La UE garantiza vacunas para que toda Europa alcance la inmunización a mediados de julio

Bruselas promete que los Veintisiete tendrán 350 millones de viales entre este mes y junio y desdeña recurrir a la Sputnik V


colpisa / bruselas

Dos fechas basculaban este lunes como referencia para que los europeos puedan alcanzar la llamada inmunidad de rebaño contra el covid-19. La primera (toda una sorpresa) la puso encima de la mesa el comisario responsable de la compra conjunta de vacunas en la UE, el francés Thierry Breton. La segunda, que marca el final del verano, la fijó Ursula von der Leyen hace meses. Y aunque más tardía, no se retira como marca final del objetivo de inmunizar al 70% de los 450 millones de habitantes del bloque comunitario.

Breton, titular de la cartera de Mercado Interior en la Comisión Europea, lanzaba en una entrevista en el canal francés TF1 (luego lo replicó en su cuenta oficial de Twitter) el nuevo pronóstico. Pero, ¿cómo se hará realidad? «La producción de vacunas se está acelerando: 14 millones de dosis se entregaron (a la UE) en enero, 28 millones en febrero y 60 millones (cuando acabe) en marzo. Se recibirán cien millones en abril y otros 120 millones en mayo». Así que, añadió, entre este mes y finales de junio «tendremos entre 300 y 350 millones de dosis de vacunas». El objetivo es claro: «Lograr la inmunidad de nuestra población a mediados de julio».

En ese escenario dibujado por el comisario galo jugará un papel clave que los propios Estados europeos pisen el acelerador con sus campañas. Y Bruselas, sin contradecir a su comisario, deja también el logro a expensas de los ritmos nacionales de inmunización. Así que esa variable y el temor a nuevos retrasos llevaron este lunes a un portavoz comunitario a subrayar que, sea como fuere, «nuestro objetivo de llegar al final del verano con el 70% de la población vacunada no cambia».

En sus cálculos Breton tenía en cuenta que se ha levantado la suspensión de AstraZeneca en prácticamente toda Europa después de que la EMA insistiera por cuarta vez en que es «segura y efectiva». Así que con ella son cuatro los sueros autorizados por la Agencia Europea del Medicamento, siendo el de BioNTech-Pfizer el que sustentará el suministro necesario después de que en el segundo trimestre vaya a aportar 200 millones de dosis, duplicando así las entregas previstas de Moderna, AstraZeneca y Janssen juntas.

Descalificaciones

Un giro de guión en el relato que viene marcando la compra conjunta de sueros por parte de la Comisión Europea, a la que algunas capitales han responsabilizado de la lentitud en sus campañas de inmunización. Bruselas incluso ha amenazado con vetar la exportación de viales de AstraZeneca a Reino Unido para garantizarse su suministro.

«Las dosis están ahí, ahora la gente debe aceptar la vacunación y el hecho de que contamos con la logística», subrayaba Breton en la televisión gala. Al mismo tiempo, eso sí, planteaba que la UE no tendría «absolutamente ninguna necesidad» de hacer uso de la rusa Sputnik V, que llegó a considerar como una «vacuna complementaria» a esos 350 millones de dosis de las otras farmacéuticas que estarían garantizadas. Los creadores de la Sputnik V no tardaron en responder ayer al comisario francés por un mensaje que destilaba desdén. «Los sesgos conducen al fracaso. Y los fracasos de Breton son claros para muchas personas en la UE», se aseguraba en su cuenta oficial de Twitter. «¿Están contentos los europeos con el enfoque de vacunación de Breton?», concluía. Incluso, el propio presidente, Vladímir Putin, se refirió al representante galo al término de una reunión sobre la gestión de la pandemia. «Nosotros no imponemos nada a nadie, pero cuando escuchamos este tipo de declaraciones de los funcionarios nos preguntamos qué intereses defienden y a quién representan. ¿Los intereses de las farmacéuticas o los intereses de los ciudadanos europeos?», fue la dura respuesta de Putin, que se vacunó este mismo lunes, aunque no quiso desvelar con cuál de los tres remedios producidos ya por Rusia: Sputnik V, EpiVacCorona y CoviVac.

El primero de esos sueros se encuentra en una fase preliminar de homologación por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y Moscú negocia desde hace semanas con varios países de la UE para incrementar su producción. El Gobierno alemán ya ha mostrado su disposición a adquirir el fármaco si se autoriza. Y Hungría, que ha hecho caso omiso al regulador europeo, acaba de comprar lotes del antiviral chino del laboratorio Cansino tras haberlo hecho anteriormente con el también asiático Sinopharm y la Sputnik V.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La UE garantiza vacunas para que toda Europa alcance la inmunización a mediados de julio