Otro gigante de hielo en la Antártida

Un iceberg que ocupa el doble de la superficie de Madrid se ha desprendido de una de las plataformas


Un nuevo gigante de hielo ha nacido en la Antártida. Ha sido bautizado como A-74. El parto ha tenido lugar en la plataforma de hielo Brunt, que baña el Mar de Weddell, el 26 de febrero del 2021 y fue observado por el satélite Sentinel-1A de la Agencia Espacial Europea. Actualmente tiene un total de 1.270 kilómetros cuadrados y 150 metros de espesor. En otras palabras, ocupa dos veces la superficie de Madrid, aunque no es tan grande como su primo el A-68A, que tenía casi cinco veces su tamaño cuando se separó de la plataforma de hielo Larsen C en el 2017.

Las zonas polares de la Tierra se calientan mucho más rápido que el resto del mundo. Mientras que la temperatura media global ha aumentado un grado desde la Revolución Industrial, en los polos esa subida alcanza los tres grados. El intenso calentamiento que se está registrando en los extremos del mundo se debe al albedo, la cantidad de radiación solar que refleja o absorbe una determinada superficie. La nieve tiene un albedo muy elevado. Devuelve al espacio más del noventa por ciento de la radiación que le llega. Ahora, la emisión de gases de efecto invernadero provoca que haya una pérdida del hielo. Cada año hay más océano al descubierto. El agua actúa absorbiendo la radiación en lugar de reflejarla. Este proceso recibe el nombre de retroalimentación positiva. A pesar de todo este tipo de desprendimiento resulta algo natural en esta región de la Antártida.

Uno de los efectos que produce el deshielo es el aumento del nivel del mar. Sin embargo, no todo el hielo que se derrite influye. Según el principio de Arquímedes solo el que se encuentra sobre la superficie terrestre actúa elevando el nivel actual. El pedazo de hielo, cuya evolución es ahora mismo una incógnita no aumentará el nivel del mar porque ya estaba sobre la superficie oceánica. Si saliese desde la zona continental sí que produciría un incremento.

Actualmente el aumento del nivel del mar avanza a un ritmo de unos tres milímetros por año. Según un estudio reciente de la Universidad de Colorado, esa tasa anual de incremento del nivel mar está acelerándose a razón de 0,08 milímetros cada año como consecuencia del deshielo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Otro gigante de hielo en la Antártida