Tamara Falcó, sobre las infantas: «No le han robado la vacuna a nadie»

La marquesa de Griñón aseguró que «¡no se han saltado ninguna cola!», mientras el resto de contertulios afeaba esta polémica acción a las hermanas del rey


Tamara Falcó se sentó ayer en El Hormiguero tras recibir el título de marquesa de Griñón. «¿Te ha llegado hoy la carta?», le preguntaba Pablo Motos. «Le ha llegado un email a mi abogado, que es el que se ha encargado de tramitar esto», le explicaba, añadiendo además que unos días le llegaría ya una carta firmada por el rey Felipe VI. Y de su recién estrenado título de marquesa, que le dejó su padre fallecido hace ahora casi año víctima del coronavirus, el debate en el que cada jueves participa con la periodista de La Sexta Cristiana Pardo, Nuria Roca y Juan del Val, derivó en una de las polémicas de los últimos días: la vacunación de las infantas en Abu Dabi.

«Si les ofrecen una vacuna, que la cojan», decía Tamara Falcó, que no parecía entender muy bien la controversia social y política desatada alrededor de esa acción. «Yo creo que las infantas son republicanas. Son unas inconscientes que no saben el daño que le pueden hacer a su hermano o evidentemente se lo quieren hacer. Porque me parece impresionante. Ellas saben que esto va a trascender. No pueden decir: ‘Me lo ofrecieron y lo cogí'. No, son Infantas. Y ellas son de la Familia Real. La seguridad para ir allí la pagamos nosotros y cantidad de privilegios los pagamos nosotros», aseguraba el escritor Juan del Val. 

«¿Qué privilegios?», preguntaba Tamara Falcó, «si les han quitado todo». ««Llevan seguridad privada que pagamos todos. Lo pagas tú Tamara y lo pago yo. Esto es un tema que se debería debatir y tomar medidas», le respondía Nuria Roca. 

«Ellos no son una familia normal y por tanto no pueden actuar como actuaría una persona normal que si ve a Abu Dabi y le ofrecen la vacuna y se la quiere poner se la pone. Estas personas tienen que tener un comportamiento ejemplar porque si ellas no respetan la institución nadie tiene por qué respetar la institución. Me parece del todo inoportuno que estas personas hagan algo así de tapadillo porque nos hemos enterado 20 días después. Y que esto trascienda la misma semana en la que hemos sabido que el rey Juan Carlos ha tenido que pagar más cuatro millones de euros en una regularización fiscal a quien perjudica es a Felipe VI», apuntaba Cristina Pardo. 

«¿Qué hay de no ejemplar en vacunarse si encima hay una vacuna más en España para otra persona?», insistía Tamara Falcó. «Me parece más ejemplar la actitud que ha adoptado Felipe VI, que ha dicho que se vacunará él y su familia cuando le toque», le respondía Cristina Pardo.

«¡No se han colado en ninguna cola en España! Hay mucha gente que no lo ha respetado. ¡Que no se han saltado ninguna cola! Lo estáis comparando como si fuera ilegal cuando no le han robado la vacuna a nadie», insistía muy vehemente Tamara Falcó, que incluso decía que actualmente hay viajes para ponerse la vacuna. Finalmente, Pablo Motos, viendo que el debate estaba subiendo el tono, terminaba por zanjar la polémica y cambiar de tema. 

Tamara Falcó confiesa el peor momento de su vida: «Desayunaba filetes empanados»

martin bastos
Tamara Falcó, recientemente nombrada como marquesa de Griñón
Tamara Falcó, recientemente nombrada como marquesa de Griñón

Asegura que el lado oscuro de la fama le pasó factura cuando engordó 20 kilos por ansiedad. «Lo pasé muy mal, muchos contratos que tenía firmados se cayeron»

Muchas cosas han cambiado en la vida de Tamara Falcó desde que, poco antes de cumplir 30 años, protagonizase con una gran melena y un look rompedor su anterior portada en Vanity Fair España en 2012. Este sábado, la nueva duquesa de Griñón ocupa la portada de esta revista en una nueva etapa de su vida y subida a la cresta de una ola que no tiene visos de atenuarse.

En ella, la colaboradora de televisión trata temas como el amor, la monarquía, sus proyectos laborales y la triste muerte de su padre, Carlos Falcó. Asegura que el lado oscuro de la fama le pasó factura en una época en la que atravesaba un momento de inestabilidad emocional y en la que su aspecto físico cambió y engordó 20 kilos. «Lo pasé muy mal, asegura», y describe su estado de ansiedad de una manera gráfica: «En esa época desayunaba filetes empanados». Su cambio físico fue difícil de asumir para ella misma, que en aquel momento confesaba: «No me reconozco cuando me miro al espejo».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Tamara Falcó, sobre las infantas: «No le han robado la vacuna a nadie»