Bruselas presenta el pasaporte covid de la UE que permitirá viajar a vacunados, recuperados y personas con un test negativo

redacción LA VOZ

SOCIEDAD

Ricardo Rubio

Se podrá obtener gratis en papel o formato digital e incluirá un código QR para su autentificación y no será una condición obligatoria para moverse

17 mar 2021 . Actualizado a las 17:19 h.

La Comisión Europea ha presentado este miércoles su propuesta para crear un pasaporte verde que facilite la libertad de movimientos en Europa durante la pandemia. Según informa la entidad, el certificado verde digital será «una prueba de que esa persona ha sido vacunada contra el covid-19, ha recibido un resultado negativo en una prueba o se ha recuperado de la enfermedad». El documento se podrá obtener gratis, en papel o en formato digital, e incluirá un código QR para asegurar su autenticidad. La Comisión ha asegurado que proporcionará a los países miembros soporte técnico para asegurar que puedan autentificar todos los pasaportes, y serán los países quienes tengan que aplicar a los viajeros con este pasaporte las mismas condiciones que al resto de viajeros en general.

En la presentación, la vicepresidenta de Valores y Transparencia, Vera Jourová, aseguró que el pasaporte verde «ofrece una amplia solución para asegurar que los ciudadanos europeos se beneficien de una herramienta digital coordinada para permitir libertad de movimientos en la UE. Es una gran noticia para contribuir a la recuperación». «Nuestros objetivos clave son ofrecer una herramienta fácil de usar, no discriminatoria y segura, que respete la protección de datos. Y seguimos trabajando para conseguir la convergencia con otros países internacionales», explicó.

Por su parte, el comisionado de Justicia, Didier Reynders, aseguró que «con el certificado verde digital queremos asegurar que los ciudadanos europeos y sus familias puedan viajar con seguridad y restricciones mínimas este verano». Añadió también que este documento no será una condición obligatoria para moverse ni discriminará de ninguna manera, pero sí ayudará a «restaurar gradualmente la movilidad dentro de Europa y evitará la fragmentación».