica) en la esfera pública de esta manera».

«Así que sí me molestó un poco, puedo comprender su postura de alguna manera pero creo que no fue el foro apropiado para poder mantener este tipo de conversaciones», reconoció. En un mensaje al príncipe Enrique, Alberto II de Mónaco aseguró que le «desea lo mejor». «Este es un mundo difícil y confío en que tenga buen juicio y sabiduría para tomar las decisiones correctas», concluyó. 

Los duques de Sussex abocan a la Casa Real británica a otro «annus horribilis»

Juan Francisco alonso
La familia real  en un balcón del palacio de Buckingham durante la conmemoración del centenario del Royal Air Force, el 10 de julio del 2018
La familia real en un balcón del palacio de Buckingham durante la conmemoración del centenario del Royal Air Force, el 10 de julio del 2018

El daño a la imagen de la monarquía será duradero, según los expertos

Cuando el 19 de mayo del 2018, Enrique de Inglaterra se casó con la exactriz estadounidense Meghan Markle, muchos en el Reino Unido creyeron ver no solo un cuento de hadas, en el que una plebeya, mestiza, divorciada y extranjera es desposada por un príncipe, sino también la demostración de que la Casa Real estaba lista para comenzar a hacerse tan diversa como su sociedad. Sin embargo, a menos de tres años del enlace la historia se ha convertido en una pesadilla, que no solo daña la imagen de la institución a nivel nacional, sino sobre todo en las excolonias de la Commonwealth.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Las críticas de Alberto de Mónaco a la entrevista del príncipe Enrique y Meghan Markle