Galicia está en un momento «crítico» para evitar la cuarta ola

La tónica general es todavía de estabilidad, pero localidades turísticas como Sanxenxo y Baiona han incrementado su transmisión una semana después del puente de San José

Ambiente en las terrazas de Sanxenxo tras el anuncio de que este fin de semana el municipio pasará a nivel alto de restricciones
Ambiente en las terrazas de Sanxenxo tras el anuncio de que este fin de semana el municipio pasará a nivel alto de restricciones

Redacción / La Voz

Galicia está ya completamente inmersa en una fase de meseta en la transmisión del coronavirus, con la incidencia a 14 días en el entorno de los 74 casos por cien mil habitantes y la tasa a siete días en 35, con los hospitales en fase 1 de los planes de contingencia y con la presión asistencial descendiendo aunque cada vez más lentamente. Y sin embargo, el momento es crítico. Es la palabra que ha utilizado Pedro Rascado, intensivista del CHUS y miembro del comité clínico que asesora a la Xunta sobre la pandemia: cualquier paso en falso, y más en las fechas que se acercan, puede hacer cambiar la tendencia y llevar a Galicia a una cuarta ola.

El llamamiento a la prudencia ha sido de nuevo la tónica en la comparecencia posterior a la reunión del comité clínico que ha actualizado el mapa de restricciones, que deja dos concellos en nivel máximo (Maside y Beade) y otros siete en nivel alto de restricciones, incluyendo dos localidades turísticas como Sanxenxo y Baiona. La evolución de ambos municipios ha sido el ejemplo que ha puesto la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, para incidir en que la responsabilidad tiene que ser total durante estas vacaciones.

En solo una semana, con el puente de San José incluido, Sanxenxo ha pasado de tener ocho casos en siete días a 24, es decir, su incidencia acumulada ha pasado de 45 casos por cien mil a 138.

Lo mismo ha ocurrido con Baiona. En la semana del 15 de marzo, la incidencia a tres y siete días era cero, y en los 14 días previos solo se habían registrado dos contagios. El 22 de marzo, a 3 días ya había 13 casos, y 18 a siete días. Se ha pasado de una incidencia de cero casos a más de 148 por cien mil habitantes en siete días y a las puertas de Semana Santa

El conselleiro de Sanidade ha vuelto a insistir en la necesidad de limitar al máximo la movilidad que no sea inaplazable para evitar un nuevo repunte de contagios. De momento, solo se puede hablar de estabilidad general. El 45 % de los concellos no han notificado casos en los últimos 14 días y 184 llevan libres de covid durante la última semana.

Las tasa de incidencia en la siete ciudades van de los 150 casos por cien mil a 14 días de A Coruña, que ha registrado 76 casos por cien mil habitantes durante los últimos siete, a los 16 y 10 casos por cien mil de Lugo y Ourense en una semana.

Lo mismo ocurre con las áreas sanitarias. A Coruña sigue siendo la que mayor tasa de transmisión presenta, todavía con incidencias de 120 casos por cien mil habitantes, mientras que el área compostelana es la que tiene las tasas más bajas, de 38 casos por cien mil habitantes en las últimas dos semanas.

La tasa de positividad se ha mantenido en la última semana en la mitad de lo que la OMS recomienda para tener un brote bajo control. El 2,54 % de las pruebas diagnósticas han tenido resultado positivo y Galicia sigue siendo una de las comunidades con mayor tasa de pruebas por cien mil habitantes. Mientras la media de España no llega a las 1.500, Galicia está en el entorno de las 1.900 pruebas por cada cien mil habitantes.

La política de cribados intensivos continuará esta semana en aquellos municipios que tienen mayores tasas de transmisión, como Beade. La semana pasada, más de 25.000 gallegos fueron citado para participar en los screenings, y el 75 % acudió a hacerse la prueba, lo que es una tasa de adherencia alta. De las más de 20.000 pruebas realizadas, unas 16.000 fueron PCR en saliva.

El descenso de la transmisión se ha ralentizado en el conjunto de Galicia, con una caída diaria del 1,3 % (frente al 7 % que llegó a registrar tras el pico de la tercera ola) y esa fotografía se repite también en la presión asistencial. La curva se aplana y de hecho, el 7,16 % de las camas de críticos son pacientes covid, con un descenso del 35 % en la última semana. En las plantas, la ocupación es del 2,6 % de pacientes con coronavirus y el descenso semanal es del 17 %.

Los circuitos de urgencias también respiran. El 11 % de los pacientes llegan con sospecha de covid-19 (en lo peor de la tercera ola llegó a superarse el 50 %) y el nivel de atención es, en líneas generales, el mismo a estas alturas del año si no hubiese pandemia. Hay dos excepciones, aunque el incremento de afluencia no es preocupante: A Coruña y Ferrol. El 061 recibe unas 2.700 llamadas diarias y menos del 10 % se codifican como consultas relacionadas con covid

Los planes de contingencia siguen activos y todas las áreas están en fase 1 tanto en planta como en críticos. La recuperación de la actividad quirúrgica es plena e incluso se inicia la recuperación de la cirugía reprogramada. «A evolución é boa» y un reflejo de la situación de la pandemia a día de hoy en Galicia, resumía José Flores, gerente del Sergas.

No habrá nuevas medidas para la hostelería en Galicia hasta después del 6 de abril

Cuando pase la Semana Santa se estudiará incrementar horarios y aforos, pero solo si baja la incidencia, algo que parece poco probable

La Voz

El presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería e Turismo de Lugo (APEHL), Cheché Real, confirmó que no habrá nuevas medidas de desescalada para el sector en Galicia hasta después del 6 de abril, una vez pasada la Semana Santa.

Real hizo estas declaraciones a Efe después de la reunión que mantuvo este mediodía, junto con otros representantes del sector en Galicia, con el vicepresidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, y la conselleira de Emprego, María Jesús Lorenzana. Según explicó el presidente de los hosteleros de Lugo, aunque la evolución epidemiológica es «buena», esta decisión se circunscribe al interés de las autoridades sanitarias por «estabilizar» la situación y evitar «subidas y bajadas» en cuanto a la incidencia de los contagios de covid-19.

En ese sentido, reconoció que el propio sector está también interesado «en alcanzar esa estabilidad», porque considera que sería muy perjudicial para sus intereses dar pasos atrás y que la actividad volviese a quedar de nuevo totalmente clausurada. «Si la incidencia sigue bajando, a partir del 6 de abril se estudiarán nuevas medidas» de alivio para el sector, dijo Cheché Real, y se hablará «de incrementar los aforos, los porcentajes en terraza» e incluso «los horarios».

Para ello, los representantes del sector y de la Xunta de Galicia quedaron emplazados a una nueva reunión que tendrá lugar el 5 de abril, un día antes de la reunión del comité clínico.

 

Guerra política entre la Xunta y Aena por las pruebas de covid-19 en los aeropuertos

la voz

El Gobierno gallego realizó la petición el 6 de marzo y dice que la compañía no reunirá a su Consejo hasta abril para decidir sobre este asunto. Aena niega que se trate de un problema burocrático y asegura que el convenio para la puesta en marcha del cribado les llegó ayer

A las puertas de Semana Santa, con los aeropuertos ya recibiendo a turistas extranjeros, la Xunta denuncia que sigue a la espera de que Aena les autorice para realizar cribados en los aeropuertos de la comunidad, una prueba que tenían previsto comenzar en el aeródromo coruñés de Alvedro. Un dispositivo que se extendería también aquellas personas que llegasen a la estación de tren. ¿Por qué no está ya en marcha el dispositivo para estas fechas tan señaladas? Según el gobierno gallego, por la tardanza de Aena. Algo que ellos desmienten.  

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
30 votos
Comentarios

Galicia está en un momento «crítico» para evitar la cuarta ola