Sanidade pide prudencia ante la desescalada: «Hai que pensar moi ben as medidas en Semana Santa»

El subcomité clínico volverá a reunirse el viernes y podría volver a cambiar la situación de algunos concellos, sin descartar la apertura de las áreas sanitarias de Pontevedra o A Coruña. Las nuevas medidas entrarían en vigor el lunes


Redacción / La Voz

Una semana después de comenzar la desescalada en Galicia, el comité clínico ha cambiado el tablero de juego de los concellos: el área sanitaria de Ferrol quedará abierta este viernes al bajar de nivel, aunque se mantiene el cierre en las de A Coruña y Pontevedra. Algo que Sanidade volverá a analizar pasado mañana. De tomarse una nueva decisión por parte del subcomité clínico -que no descarta alguna apertura más- entraría en vigor el próximo lunes. El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha pedido prudencia y más prudencia a todos los gallegos ante la relajación de medidas y, sobre todo, tras la apertura de la hostelería. Esa ha sido la palabra más repetida durante la rueda de prensa de este miércoles en la que que ha analizado la situación epidemiológica en la que se encuentra la comunidad. 

«Imos avanzando nesa apertura progresiva, os datos son bos pero temos que ser prudentes», resumió el titular de Sanidade. La incidencia acumulada a catorce días en la comunidad ha bajado un 46 %, hasta los 127,88 casos por cien mil habitantes. Mientras que la incidencia a siete días ha caído un 42 %, hasta los 50,86 casos. Además la situación de los hospitales también se alivia, pero «non do xeito aínda que nos gustaría», según Comesaña. Por eso, el área sanitaria de Ferrol ha bajado de nivel, mientras que las de A Coruña y Pontevedra siguen cerradas. «As porcentaxes de ocupación da uci da Coruña, moi preto do 25 % ou en Pontevedra preto do 20 %» lleva a ser prudentes y retrasar la apertura en ambas áreas. 

En el caso de Pontevedra, la ocupación de críticos todavía mantiene la fase 3 del plan de contingencia y las urgencias de A Coruña tienen el mayor porcentaje de casos que llegan por circuito covid, un 19 %. Es una cifra ya muy alejada de los momentos de mayor presión, cuando casi la mitad de los casos de urgencias llegaban con sospecha de coronavirus.

La situación general es mucho mejor. De hecho, la ocupación de críticos ha caído un 21 % en la última semana y en hospitalización convencional se ha rebajado un 26 %. En términos generales, el 5 % de las camas de planta están ocupadas por pacientes covid y suponen el 13 % en las unidades de críticos. Esta situación ha permitido empezar a recuperar la actividad quirúrgica que se había reprogramado para dedicar los esfuerzos a combatir la tercera ola. 

El conselleiro ha hecho referencia a la circulación de las variantes del virus, que pueden ser más contagiosas. Galicia ha confirmado 90 casos de la británica y uno de la sudafricana, mientras hay un posible contagio de la brasileña en estudio.

También ha actualizado el balance de vacunación. Hasta el momento, se han administrado en Galicia 233.316 dosis. Un total de 115.136 gallegos han sido vacunados con una dosis y otros 59.072 han completado la pauta de vacunación. Además, 42.594 gallegos mayores de 80 años recibieron una dosis.Hay casi 231.000 ciudadanos en este grupo. 

Según explicó la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, la situación es sustancialmente mejor que hace dos semanas. El número reproductivo básico instantáneo está en 0,8, lo que indica una reducción de la transmisión. 91 concellos no han tenido ningún caso en 14 días, son 36 más que el 20 de febrero. El número de concellos sin casos en los últimos siete días ha pasado de 107 a 165. 

Todas las áreas sanitarias tienen tasas de contagio a dos semanas por debajo de los 250 casos por cien mil habitantes y en los extremos están A Coruña (con una incidencia todavía en 183 casos por cien mil) y Ourense, que tiene apenas 68 casos por cien mil habitantes. La tasa de positividad sigue por debajo del 5 % que marca la OMS para mantener un brote bajo control y la última semana el promedio ha sido del 3,7 %.

En cuanto a la situación en las siete ciudades, refleja también la tendencia descendente en la transmisión, especialmente si se comparan las tasas a 7 y 14 días. La curva epidemiológica todavía no ha llegado al suelo, ya que no se aprecia una meseta, con lo que las proyecciones apuntan a que la circulación del virus seguirá descendiendo a un ritmo del 7 %, según ha explicado la directora xeral de Saúde Pública.

A Coruña ciudad tiene una incidencia de 241 y 103 casos por cien mil habitantes a 14 y 7 días, respectivamente. Ferrol se sitúa en los 162 y 32 casos por cien mil, es decir, una «mejoría muy importante», Pontevedra está en 153 y 51 casos por cien mil y las incidencias a 14 días son en. Lugo de 136 casos por cien mil habitantes,121 en Vigo, y 74 en Ourense y Santiago.

El comité clínico está utilizando como indicador predictivo la incidencia a siete días y precisamente este, junto con la tasa de positividad, ha sido uno de los factores determinantes a la hora de colocar Soutomaior en el nivel máximo de restricciones. La incidencia a 14 días es de 525 casos por cien mil habitantes, mientras que a siete días es de 269, lo que indica una evolución al alza en los contagios. A esto hay que sumar una tasa de positividad del 10,3 %, por encima del umbral de alto riesgo. 

¿Qué pasará en Semana Santa?

La Xunta considera que todavía es «pronto» para tomar una decisión sobre Semana Santa, que hoy se analizará en el marco del Consejo Interterritorial de Salud. Hay que pensar «moi ben» las medidas desde la anticipación. «Faltan tres semanas para a Semana Santa, os datos que temos son os que acabamos de comentar e é francamente difícil ter un posicionamento rotundo» con más de un ciclo epidemiológico de distancia, explicó el conselleiro, que pidió un «documento de consenso» para todo el país. 

Este viernes, el futuro estará un poco más claro. Una semana después de haber iniciado la desescalada, los datos epidemiológicos permitirán saber si se puede seguir avanzando o por lo pronto hay que frenar y eso previsiblemente tendrá consecuencias en las vacaciones de Semana Santa. Julio García Comesaña ha mantenido la prudencia en todo momento y no ha querido adelantar acontecimientos, pero tampoco ha descartado avanzar en medidas como una ampliación de nuevo hasta las 23 horas del toque de queda, llegar a incrementar el número de personas que se pueden reunir o incluso ampliar aforos y horarios. 

Pero todavía no se ha llegado a esa situación, ha remarcado el conselleiro de Sanidade, que ha hecho varios llamamientos a la ciudadanía para que sean estrictos en el cumplimiento de las medidas y no se repitan imágenes como las de este fin de semana, en el que incluso se ha tenido que desajolar la plaza de la Verdura en Pontevedra ante las aglomeraciones.

En el mismo sentido se ha pronunciado Pedro Rascado, intensivista del CHUS y uno de los miembros del comité clínico. Los esfuerzos están «salvando vidas» y el aumento de la interacción puede producir un incremento rápido de la incidencia, «que es lo que queremos evitar».

El Ministerio de Sanidad y las comunidades analizarán esta tarde un plan de medidas «compartidas» de cara a Semana Santa para evitar un nuevo repunte de la pandemia, como ha ocurrido en otros períodos señalados en los que aumenta la movilidad y los contactos sociales. De hecho, Pedro Rascado no ha descartado que pueda llegar una cuarta ola pandémica, y no ser especialmente prudentes en este momento llevaría a una situación complicada, porque la presión asistencial, sobre todo en críticos, no ha vuelto a niveles basales.

Mientras tanto, Saúde Pública ha puesto en marcha un plan de apoyo para el cumplimiento de las restricciones con 200 miembros de la inspección movilizados en Galicia, que durante las tres primeras semanas de febrero han realizado 4.107 visitas a distintos establecimientos, sobre todo alimentación (2.313 visitas) pero también 255 a centros comerciales y plazas de abastos, 584 a instalaciones deportivas y en la última parte del mes, con la hostelería ya reabriendo, a 765 establecimientos de este sector.

El 38 % de los establecimientos cumplen con todas las medidas y en el 31 % se encontraron deficiencias y se han establecido plazos para enmendar. En el 95 % de los casos se enmendó. «Nos gustaría resaltar el grado alto de cumplimiento en el sector de la alimentación», ha dicho la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán. El 53 % ha cumplido con todas las medidas y solo el 37 % tuvieron deficiencias menores que se solucionaron rápidamente.

Entre las áreas de mejora, la mayor parte, el 31 %, tenían que ver con el aforo. La ventilación no era la deseable en el 13 % de los casos y otras medidas, como la falta de gel o la situación del gel en sitios que no estaban a disposición de los usuarios.  Ahora que han disminuído las restricciones, la campaña de asesoramiento se centrará más en la hostelería sin abandonar piscinas, gimnasios y establecimientos de alimentacion.

Los pacientes en uci bajan del centenar por primera vez desde mediados de enero

Los nuevos positivos diarios repuntan en la última jornada hasta los 173 -frente a los 118 y 104 de las dos jornadas anteriores-

U. RODRÍGUEZ

La presión en los hospitales es lo último en descender y todavía quedan semanas para que Galicia pueda alcanzar los niveles previos a la explosión de la tercera ola, pero este martes, por primera vez desde mediados de enero, el número de ingresados en las unidades de críticos se sitúa por debajo del centener. Hay 97 enfermos de covid-19 en la uci -8 menos que en el balance anterior-, a los que se suman los 375 -ocho menos- que están en otras unidades. Los pacientes en la situación más grave han bajado un 60 % desde el pico de 253 alcanzado el 2 de febrero, pero siguen siendo el doble de los que había antes de Navidad. 

Los casos activos también siguen en descenso y, en estos momentos, hay 4.686 personas contagiadas de covid en la comunidad, 267 menos que el día anterior y en niveles de mediados de octubre, antes incluso del repunte de la segunda ola. El peor dato de la jornada está en los positivos detectados, que ascienden a 173 frente a los 118 y los 104 de las dos jornadas anteriores. Una cifra que sigue muy lejos de los casi dos millares que se llegaron a registrar a finales de enero. La tasa de positividad se mantiene en el 2 %, es decir, dentro de los parámetros considerados «ideales» por las autoridades sanitarias. La incidencia acumulada a 14 días se sitúa en los 133 casos por 100.000 habitantes, lo que supone una sexta parte del pico de la tercera ola registrado el 31 de enero (769). 

Por áreas sanitarias, el foco de las últimas 24 horas está en dos zonas. A Coruña ha vuelto a contabilizar 70 nuevos contagios -la mitad de los de toda Galicia-, mientras que Ourense se convierte en la única que suma casos activos. Este es el resumen de la situación. El área coruñesa cuenta con 1.543 casos activos (69 menos, a pesar de que repuntan considerablemente los positivos diarios). Vigo acumula 771 pacientes (71 menos), Pontevedra 683 (39 menos), Santiago 519 (35 menos). El área de Ferrol, que baja de nivel en las restricciones, tiene 459 infecciones activas (28 menos), Lugo cuenta con 427 (29 menos) y Ourense con 284 (4 más).

El número de fallecidos desde el inicio de la pandemia asciende a 2.256, tras los últimos cuatro fallecidos comunicados en la noche del martes por Sanidade. Febrero es el segundo mes en mortalidad, perdieron la vida 424 enfermos de covid-19. Se queda muy cerca de superar la cifra de 429 víctimas mortales que se registraron el pasado mes de abril. 

La curva vuelve a subir en Ourense después de 33 días en bajada

En las últimas horas se detectaron 31 positivos, una cifra que no se registraba desde la primera mitad de febrero

María Cobas

Después de 33 días con la curva en bajada, el balance del miércoles 3 de marzo señala que hay un cambio de tendencia en el área sanitaria de Ourense, Verín y Valdeorras: suben los casos activos. Hoy son 284 los ourensanos que están pasando el covid, cuatro más de los que aparecían en el registro de ayer. No significa que se detectaron 4 casos nuevos, porque también hubo altas. El martes se dieron por curadas 26 personas; mientras que otras 31 se confirmaron como positivas en coronavirus. Hacía más de medio mes que no se registraban tantos nuevos casos en una única jornada. Hay que remontarse al 14 de febrero para registrar una cifra tan alta.

Y la situación de hoy revierte una tendencia que comenzó el 30 de enero. Ese día por fin comenzaba la bajada de la curva de la tercera ola, que marcó su techo la víspera, con 2.989 casos activos. Desde entonces, cada jornada la cifra bajaba, porque a diario había más altas que nuevos contagios. Hasta hoy. Todavía es pronto para que salten las alarmas, pero no es un buen dato. 

De los 284 enfermos por covid en la provincia, la mayoría están en aislamiento domiciliario; pero hay 36 personas hospitalizadas. De estas, 34 están en planta: 29 en el CHUO y 5 en el hospital comarcal de Verín; y 2 en la uci del CHUO.

Cuatro de cada diez casos de covid se siguen detectando en A Coruña

Respiro para las plantas del Chuac, que atiende a un tercio de los pacientes de toda Galicia

R.D.

El covid-19 sigue descendiendo su impacto en el área sanitaria de A Coruña y Cee, aunque todavía es la más afectada de toda la comunidad y, de hecho, concentra prácticamente una tercera parte de los casos activos de Galicia, más del 34 % de los enfermos ingresados y hasta el 35 % de los enfermos en uci. Además, los últimos datos del Sergas reflejan que es también aquí donde se detectan cuatro de cada diez nuevas infecciones. 

Aunque a menor ritmo que 24 horas antes, los casos activos en la demarcación coruñesa continúan bajando y son hoy 1.543, 69 menos que ayer. Disminuye también el total de personas hospitalizadas, este miércoles 163, 11 menos, y los pacientes en uci pasan de 37 a 34

Por hospitales, el Chuac tiene hoy 155 enfermos ingresados, 8 menos que un día antes, y de ellos están en la uci 30, 2 menos. En el HM Modelo han pasado de 8 a 7, 3 de ellos en uci, y hay otra persona en cuidados intensivos en el Quirón. 

Además, en sus casas, bajo la vigilancia de los equipos de atención primaria hay 1.380 personas, 58 menos que en la jornada anterior. 

Con respecto al balance diario anterior, hoy se comunican el doble de nuevos contagios, 70, si bien también se ha duplicado el número de pruebas de detección. De esas nuevas infecciones, 62 se han diagnosticado a través de 2.650 PCR, lo que arroja un índice de positividad en estos test, sin contar los antígenos, de un 2,3 %. 

Abre el área sanitaria de Ferrol y siguen cerradas Pontevedra y A Coruña

Tamara Montero / Uxía Rodríguez

El concello de Soutomaior es el único que se mantiene en nivel máximo de restricciones, con lo que la hostelería seguirá cerrada, habrá un cierre perimetral y solo se podrán reunir convivientes

La buena evolución del presión asistencial del área de Ferrol ha llevado a que el comité clínico haya decidido levantar las restricciones especiales a las que estaba sometida, mientras que Pontevedra y A Coruña permanecerán en esta situación. Esto significa que los habitantes del área sanitaria ferrolana podrán desplazarse a municipios que estén en su mismo nivel de restricciones en las áreas de Santiago, Ourense, Lugo y Vigo y que los de menor incidencia acumulada a 14 días (todos menos Cariño) pasarán al mínimo nivel de restricciones, con lo que la hostelería podrá servir en el interior con un aforo máximo del 30 %.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Sanidade pide prudencia ante la desescalada: «Hai que pensar moi ben as medidas en Semana Santa»