España necesita cuadriplicar el ritmo de vacunas para protegerse en verano

En dos meses y medio solo Asturias ha logrado cubrir al 5 % de sus ciudadanos


redacción / la voz

España ha administrado hasta este jueves, fecha de los últimos datos recogidos por Sanidad, una media de 75.000 vacunas al día, que le han dado para que el 7,96 % de la población reciba al menos una dosis y el 3,34 % las dos de la pauta completa. Tan solo Asturias ha superado la barrera del 5 % de sus ciudadanos inmunizados. Para llegar al 70 %, y aun contando con cinco millones de unidades de Janssen -que es una sola dosis y ha prometido 10 millones para todo el año-, hay que poner 56 millones de inyecciones, unas 290.000 al día, hasta el 21 de septiembre. Todavía resulta factible, porque antes de finales de junio deberían llegar 40 millones, pero cada vez se antoja más difícil porque ahora mismo lo único garantizado son los 4,8 de Pfizer (que va cumpliendo) del mes que viene. El resto de farmacéuticas lo que están anunciando son más retrasos sobre una situación ya deficitaria. Es, por tanto, un enorme reto de suministro para la Unión Europea y el Ministerio de Sanidad, y también de aplicación para las comunidades que llevan ritmos bastante dispares.

Galicia

Mejor que la media. Inició el jueves en Santiago y ayer en todas las áreas una prueba masiva con casi 20.000 personas, convirtiéndose así en una de las primeras comunidades en abrir la vacunación a la población general de entre 50 y 55 años. Aunque va retrasada con colectivos como los grandes dependientes y las fuerzas de seguridad, ha alcanzado el mayor porcentaje de España en inmunizados en las residencias (95,1 %), se mantiene por encima de la media en el ritmo de administración de dosis y al menos uno de cada tres mayores de 80 años ha recibido la primera, mientras que del resto de grupos el Sergas no ha facilitado datos.

Andalucía

El mayor volumen. Debido a su población es la comunidad que más vacunas recibe. Lleva administrado más de un millón, ha cubierto el 90 % de las residencias y, como empezó de las primeras (el 11 de febrero), le ha administrado al menos una dosis a la mitad de los mayores de 80 años. Le quedan por inocular uno de cada cuatro maestros y por encima del 50 % en otros grupos esenciales.

Aragón

Cada centro es un mundo. Aunque el criterio es de mayor a menor edad, el sistema varía entre los centros urbanos y los rurales y parece dar resultado, porque la comunidad lleva desde el principio entre las comunidades que más rápido vacuna y que más población alcanza, siempre por encima de la media.

Asturias

Sin bajar del coche. Asturias destacó desde el principio por vacunar a una parte de la población más frágil sin bajar del coche y a los dependientes en sus casas. Es la única que ha rebasado el 5 % de población inmunizada y solo Castilla y León ha administrado un porcentaje mayor de primeras dosis.

Baleares

El último de la clase. Tanto en primeras dosis como en pautas completas Baleares tiene los porcentajes más pobres de toda España. Ni siquiera están cubiertos todos los profesionales de primera línea y entre los mayores acaba de empezar con los de 90 a 94 años.

Canarias

El 100 % en residencias. Tiene cubiertos a prácticamente todos los trabajadores sanitarios y sociosanitarios de primera línea, le ha administrado al menos una dosis al 100 % de sus 10.230 residentes y a tres cada cuatro grandes dependientes. Sin embargo no ha llegado siquiera al 20 % entre los mayores de 80 años.

Cantabria

Inicio caótico. Los primeros días de la campaña fueron un caos hasta el punto de que el presidente amenazó con que iban a «rodar cabezas». La situación se ha normalizado, pero con un ritmo inferior a la media y poco más de 25.000 inmunizados.

Castilla-La Mancha

Primero los de 95. Ha adoptado una estrategia ligeramente diferente que la mayoría. Por ejemplo, primero fueron las fuerzas de seguridad y ahora le toca al personal educativo. Entre los mayores comenzaron por los de más de 95 y aún no han llegado al 10 % de los de más de 80. Sin embargo, ya fueron vacunados, incluso con desplazamiento a sus domicilios en muchos casos, tres de cada cuatro grandes dependientes.

Castilla y León

Muchos residentes. Tiene más personas en residencias que Madrid con casi la tercera parte de población, por lo que recibió muchas dosis en la primera fase y de ahí que esté rozando el 10 % de los ciudadanos con al menos la primera dosis y el 4,8 con la pauta completa. Sin embargo aún no ha acabado con los sanitarios de segunda línea y su ritmo ahora ha decaído hasta situarse en la media del país con un 80,7 % de las dosis administradas.

Cataluña

La peor en residencias. Solo ha llegado con la pauta completa al 80,6 % de los residentes, aunque es cuestión de días porque más del 99 % recibieron la primera dosis. También va retrasada entre los mayores de 80, con menos del 15 % alcanzados, y, sin embargo, fue la primera comunidad en vacunar a las fuerzas de seguridad, con lo que más de la mitad de los Mossos o de los bomberos tiene ya algún grado de protección.

Comunidad Valenciana

Entre las últimas. No empezó hasta marzo con los mayores de 80. Aunque ha acabado con la primera dosis entre los equipos de seguridad y emergencias y lleva bastante avanzado el grupo de los grandes dependientes y sus cuidadores, solo Baleares presenta peores datos globales de primeras dosis y también está entre las últimas por pauta completa. Fía el éxito de la campaña a la vacunación masiva del mes que viene.

Extremadura

Todos los dependientes. Es la única comunidad que tiene vacunados a la práctica totalidad de los dependientes y también ha acabado con los sanitarios, incluso los de segunda línea, y le ha administrado la primera dosis al 25 % de los mayores de 80 años.

La Rioja

Empieza con los mayores. La comunidad apenas ha recibido 50.000 vacunas, lo que da una idea de la carestía generalizada y también de sus dimensiones. Tiene muy bien cubiertos los grupos prioritarios pero va lenta con los mayores de 80, aún empieza ahora a ponerles la primera dosis.

Madrid

A trompicones. La comunidad pasa casi de un día para otro del último al primer lugar en porcentaje de dosis administradas, de anunciar vacunaciones masivas en grandes recintos a parar las nuevas inyecciones por la necesidad de guardar para segundas dosis. No ha llegado siquiera al 3 % de población inmunizada.

Murcia

Le toca a los docentes. Solo Navarra y el País Vasco van más lentas. Acaba de empezar ahora con el personal de educación.

Navarra

Colectivos prioritarios. Tiene uno de los mejores datos en residencias y ha completado colectivos prioritarios como los dependientes, sanitarios o fuerzas de seguridad. Con los mayores va más lenta, a un ritmo inferior a la media.

País Vasco

La más conservadora. Apostó por guardar la mitad de todos los viales para garantizar la segunda dosis. Ha cambiado pero siegue siendo la última comunidad en porcentaje de dosis administradas, el 66 % frente al 80,4 de media. Con los mayores empezó por los de 90 años y llega ahora a la franja de los 80.

El 70 % de la población es solo una referencia y hay que aspirar a superar el 80

Pese a la idea extendida de que bastaría con inmunizar a unos 27,5 millones de personas, el 70 % de los mayores de 18 años, para lograr la inmunidad de grupo, muchos expertos elevan esa cifra. Primero porque los menores, aunque no haya vacunas para ellos, también contagian. Y segundo porque ese 70 % solo es una referencia, más cuando las fórmulas disponibles no está demostrado que eviten la infección. Según José Tuells, especialista de la Universidad de Alicante y miembro de la Asociación Española de Vacunología, «con el 80 % evitas que haya brotes y con el 85 que haya casos aislados»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

España necesita cuadriplicar el ritmo de vacunas para protegerse en verano