Las infantas Elena y Cristina, vacunadas en Emiratos Árabes

La hija mayor del rey Juan Carlos justifica la vacunación para tener un pasaporte sanitario y poder viajar a Abu Dabi a ver a su padre: «Nos lo ofrecieron y accedimos»

Las infantas, en una imagen de archivo del año 2015
Las infantas, en una imagen de archivo del año 2015

Las infantas Elena y Cristina se han vacunado contra el coronavirus en un viaje a los Emiratos Árabes para visitar a su padre, Juan Carlos I. También se han inmunizado el propio rey emérito y el exdirector del CNI Félix Sanz Roldán.

Fuentes de la Casa Real han desvinculado del tema a Zarzuela, asegurando a la agencia Efe que «el rey Felipe VI no es responsable de los actos de sus hermanas», que tanto él como Letizia Ortiz y sus hijas «se vacunarán cuando les corresponda» y que desconocen si el rey emérito ha sido inmunizado.

Ante la repercusión de la noticia, la infanta Elena ha emitido un comunicado -en su nombre y en el de su hermana- en el que confirma que recibieron la vacuna contra el covid en febrero en Abu Dabi y explica sus razones.  

«Ante las informaciones publicadas en la prensa sobre la vacunación de que he sido objeto, quiero efectuar la siguiente aclaración», comienza la nota. «Tanto mi hermana como yo hemos acudido a visitar a nuestro padre y con el objeto de tener un pasaporte sanitario que nos permitiera hacerlo regularmente, se nos ofreció la posibilidad de vacunarnos, a lo que accedimos».

«De no ser por esta circunstancia habríamos accedido al turno de vacunación en España, cuando nos hubiera correspondido», finaliza el comunicado.

La información de la vacunación ha generado una tormenta políticaEl líder de Más País y diputado en el Congreso, Íñigo Errejón, avanzó que su partido registrará una pregunta al Gobierno y exigirá explicaciones. El portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, censuró que «los Borbones ya van a más de dos escándalos por semana» y Gabriel Rufián, portavoz parlamentario de ERC, ironizó con una alusión velada al rapero Hasel: «Y a ver como lo rapeas, que te encarcelan. Y a ver como lo rotulas, que te despiden, y a ver como lo tuiteas, que te denuncian», escribió en su perfil, donde también lamentó que «personas pobres tengan que recorrer kilómetros en cayucos para poder tener una vida digna», mientras «las ricas van escoltadas en avión para vacunarse antes que cualquiera».

Igual de contundente se mostró esta mañana la ministra de Igualdad, Irene Montero (Podemos), que durante una entrevista en TVE cuestionó la utilidad de la monarquía y consideró que la actitud de las infantas acerca un «horizonte republicano» que está «más cerca que lejos». Negó que el Gobierno tuviese conocimiento de la vacunación y descartó pedir explicaciones a Casa Real. «Creo que, más allá de eso, la cuestión es que hay una sensación mayoritaria en la ciudadanía de que hay un trato de favor de privilegios de una institución que debería ser ejemplar como el poder ejecutivo, el judicial o el legislativo, y que no lo está siendo. Esa sensación es preocupante en sí misma», sostuvo. «Todas estas noticias sobre los presuntos casos de corrupción del rey emérito, las regularizaciones y las cantidades ingentes de dinero que le prestan grandísimos empresarios a lo largo y ancho de todo el mundo... eso abre un debate y una pregunta en la sociedad, que es para qué sirve la monarquía», insistió. En esta línea, Montero señaló que el Gobierno debe ser «sensible» al debate que se abre sobre la vigencia de la monarquía en España y sobre un horizonte republicano que, en su opinión, debe llegar «por una cuestión de democratización».

Por su parte, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transición Digital, Nadia Calviño, subrayó ayer en declaraciones a la Cadena Ser la necesidad de respetar los protocolos sanitarios aprobados y recordó que las hijas del rey emérito ejercen un «cierto papel público» y son referentes por tanto de actuación. «Hemos pensado mucho el orden en el que se va a producir la vacunación, empezando por las personas más vulnerables, y toda la sociedad tenemos que estar unidos», manifestó. También la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, lamentó la «imagen muy mala» para España que se da con este tipo de comportamientos y, como Calviño, exigió ejemplaridad en los representantes públicos, porque todavía hay «muchos profesionales corriendo riesgos» frente al coronavirus, dijo.

«No son familia real ni le han quitado la vacuna a ningún español»

Sin embargo, el portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, advirtió este miércoles que no hay «perjuicio» en la vacunación de las infantas, porque ni son familia real ni «le han quitado la vacuna a ningún español». «No conviene mezclar a la Monarquía con el debate que puede suscitar eso», comentó el también alcalde de Madrid, ya que «desde el 2011 no son familia real, sino familia del rey» y, por tanto, «es una cuestión privada»Añadió, además, que «a diferencia de todos los que se han aprovechado de su cargo, (ellas) no lo han hecho, ni han quitado la vacuna a ningún español».

Las hijas de Juan Carlos I viajaron a Emiratos la segunda semana de febrero y volvieron tras ponerse la vacuna contra el covid-19, como también habrían hecho el propio rey emérito y el exdirector del CNI Félix Sanz Roldán, que al parecer viajó ya durante las Navidades. La infanta Elena, de 57 años, vive en Madrid, mientras que la infanta Cristina, de 55, tiene su residencia en Ginebra (Suiza). El rey emérito se encuentra en Emiratos desde el pasado mes de agosto, tras marchar de España por la presión levantada por la difusión de varias noticias que lo vinculaban con irregularidades fiscales. 

España tiene en marcha su plan de inmunización, por el que casi se han administrado cuatro millones de dosis de la vacuna, y en estos momentos se está inoculando a los mayores de 80 años, así como a colectivos esenciales como policías, militares o profesores.

Viajes para vacunarse: a Emiratos Árabes o a Florida contratados por agencia y con hotel incluido

marta otero
Cola para vacunarse en una biblioteca en Fort Myers, Florida
Cola para vacunarse en una biblioteca en Fort Myers, Florida THE NEWS-PRESS

La inmunización del rey Juan Carlos y de las infantas Cristina y Elena en Abu Dabi pone el foco en esta práctica

En unos meses, el rechazo de la población a la vacuna se ha transformado en ansia desmesurada por conseguir la inmunización, en medio de un panorama en el que los fármacos escasean y muchos son conscientes de que para esperar su turno todavía les quedan muchos meses. La variedad de criterios que establecen los distintos países ha dejado una grieta abierta para una nueva modalidad de turismo: la que permite a los bolsillos más acaudalados viajar a otros países para conseguir la inmunización. La vacunación del rey Juan Carlos y de las infantas Cristina y Elena en Emiratos Árabes pone el foco en esta práctica y ha desatado la polémica en España mientras en las distintas autonomías continúa la campaña de vacunación a menos ritmo del deseado. Casa Real se ha desvinculado este martes de estas inmunizaciones y ha recalcado que tanto los reyes Felipe y Letizia como sus hijas, Sofía y Leonor, se vacunarán cuando les corresponda por su edad, según han indicado a Europa Press fuentes de Zarzuela. Pero muchos otros sí han recurrido a este nuevo turismo pandémico.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

Las infantas Elena y Cristina, vacunadas en Emiratos Árabes