Sanidade no descarta ampliar los horarios de hostelería la próxima semana

Galicia volvería al sistema de niveles anterior a la tercera ola. El comité también pasa a nivel medio los concellos de Mos y Cambados


Redacción / La Voz

La situación cambió, y mucho, en el mes de enero, por lo que el sistema de niveles de restricciones quedó en suspenso. Ahora que los datos consolidan la salida de la tercera ola del coronavirus y a pesar de que todavía hay que mejorar más en lo que a presión asistencial se refiere, el comité clínico ha recuperado aquel documento, lo está adaptando a las circunstancias actuales y no se descarta una ampliación de horarios de la hostelería la próxima semana.

Así lo ha explicado el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, en la comparecencia para concretar las decisiones del comité clínico de este martes, que ha hecho ajustes en el mapa de restricciones. «Non é descartable que a semana que vén fagamos un axuste deses horarios recuperando o que tiñamos do mes de xaneiro». Si ahora mismo hay básicamente do niveles de apertura de la hostelería, con la única diferencia del servicio en el interior o no, es posible que haya un nivel «a maiores ou complementario» que permita por ejemplo alargar el tiempo de apertura, como había pedido el sector.

Un total de 10.700 locales de hostelería se han descargado ya los carteles de aforo y el código QR que pueden leer los clientes para facilitar el rastreo en el caso de ser necesario. Se trata de un porcentaje «razonable», según ha remarcado Julio García Comesaña, que ha adelantado que es probable que este fin de semana todos los locales de Galicia tengan ya el código QR. Es obligatorio para los hosteleros, pero no para la ciudadanía, que puede leerlo voluntariamente. También se están valorando opciones para aquellas personas que no tienen móvil, por ejemplo. 

Antes de la irrupción de la tercera ola Galicia se regía por un sistema de cuatro niveles de restricciones, que a grandes rasgos comportaba el cierre a las 18 horas de la hostelería en aquellos lugares en los que la situación epidemiológica era más comprometida y que además restringía a cuatro el número de personas no convivientes. En los niveles más bajos la hostelería podía cerrar a las 23 horas y además se permitían grupos de hasta seis no convivientes.

Esa es la base que recuperará el comité clínico para la siguiente fase de la desescalada, que podría iniciarse la próxima semana ante una situación de franca mejoría en los datos. La incidencia en Galicia a 14 días está en 91 casos por cien mil y a siete días en 37, cuando la semana pasada esas tasas eran de 119 casos y 47, respectivamente.

El ritmo de descenso ha sido del 24 y 21 %, respectivamente, con respecto a la semana pasada y la transmisión está cayendo a un ritmo del 6,1 % diario. El número reproductivo básico está por debajo de 1, y sigue cayendo el número de casos activos (el último balance del Sergas lo sitúa en 3.257) y se mantiene en los mismos niveles el de nuevos casos. En las últimas 24 horas se han notificado 168 positivos.  

Son algunos de los datos que ha aportado la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, para contextualizar el nuevo mapa de la desescalada. Ha habido también un pequeño ajuste con respecto a la decisión del martes y los concellos de Cambados y Mos, que permanecían en un primer momento en nivel alto, pasan a nivel medio. Se está utilizando un criterio lo más automático posible, que básicamente sería pasar de 250 de incidencia acumulada a 14 días o estar por encima de 125 casos por cien mil en siete días. Pero el automatismo tampoco puede llevar a que un ayuntamiento esté un martes en un nivel y el viernes pase a otro, sino que ese ha valorado la posibilidad de que las medidas estén en vigor entre siete y 14 días.

Optar por el plazo de 14 días llevaría a ambos municipios a otra semana de restricciones, pero al revisar principalmente la incidencia a siete días y la cifra de casos activos, y como ya cumplen una semana en el nivel alto, se ha tomado la decisión de pasarlos a nivel medio.

La preocupación del comité clínico está centrada en estos momentos en el área de A Coruña, especialmente en A Coruña ciudad y los municipios circundantes, porque no están siguiendo la misma tendencia que en el resto de Galicia y de hecho pondrá en marcha cribados masivos en la zona.

El área sanitaria coruñesa tiene la incidencia acumulada a 14 días más alta de las siete, con prácticamente 161 casos por cien mil en los últimos 14 días, y en la capital herculina la incidencia alcanza los 225 casos por cien mil, mientras que en Vigo y Ferrol esa tasa está en 93 en Vigo y Ferrol, en 84 en Pontevedra, en 63 en Ourense, en 58 en Santiago y en 55 en Lugo.

En cuanto a los tres concellos que este viernes se incorporan al nivel máximo de restricciones, Carmen Durán ha explicado que Paradela ya se encontraba por encima de los 500 casos por cien mil en las dos últimas semanas (de hecho su incidencia está por encima de 700) y tiene prácticamente la misma incidencia a 7 días.

En cambio, en Pontecesures y Vilardevós ha primado la anticipación. Ambos municipios tienen tasas a siete días por encima de los 250 casos, que significa que en una semana podrían situarse por encima de los 500 casos por cien mil. Por eso se ha tomado la decisión de pasarlos al máximo nivel de restricciones y evitar que la transmisión siga creciendo a un ritmo importante.

Hay buenas noticias en cuanto a positividad (la semana pasada en Galicia fue del 1,7 %) y también en cuanto a la presión asistencial. Con mucha prudencia y adelantando que los datos todavía tienen que mejorar más, José Flores, gerente del Sergas, explicó que todos los hospitales están en fase 1 del plan de contingencia a excepción de Pontevedra, que tiene todavía en fase 2 la zona de críticos. Hay 77 personas en la uci, las mismas que ayer, lo que supone una ocupación total de 14 %, y 289 pacientes en plantas covid, es decir, una ocupación del 4 %. 

Hasta el momento, en el global de Galicia han fallecido 2.284 personas con covid-19, después del único fallecido notificado a última hora del miércoles por Sanidade, un hombre de 93 años, en el CHUAC.

En cuanto a los circuitos de urgencias, la media de pacientes que llegan con sospecha de coronavirus es del 13 %, con extremos del 9 % en el hospital de menor carga y del 23 % en el de mayor carga. El 8 % de las llamadas que está recibiendo el 061 se catalogan como relacionadas con el covid.

Los hospitales también han recuperado al 100 % la actividad quirúrgica y, aunque se puede hablar de cierta normalidad, Sergio Vázquez, jefe de oncología del HULA y uno de los miembros del comité clínico, ha recordado que sigue habiendo ingresos por covid, que la media de edad es más baja, de unos 50 años y que mientras no haya inmunidad colectiva hay que cumplir las medidas con absoluto rigor, especialmente ante dos fechas críticas: el puente de San José y la próxima Semana Santa.

 

La relajación en esos momentos puede llevar a una cuarta ola de la pandemia, ha advertido y más en un momento en el que queda clara la irrupción de la cepa británica, más contagiosa en Galicia. No se han aportado nuevos datos en este sentido. Carmen Durán ha explicado que por el momento siguen siendo 90 los casos confirmados en Galicia de la variante británica.

 El comité también ha decidido que se recupere la actividad en una serie de sectores que quedaron en suspenso con las restricciones de la tercera ola. En concreto, los albergues podrán volver a funcionar, aunque los dormitorios colectivos deberán funcionar al 30 % de su capacidad. Se retoman también las clases de canto y de instrumentos de viento y también las actividades de turismo activo, que se podrán realizar respetando la cifra máxima de cuatro personas, es decir, tres turistas y un monitor. 

El conselleiro de Sanidade: «Hoxe Galicia está pechada perimetralmente, entendo que permanecerá así en Semana Santa»

El Gobierno gallego se muestra también partidario de mantener el toque de queda a las diez de la noche y no retrasarlo a las once

M. Viñas

Se acercan fechas peligrosas: de cómo se comporten los ciudadanos durante el puente de San José y la Semana Santa dependerá la consolidación de los buenos datos epidemiológicos que registra Galicia actualmente. Gobierno y comunidades cerrarán esta tarde en una nueva reunión del Consejo Interterritorial el plan para contener la transmisión del virus durante el fin de semana largo del 19 de marzo y las vacaciones de final de este mes. En el Ejecutivo gallego tienen asumido que son días críticos, más aún con la cepa británica, más contagiosa que la original, propagándose por la comunidad. «Esperemos que non haxa unha cuarta ola», confió esta mañana Sergio Vázquez, jefe de oncología del HULA y miembro del comité clínico que asesora a la Xunta. El experto recordó la importancia de seguir cumpliendo todas las medidas «especialmente porque no están llegando todas las vacunas necesarias y todavía queda trayecto para alcanzar la inmunidad de grupo», señaló.

Sobre si Galicia se cerrará durante la Semana Santa, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña sostuvo que será un tema que se discutirá esta tarde en el Interterritorial, pero recordó que la región tiene actualmente en vigor el cierre perimetral y que, a su entender, lo lógico sería que así siguiese tras el encuentro con el Ministerio y el resto de comunidades.

La hoja de ruta que Carolina Darias pondrá esta tarde sobre la mesa incluye el cierre perimetral de todas las comunidades, la prohibición de las reuniones de no convivientes en los domicilios y dos toques de queda distintos a debatir (a las 22.00 horas y a las 23.00). Sobre la limitación de la movilidad nocturna, Comesaña consideró esta mañana que la foto de hoy de Galicia es con un toque de queda a las 22.00 horas y que, en principio, no hay intención de cambiarlo, «siempre a expensas del Consejo Interterritorial y de la reunión del subcomité del viernes», añadió.

Mil vacunas en la Cidade da Cultura como prueba para una campaña masiva

J. V. Lado
Espacios preparados en la Cidade da Cultura de Santiago de Compostela para la prueba piloto de vacunación masiva
Espacios preparados en la Cidade da Cultura de Santiago de Compostela para la prueba piloto de vacunación masiva

Si la experiencia es positiva el sábado se trasladará a todas las áreas sanitarias

El Servizo Galego de Saúde recibió el martes 30.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca, con las que en principio no se contaba, y quiere utilizarlas, además de para avanzar en la campaña de inmunización, para prepararse ante un posible incremento significativo de las dosis remitidas por el Ministerio de Sanidad en las próximas semanas, que podrían hacer necesario la implementación de una campaña masiva y la utilización de grandes espacios. Para ello, tal como adelantó el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, este jueves se llevará a cabo en la Cidade da Cultura, ubicada en el monte Gaiás de Santiago de Compostela, una primera prueba piloto con 1.000 personas citadas de entre 50 y 55 años. Concretamente, como también puntualizó el conselleiro, pueden ser llamadas las personas nacidas entre el 11 de marzo de 1965 y el 31 de diciembre de 1971.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Sanidade no descarta ampliar los horarios de hostelería la próxima semana