Anticiclón de Azores, el sistema meteorológico que nunca está quieto

Esta semana Galicia mantendrá la influencia de las altas presiones, pero con un ligero aumento de la humedad, especialmente el viernes


Un anticiclón abarca un espacio donde la presión es más elevada que la de sus alrededores. Existen dos tipos: los termodinámicos y los térmicos. Estos últimos se forman cuando en un determinado lugar hace mucho frío y el cielo está despejado. Como el aire es muy pesado crea una zona de alta presión sobre la superficie. Son habituales en las regiones heladas del planeta. En el hemisferio boreal se producen en Groenlandia y Siberia.

Los termodinámicos se forman como consecuencia de la circulación general de la atmósfera. En la Tierra hay zonas donde el aire sube y baja. En las regiones donde desciende, la presión aumenta, y, por ello, tenemos anticiclones. El caso más famoso es el de las Azores, que se corresponde con la parte de bajada de la célula de Hadley, a unos treinta grados de latitud norte. 

El anticiclón de las Azores es el sistema atmosférico que más influye en la meteorología gallega. Se trata de un sistema de altas presiones semipermanente. Es decir, siempre se encuentra en la misma zona del mundo pero, dependiendo de la época del año, puede situarse más hacia el norte o el sur. Se alimenta de aire cálido y, por tanto, son las estaciones las que determinan dónde se encuentra en cada momento. En otoño e invierno, con menos radiación solar en el hemisferio boreal se retira hacia el sur, cerca de Azores, el archipiélago portugués que precisamente le da nombre.

En primavera y verano, con el incremento de la energía solar, el anticiclón comienza a remontar hacia el norte. A partir de entonces, aumenta la probabilidad de que Galicia pueda registrar episodios primaverales de tiempo y cálido, un anticipo de las condiciones que se producen durante el verano.

Esta semana, el sistema de altas presiones volverá a ser protagonista. Aunque, como le cuesta estar quieto en un sitio durante mucho tiempo, durante los próximos días su influencia no estará exenta de matices.

Hoy el anticiclón continuará al norte de la Península, aportando estabilidad. El cielo estará en general despejado, con nieblas matinales en el interior. Las temperaturas no tendrán cambios significativos, con mínimas bastante bajas y máximas que alcanzarán los 20 grados.

Mañana Galicia se encontrará en una situación a la que los meteorólogos se refieren como «muy indefinida». Un término para describir que hay las altas y bajas presiones que se mueven por el Atlántico norte y, por tanto, no hay un predominio claro. Será una jornada de cielo con nubes de tipo alto en general y nubes bajas más compactas en la provincia de A Coruña y norte de la provincia de Pontevedra, ya que el viento soplará de componente oeste y eso permitirá que haya más humedad procedente del océano, que como suele ser habitual afecta más a las provincias atlánticas.

El jueves un frente frío muy poco activo pasará cerca de Galicia generando un nuevo aumento de las nubes de tipo bajo. Solo se espera algún chubasco aislado y ocasional, si es que cae. La probabilidad de lluvia aumenta el viernes por la llegada de otro frente, bastante débil, que sí conseguiría cruzar la comunidad. Pero serán unas lluvias pasajeras, porque el fin de semana el anticiclón volverá a proteger a Galicia de las borrascas, permitiendo que predomine el tiempo seco. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Anticiclón de Azores, el sistema meteorológico que nunca está quieto