El Ministerio de Sanidad pedirá a las comunidades cerrar durante el puente de San José y Semana Santa

Ayuso se abre ahora a aceptar el cierre perimetral de Madrid para buscar el consenso en el consejo interterritorial de este miércoles. Vota y opina: ¿Debe imponer Sánchez a Ayuso el cierre de Madrid?

E. Parra. POOL

colpisa / madrid

El Ministerio de Sanidad pedirá a las comunidades «no bajar el nivel de alerta» desde las dos semanas previas a Semana Santa, lo que incluiría, por tanto, el cierre durante el puente de San José, que comienza el viernes 19 de marzo e incluye el fin de semana del 20 y el 21. El Gobierno central llevará esta propuesta al consejo interterritorial que se celebrará este miércoles. El consenso sobre las restricciones para todos estos festivos parece estar más cerca. La comunidad más reacia a establecer un plan común, Madrid, se ha abierto a asumir las recomendaciones que se adopten en el cónclave. Eso sí, si acaba aceptando, no lo hará de buena gana. «Yo cumplo escrupulosamente las normas establecidas y la ley porque no soy ni independentista ni arribista, pero me repugna cerrar por cerrar sin informes sanitarios. Eso es un abuso de poder», ha asegurado la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, en La Sexta.

Madrid se ha quedado prácticamente sola en su postura de defender la apertura total de las comunidades durante la Semana Santa. Comunidades socialistas, nacionalistas y también populares ya manifestaron en el consejo interterritorial del pasado miércoles, y lo han seguido haciendo durante esta semana, su predisposición a dar por bueno el plan del Ministerio de Sanidad, que implica cerrar las autonomías y evitar los viajes innecesarios. Son las dos medidas más importantes que propondrá a los consejeros la ministra Carolina Darias, toda vez que Sanidad quiere que el acuerdo sea de mínimos y que las comunidades tengan cierto margen para decidir, por ejemplo, si permiten o no la movilidad dentro de sus territorios.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha insistido este martes en que el cierre debe ser «la última opción a tomar después de haberlo intentado todo» y ha pedido que antes de hacerlo se demuestre por qué es acertado hacerlo. «La pandemia lo que ha hecho es demostrar que hay dos maneras de gestionar. Una es el atropello sistemático de derechos y libertades fundamentales, el cierre de regiones enteras sin informes sanitarios y la clausura por decreto de miles de negocios», ha declarado en su intervención al recibir el premio Sociedad Civil de la Fundación Civismo en la Real Casa de Correos. Para Ayuso, se ha promovido una «madrileñofobia nunca vista hasta el momento» de forma «desleal e injusta». A su parecer, siempre han puesto el foco durante toda la crisis en Madrid y en los madrileños y han desconfiado de sus cifras «cuando las cosas iban bien».

 

 

El Gobierno de Ayuso jugará su última baza en el consejo interterritorial para tratar de convencer al resto de las autonomías. «Madrid puede seguir operando con las normas que le están funcionando relativamente bien y siempre llamando a la prudencia porque es algo que no hemos dejado de hacer en ningún momento», ha afirmado la presidenta. El resto de las autonomías, más allá de algunas quejas (como la de la Xunta de Galicia o la del Gobierno Andalucía) por el modo en que el ministerio está llevando la negociación, incluida la filtración de un acuerdo que no era tal el pasado jueves, trabajan con la idea de un cierre perimetral durante los próximos períodos festivos, San José y Semana Santa. Cataluña, la Comunidad Valenciana, Murcia, Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha o La Rioja se han pronunciado tajantemente en esta dirección. Y en la práctica, si todas las comunidades acuerdan que no se pueda abandonar su territorio, la decisión de Madrid de mantener abierto su territorio sería solo simbólica. Ahora mismo, solo están abiertas Madrid, Extremadura, Canarias y Baleares.

Darias ha pedido en los últimos días un acuerdo de mínimos entre las regiones cuanto antes para que los ciudadanos sepan a qué atenerse en las próximas festividades. También ha argumentado que las decisiones del Consejo Interterritorial son de obligado cumplimiento, aunque en realidad, son únicamente recomendaciones. «Voy a luchar que haya consenso también en la Comunidad de Madrid. Es necesario que en el próximo Consejo Interterritorial [este miércoles] lleguemos a consensos. Lo que se apruebe en el Consejo es de obligado cumplimiento y es una continuación del decreto de alarma. Espero y deseo que el consenso sea posible», dijo la ministra el martes.

Feijoo invoca una conferencia de presidentes para ver cómo gestionar la pandemia tras el estado de alarma

Alberto Núñez Feijoo, en el pleno del Parlamento
Alberto Núñez Feijoo, en el pleno del Parlamento

El presidente de la Xunta supedita la reunión con los líderes de la oposición a que primero se perfilen en el Parlamento los acuerdos en materia de reactivación

Domingos Sampedro

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, invocó este martes la conveniencia de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convoque una conferencia de presidentes con los representantes autonómicos para «concretar e administrar» la gestión de la pandemia de coronavirus cuando dentro de unas semanas, dijo, decaiga la declaración del estado de alarma, vigente hasta el próximo 9 de mayo. En vísperas de su viaje a Madrid, donde tiene previsto reunirse con el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, Feijoo consideró «razoable» solicitar un encuentro del órgano que agrupa al Gobierno con los mandatario autonómicos para analizar cómo se puede trabajar «fóra do estado de alarma e sen vacinas suficientes para a inmunidade grupal».

El jefe del Gobierno gallego lanzó esta propuesta en la sesión de control del Parlamento, adelantada a este martes debido a su viaje a Madrid, tras ser emplazado por el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, a reunirse a las fuerzas de la oposición. El dirigente socialista reprochó que en los seis meses que van de legislatura Feijoo no mantuvo «nin unha soa chamada nin unha soa reunión» con el dirigente socialista y lo emplazó a hacer un gesto de este tipo para perfilar un gran acuerdo para la reconstrucción económica de Galicia.

El número uno del PPdeG mantuvo viva la posibilidad de la reunión con los representantes de la oposición para abordar los efectos de la pandemia, pero la condicionó a que primero se trabaje en el seno de la comisión especial de reactivación económica creada en el Parlamento para valorar las diferentes propuestas y verificar que si es posible que PP, BNG y PSdeG perfilen algún tipo de acuerdo. Es más, Feijoo también recordó que solo recibió una carta de la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, solicitando dicho encuentro. «De vostede non», dijo, tras remarcar que Caballero sí hizo declaraciones de prensa apelando al diálogo o a la representación de la oposición, así que le recomendó al PSdeG y al BNG que lo mejor sería ponerse de acuerdo antes en el momento y «no formato oportuno» para mantener la reunión.

«Doulle a posibilidade de elixir o día, o formato e o lugar», replicó Caballero, para la cita con la oposición, si bien Feijoo tiró de ironía para matizar que esto no era una película del Oeste para elegir día, hora y lugar para batirse en duelo, sino que ya está constituida una comisión parlamentaria de reactivación económica, que celebró 24 sesiones y por la que desfilaron 49 comparecientes, en la que se puede canalizar el diálogo político con la oposición. El jefe del Ejecutivo insistió en que «parece razoable avanzar en nesa comisión para ver si é posible chegar a algún acordo», y cerrarlo después en una reunión con los líderes políticos.

Por tanto, Feijoo no cerró la puerta a la cita con la oposición, pero sí le puso condiciones, lo que desató una crítica incisiva de Caballero contra el Gobierno gallego, al que acusó de haber fracasado en la estrategia de «salvar o Nadal» que agravó la tercera ola, de mantener el «escurantismo» sobre los 108 proyectos que promueve la Xunta a los fondos europeos, a los que se refirió como «fake news», y de estar más preocupado por la estrategia de Pablo Casado o por los papeles de Bárcenas que por la reactivación.

«Está claro que quer tender a man ao PP», respondió Feijoo con sarcasmo, en medio de sonora carcajada en las filas populares, antes de reparar en el «alto grao de autoestima» del que hacía gala el líder del PSdeG, al observar que el PP es el partido que está en crisis en Galicia, mientras ve al PSdeG «mellor que nunca». Y acto seguido volvió al inicio, llamando a tomarse el Parlamento como un «paripé» y a dejar que concluyan sus trabajos la comisión constituida por voluntad de todos, por la que pasaron medio centenar de expertos a hacer propuestas, y que está pendiente de elevar al pleno un dictamen de conclusiones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El Ministerio de Sanidad pedirá a las comunidades cerrar durante el puente de San José y Semana Santa