Johnson, dispuesto a compartir con la Unión Europea la planta holandesa

j. f. alonso LONDRES / E. LA VOZ

SOCIEDAD

24 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«Una mala transacción es mejor que una buena batalla». Boris Johnson parece haber escuchado este refrán, pues ha decidido enfrentar la amenaza europea de un bloqueo a sus importaciones de vacunas contra el covid-19 no con advertencias ni ultimátums a sus otrora socios, sino tendiéndoles la mano y ofreciéndoles compartir la producción de una de las plantas que produce el tratamiento contra el coronavirus.

Según el diario londinense The Guardian, desde el 10 de Downing Street se estaría evaluando la posibilidad de proponerle a la Unión Europea (UE) trabajar conjuntamente en la planta que los laboratorios anglo-suecos AstraZeneca tienen en los Países Bajos, que está administrada por Halix, una subcontratista, para aumentar allí la producción de inyecciones y dividírsela.

La vacuna que la Universidad británica de Oxford y AstraZeneca desarrollaron conjuntamente se elabora en dos plantas ubicadas en el Reino Unido. Una en la propia ciudad de Oxford y la otra en Keele, a casi 300 kilómetros al norte de Londres. Por su parte, en la localidad galesa de Wrexham hay otra instalación, pero en ella solamente se coloca el producto terminado en sus recipientes y se prepara para su distribución. La planta holandesa también viene elaborando el tratamiento, pero en números muy insignificantes, según admitió la farmacéutica. De esta forma, el Gobierno británico entiende que si se gestiona de forma conjunta se podría acelerar la producción.