El abecedario de la vacunación en Galicia

La inmunización de los mayores de 80 llega de manera general al vasto capítulo de los «Pérez»

Vacunación de mayores de 80 años en Barbanza
Vacunación de mayores de 80 años en Barbanza

redacción

No es uniforme e incluso en un mismo centro de salud coinciden pacientes citados cuyo primer apellido comienza por diferentes letras, pero la P era la predominante ayer entre los mayores de 80 años que están siendo convocados para recibir la vacuna contra el covid-19 en Galicia, donde el abanico va desde la M, de la que todavía quedan algunos citados, hasta la S, por la que van ya en algunas zonas de Ourense, o la T, a la que han llegado puntualmente en centros de salud de Vigo. «Es que Pérez hay muchos», explicaban en el Área Sanitaria de A Coruña.

Tres cuartos de los mismo ocurre en la de Ferrol, donde todos los centros de salud están en la letra P. En concreto, los apellidados Pérez son los que están citados para el próximo lunes. Los de la R ya están citados también y a los de la S aún no han comenzado a llamarlos.

En el caso de los colectivos prioritarios, como profesores o miembros de las fuerzas de seguridad de 55 años o menos, que se están vacunando con las dosis de AstraZeneca, no se puede establecer un patrón alfabético generalizado, porque, sobre todo en sitios pequeños, hay apellidos o letras con apenas representación y tampoco se pueden dejar descubiertos los servicios. Por ejemplo, en Arousa este lunes han sido vacunados profesores cuyo apellido empieza por R y F, el sábado inocularon a otros compañeros de la N. La gerencia del Area Sanitaria de Santiago explica que, al ser menos personas, con algunos colectivos se acaba ya en el mismo día, y también depende de los listados que les envíen que en alguna ocasión llegaron incompletos y tuvieron que continuar otro día. Y en A Mariña, por citar otro caso, el personal docente, que fue citado en el hospital de Burela, ya está todo vacunado.

En realidad, tanto en un grupo como el otro el encaje de bolillos que tiene que realizar el Sergas no resulta precisamente sencillo, cuando no hay dosis para todos todavía y se trata de mantener cierto equilibrio entre los distintos territorios y las decenas de puntos de vacunación repartidos, por norma general, entre los hospitales y los centros de salud de las localidades cabecera de comarca. De ahí que haya lugares a los que los equipos acuden solo un par de días por semana. Por ejemplo, en el centro de salud de Vilagarcía, donde se vacunan los mayores de 80 años, van por la letra Q y en el vecino de O Grove, por la P.

En Santiago y su entorno, en general van por la letra P, pero ayer en el centro de salud de Boiro estaban recibiendo el pinchazo personas con apellidos que comienza por la letra M. Isabel Muñiz, que recientemente cumplió los 80, fue una de ellas. La boirense aseguraba no haber sentido dolor al recibir el pinchazo ni tener miedo, aunque reconocía que «sempre desconfías un pouco» y también que «sen vacina non estamos ben». Para ella, la pandemia del coronavirus está siendo dura: «Sentina moito esta crise sanitaria porque podemos movernos moi pouco». En cambio, en Ribeira, van por los apellidados Pena, aunque ayer no tocaba vacunación y los equipos regresarán el martes.

La R en la provincia de Lugo

En Lugo, desde el Sergas aseguran que la idea general es que la próxima semana se vacune por la R en toda la provincia. En el centro de salud de Viveiro, adonde están llamados a acudir los mayores del municipio de Viveiro y también los de los ayuntamientos de O Vicedo y Ourol, están citados para el lunes día 8 aquellos cuyos apellidos empiezan por la letra M (principalmente) y también por P y por R, como confirmaban ayer en el centro de Salud. En el de Burela, a donde van también los vecinos de Foz, Alfoz, O Valadouro, Cervo y Xove, estaban vacunando ayer a mayores cuyos apellidos empiezan por las letras M y N. El lunes no se pondrán vacunas y el martes se retomarán por las letras O y P, según confirmaron fuentes del centro médico.

En la Costa da Morte, los puntos designados son las tres cabeceras comarcales: Cee, Vimianzo y Carballo, además de A Laracha y Ponteceso. En total están llamados a pasar por ellos unos 8.800 vecinos. Estos días es el turno de los que tienen apellidos que comienzan por la letra P, excepto en Ponteceso, en donde ya van por la R, con lo que ayer le tocó a otro grupo muy numeroso, el de los Rodríguez. Desde el ambulatorio de Carballo apuntan que se están poniendo unas cien dosis de Pfizer al día y que la campaña se ralentizó un poco por problemas en el suministro. Allí están inmunizando también a ciudadanos de Coristanco y Malpica. De este último concello son Dolores Pardo Torrado y Dolores Pardo Serantes. «Somos familia», apunta la primera, que va a cumplir 81 años. Sobre si están contentas con vacunarse, explican: «Si e non, pero xa que hai vacinas pois imos vacinarnos. Avisáronme o mércores para vir e aquí estou».

Segundas dosis

El viernes 19 de febrero se inició de forma experimental la vacunación a personas mayores de 80 años en el centro de salud de Lalín. Estaban citadas personas cuyo primer apellido comenzase por la letra H y siguientes. El lunes 22 de febrero la vacunación se inició también en los centros de salud de A Estrada y Silleda, en todos ellos algunos días por semana con equipos desplazados a esta tarea. ¿Cómo ha evolucionado la situación? Fuentes consultadas señalan que en A Estrada se está citando a pacientes con apellidos por la letra P, y estiman que se ha podido vacunar hasta la fecha a unos 600 mayores. La situación es la misma en Lalín, donde se dan citas a pacientes con apellidos que empiezan también por la P, más allá de que en medio se intercale alguna persona con letras anteriores como la M o la L; en Silleda a principios de esta semana se citó a pacientes de la O, por lo que el ritmo de letras es parejo en los centros. Profesionales de la sanidad consultados admiten que el proceso va lento. Además, la próxima semana se empezará con la segunda dosis de los primeros vacunados: en Lalín será el viernes 12 de marzo, y tres días más tarde se hará lo mismo en A Estrada y Silleda.

Desde el sector consideran que el problema de esta ralentización es la escasez de dosis, y se muestran convencidos de que a medida que se aprueben nuevas vacunas y se consiga un suministro suficiente para la población la situación cambiará, sobre todo si acomete esas tareas de vacunación el personal de enfermería de Atención Primaria. Sucede cada año en la campaña de vacunación contra la gripe, y sería similar para desarrollar una campaña masiva contra el covid.

Por lo que respecta al inicio de la vacunación entre la población general de entre 50 y 55 años la próxima semana, Sanidade aclaró ayer que incluye a todos los de 55, los nacidos en 1966.

Información elaborada por: C. López, S. González, F. Brea, A. Lorenzo, R. Novoa, C. Devesa, R. Domínguez, J. Gómez, O. Arca, Á. Paniagua, M. Cuadrado y J. V. Lado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El abecedario de la vacunación en Galicia