Galicia por fin recibe tantas vacunas como mayores de 80 años tiene que inmunizar

Desde el lunes, y previsiblemente en los próximos envíos, llegarán a la comunidad el 8,3 % de las dosis de toda España

Llegada de vacunas al centro de salud de Rivadavia
Llegada de vacunas al centro de salud de Rivadavia

redacción / la voz

Tuvo que pasar un mes desde que lo prometió expresamente la ministra de Sanidad, Carolina Darias, y una semana larga ya desde que Galicia comenzó a vacunar de manera generalizada a los mayores de 80 años, pero al fin se cumple. Desde este lunes, y previsiblemente en los próximos envíos, la comunidad va a recibir un número de dosis de las vacunas de ARN mensajero (las de Pfizer y Moderna) proporcional a lo que los gallegos mayores de 80 representan en el conjunto de España.

En el envío de esta semana de Pfizer -el mayor hasta la fecha con mucha diferencia, porque dobla ampliamente los primeros- llegaron hasta los ultracongeladores del Sergas 37 bandejas con un total de 43.290 dosis, es decir el 8,31 % de las 520.650 que se repartieron en el conjunto del país. Ni de lejos llegan para cubrir las necesidades, pero sí que van a permitir cierto avance en ese objetivo europeo de inmunizar al 80 % de las personas de este grupo de edad durante el presente mes de marzo y el bastante más factible, al que se ha comprometido expresamente el presidente de la Xunta: que el 100 % hayan recibido las dos dosis de aquí a mayo.

No llegan porque hasta ahora Galicia había recibido 179.125 dosis de Pfizer, a las que hay que sumar estas 43.000, cuando solo para los mayores de 80 hacen falta cerca de medio millón, porque son más de 220.000 personas a dos dosis cada una. Además, de esas que han llegado se tienen que descontar las ya utilizadas para todo el personal sanitario de primera línea, porque con Moderna de momento apenas se puede contar. A la comunidad le tocaron 9.800 unidades de las exiguas 192.000 que se habían repartido hasta el viernes, cuando, después de dos semanas sin envíos, el Ministerio de Sanidad dio cuenta de la recepción de otras 195.000, que no dejan de ser testimoniales.

Otros 17 millones de Moderna

La Unión Europea sigue en su línea de firmar nuevos contratos con las farmacéuticas para obtener más dosis de las vacunas contra el coronavirus, cuando las comprometidas dan para inmunizar al triple de los ciudadanos que tienen los 27 países miembros y el verdadero problema está en la escasez de las llegadas a corto plazo, incluso con incumplimientos de por medio. En este sentido, el Consejo de Ministros aprobó ayer la compra de otros 17 millones de dosis de Moderna, de los que 5.666.667 llegarán en el tercer trimestre del año y 11.333.333 en el cuarto. Por tanto, ninguna de estas vacunas que ahora se firman estarán aquí, en principio, antes del mes de julio.

La UE incluso se ha reservado la posibilidad de adquirir otros 150 millones más, que se sumarían a los 160 contratados el pasado 4 de diciembre, 80 millones iniciales y otros 80 opcionales, de los que, cuando están a punto de cumplirse dos meses desde que la Agencia Europea de Medicamentos aprobó esta vacuna, la compañía norteamericana apenas ha servido cuatro millones para todo el continente.

En definitiva, cada vez está más claro que Europa va a contar con vacunas de sobra para su población y que incluso podrá apoyar de forma intensa la cooperación internacional, pero no logra implementar fórmulas que terminen con la escasez a corto plazo, que es la realidad que ahora soportan los sistemas sanitarios.

Unos 8.000 desplazados

El Servizo Galego de Saúde tiene dados de alta en su registro como desplazados -ciudadanos de otras comunidades autónomas que se encuentran temporalmente residiendo en Galicia- unas 8.000 personas. El miércoles pasado el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud acordó que se van a vacunar en la comunidad en la que se encuentren y desde el Sergas explican que si han ido a su centro de salud a darse de alta -que es la condición para tener la tarjeta de desplazado- no habrá problema alguno. «Serán chamados a vacinarse cando lles corresponda», al igual que el resto de la población, advierten.

El Sergas refuerza el teléfono para actualizar datos de la tarjeta sanitaria

En torno a 100.000 llamadas en un solo día colapsaron el teléfono de atención

El lunes a mediodía ya había recibido más de 60.000 llamadas y al cierre de la jornada rondaba las 100.000. «Y eso no hay call center que lo aguante», dijeron ayer desde el Servizo Galego de Saúde para dar respuesta a las quejas derivadas de que el número de teléfono facilitado para actualizar datos de la tarjeta sanitaria estuviese todo el día colapsado.

El Sergas va a reforzar esa atención, pero en todo caso pide que se utilicen de manera adecuada los distintos medios puestos a disposición de los ciudadanos, porque muchas de las llamadas recibidas nada tenían que ver con el fin para el que fue creado este número, que era que los mayores de 80 años que pudiesen tener desactualizados los datos de contacto de su tarjeta sanitaria pudiesen ponerlos al día de cara a la vacunación.

El 981 569 540, aunque el Sergas lo va a reforzar «para contar con maior número de operadores para atender a demanda», en estos momentos solo está habilitado para aquellas personas mayores de 80 años que no han sido llamadas para vacunarse «e teñan a certeza de que os datos da súa tarxeta sanitaria non están actualizados». Algo que también se puede hacer, como siempre, a través de la web www.sergas.es o en el centro de salud,

«Non é necesario que chamen os cidadáns que pertencen a colectivos como educadores, sanitarios, membros das forzas de seguridade do Estado», porque estos son llamados a través de los datos ya actualizados que envían a la Consellería de Sanidade los colegios profesionales o las entidades responsables de cada colectivo. «Tampouco teñen que chamar para actualizar os datos as persoas que non teñan tarxeta sanitaria do Sergas, xa que son chamados polas listaxes que envían Muface, Isfas, etcétera», explican desde la consellería.

El Sergas va a enviar a todos los usuarios un mensaje SMS con un pequeño texto en el que se les pregunta si los datos adscritos a su tarjeta sanitaria son correctos. Si es así, el ciudadano ya no tiene que hacer nada. En caso de que vea alguna incorrección, entonces sí que tiene que llamar al 981 569 540, ponerse en contacto con su centro de salud -o en último caso acudir físicamente- o, si cuenta con un certificado digital, realizar la modificación en la web del Servizo Galego de Saúde. De momento solo se les va a enviar el mensaje a los mayores de 80 años, que son las personas a las que ahora se está citando para la vacunación, pero a medida que avance la campaña se hará lo propio con el resto de los grupos de edad. No hay, por tanto, motivo para alarmarse, porque este proceso lleva su tiempo y necesita la colaboración de todos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Galicia por fin recibe tantas vacunas como mayores de 80 años tiene que inmunizar