Las áreas sanitarias de A Coruña y Pontevedra recuperan el lunes la movilidad con el resto de Galicia

Cuatro concellos (Soutomaior, Boborás, A Pobra de Brollón y A Mezquita) estarán  en restricciones máximas y otros 13 solo podrán moverse entre ellos al quedar en nivel 2. El resto de Galicia pasa a nivel 3


Redacción / La Voz

Se ha ido aliviando de manera paulatina y por fin, la presión asistencial de las áreas sanitarias de A Coruña y Pontevedra ha alcanzado niveles que permiten levantar las restricciones especiales que todavía rigen en estas zonas. El subcomité clínico que ha analizado la evolución de los datos del coronavirus este viernes ha tomado la decisión de que el lunes, ambas áreas sanitarias recuperen la movilidad con el resto de Galicia.

La buena evolución epidemiológica permite también que la mayoría de los concellos de Galicia estén este lunes (cuando entran en vigor el nuevo mapa de la desescalada) en nivel 3, al que también se denomina nivel medio, lo que significa que la hostelería puede servir tanto en terraza (50 % de aforo) como en el interior (30 % de aforo), que se permiten los grupos de hasta cuatro personas no convivientes y que hay movilidad entre todo los municipios que se encuentran en este nivel.

Hay contadas excepciones. En trece ayuntamientos, la situación epidemiológica los sitúa en restricciones de nivel 2 (también denominado nivel alto). Son los concellos de Miño, Ponteceso, Sobrado y Arteixo en el área sanitaria de A Coruña; Cambados, Ponte Caldelas y Vilanova en el área de Pontevedra; Mos en el área de Vigo; Cariño y Mugardos en el área de Ferrol, y Guitiriz, Lourenzá y Paradela en el área sanitaria de Lugo. 

En estos concellos la hostelería solo podrá servir en terraza, que debe funcionar con un 50 % de su aforo, y además la movilidad solo se permite entre ellos. Es decir, un vecino de Mugardos podrá ir a Cariño pero no a Ferrol, por poner un ejemplo.

Otros cuatro concellos tienen incidencias acumuladas comprometidas, lo que ha llevado a situarlos en el nivel máximo de restricciones. A Soutomaior se sumarán el lunes los concellos de Boborás, A Pobra de Brollón y A Mezquita. La hostelería deberá permanecer cerrada al público y solo se podrá servir a domicilio o para recoger. Se prohíben las reuniones de personas no convivientes y se establece un cierre petrimetral individual, o lo que es lo mismo: no se podrán entrar o salir de estos ayuntamientos salvo por causas justificadas, como ir al trabajo, al centro de estudio o por motivos sanitarios.

El comité clínico maneja un juego de indicadores para decidir individualmente sobre la situación de cada ayuntamiento y ahora otorga más importancia a la incidencia a 7 días que a la de 14 días para tomar decisiones, principalmente, sobre la escalada: el índice de contagios en una semana permite tomar decisiones adelantadas para intentar frenar los incrementos de transmisión. Mientras, en las decisiones sobre la desescalada sigue teniendo mucha importancia la incidencia a 14 días.

Además de todo esto, se tiene en cuenta también la presión asistencial. En términos generales, la situación de Galicia en estos momentos es mejor y de hecho, todos los hospitales se han replegado a fase 1 del plan de contingencia excepto Pontevedra, que se mantiene en fase 2, y Ferrol, que tiene fase 1 en planta y y se mantiene en fase 2 en críticos. 

Los circuitos covid de urgencias también se normalizan. En los peores momentos de la tercera ola, en algunos hospitales, como A Coruña, más del 40 % de los pacientes que llegaban a urgencias lo hacían con sospecha de covid. Ahora son menos del 20 % en todos los centros hospitalarios. 

Con todo, la prudencia sigue siendo la palabra más repetida por los responsables de Sanidade. «Una situación mejor no significa que no tengamos el virus en Galicia», recordaba el intensivista del CHUS y miembro del comité clínico Pedro Rascado, que insistía una vez más en la necesidad de cumplir escrupulosamente con las medidas decretadas para evitar cambios de tendencia en la transmisión en un momento en el que aumenta la movilidad y la interacción social, lo que favorece el contagio. En los mismos términos se expresaba en conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, que recordaba que la situación es todavía complicada y no hay que bajar la guardia.

Repuntan los contagios por encima de los 200 y siguen cayendo las hospitalizaciones

Durante la última semana se han incrementado paulatinamente los nuevos positivos, y aunque se continuará monitorizando, el conselleiro de Sanidade dice que  «non é algo que nos faga saltar as alamas de momento»

 

Desde el pasado lunes, el número de casos nuevos de coronavirus en Galicia ha ido subiendo ligeramente y el último dato se sitúa por encima de los 200 contagios en 24 horas, el doble que a principios de semana, aunque hay que tener en cuenta el efecto del fin de semana en los datos del lunes, que suelen ser más bajos. El de nuevos casos es el único indicador epidemiológico que tiene un ligerísimo repunte este viernes, en el que se ha vuelto a analizar la situación epidemiológica para avanzar en la desescalada. 

El conselleiro de Sanidade ha explicado que el pequeño repunte diario que se ha venido observando durante esta semana en los nuevos casos «non é algo que nos faga saltar as alamas de momento» pero se seguirá monitorizando. Los aumentos en los contagios puede tener diversos orígenes, como ligeros incrementos derivados de un aumento de la movilidad o incluso positivos detectados a través de la política de cribado intensivo que realiza Galicia.

Lo que de momento no se observa es un incremento en la incidencia, más bien al contrario. El número reproductivo básico, que indica a cuántas personas puede estar contagiando cada caso activo, se mantiene por debajo de 0,8  y no supera el umbral del 1 en ninguna de las áreas sanitarias. Sigue aumentando el número de municipios en los que no se han registrado casos en los últimos siete y 14 días. Los datos publicados en el último DOG dejan 91 municipios en los que no se han producido casos de coronavirus en los últimos 14 días y 165 en los que durante la última semana no se han registrado nuevos casos.

La incidencia acumulada en Galicia es de 44 casos por cien mil en los últimos siete días y 144 casos por cien mil habitantes en las últimas dos semanas. Todas las áreas sanitarias están por debajo de los 250 casos de incidencia a 14 días y además, se observan importantes mejorías en A Coruña ( con una incidencia a 7 días de 95 y a 14 días de 229) y su comarca, con 88  casos por cien mil habitantes en 7 días y 195 a 14 días.

Algo semejante ocurre con Pontevedra, cuya incidencia a siete días ha caído a menos de la mitad, pasando de 89 a 31 casos por cien mil, y que también ha reducido su tasa de contagio en 14 días, que pasa de 174 a 120 casos por cien mil habitantes. 

La ciudad que mejores datos tiene en Santiago, con una incidencia a siete días de 22 casos por cien mil habitantes y que es de 68 casos por cien mil en las últimas dos semanas. 

También sigue a la baja la presión asistencial. Hay cuatro personas menos en críticos, con lo que el número total de camas ocupadas asciende a 89, la cifra más baja desde mediados de enero. El área de A Coruña sigue siendo la que mayor presión soporta, con 31 pacientes en críticos, es decir, un tercio del total de Galicia.

En los últimos siete días la media de ingresos en críticos ha sido de 105 personas, lo que supone un descenso de cerca del 37 % con respecto a la semana anterior. Hay 28 personas en críticos por cada cien mil habitantes, un 25,3 % menos. 

También ha descendido el número de pacientes en plantas covid, que se queda en los 311 (44 menos), la cifra más baja desde el 3 de enero. La media de pacientes en camas convencionales en los últimos siete días fue de 419, un 35 % menos que la semana anterior.

Hay 109 pacientes en plantas covid por cada cien mil habitantes, una tasa que también ha descendido un 35 % con respecto a la semana pasada, cuando era de 167. De nuevo los hospitales del área de A Coruña atienden a uno de cada tres ingresados de Galicia. El último balance del Sergas deja 97 personas ingresadas en el área coruñesa. 

En el último día se han realizado algo más de 8.000 pruebas PCR y la tasa de positividad está por debajo del umbral del 3 %, por debajo del límite ideal que se ha marcado la Xunta, del 3 %. Hasta las 18 horas del jueves, el 1,72 % de las pruebas PCR fueron positivas y solo Lugo supera el umbral del 3 %, con un total del 3,42 % de positividad, todavía lejos del 5 % con el que la OMS considera que un brote está bajo control. 

En la semana del 19al 25 de febrero se realizaron casi 70.000 pruebas diagnósticas y el promedio de positividad fue de un 3,77 %, inferior a la se la semana interior, que era de un 4 %.

El balance de víctimas mortales sigue al alza y este jueves se comunicaron tres nuevos fallecimientos. Febrero se queda como el segundo mes con mayor mortalidad, solo por detrás de abril del 2020, en el peor momento de la primera ola. Desde el inicio de la pandemia, han muerto en Galicia 2.262 personas

¿Cómo será la vacunación de los gallegos de 50 a 55 años?

M. V.

Como con los mayores de 80, arrancará con los apellidos que comiencen por la letra «H» y se convocará también a aquellos que cumplan 50 este año, aunque aún no los tengan. A día de hoy, Galicia ha administrado ya 255.586 vacunas

El Sergas comenzará a vacunar la semana que viene a los gallegos de entre 50 y 55 años con la fórmula de AstraZeneca, de la que la comunidad recibirá 30.000 dosis adicionales a finales de esta semana. Como con los mayores de 80, que empezaron a vacunarse el pasado lunes 22 de febrero, la administración del antídoto arrancará por aquellas personas cuyo apellido comience por la letra H -será de esta forma en todos los grupos de edad porque así se decidió por sorteo- y también se convocará ahora aquellos que aunque todavía no tengan los 50 vayan a cumplirlos este año.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Las áreas sanitarias de A Coruña y Pontevedra recuperan el lunes la movilidad con el resto de Galicia