Abre el área sanitaria de Ferrol y siguen cerradas Pontevedra y A Coruña

El concello de Soutomaior es el único que se mantiene en nivel máximo de restricciones, con lo que la hostelería seguirá cerrada, habrá un cierre perimetral y solo se podrán reunir convivientes


redacción / La Voz

La buena evolución del presión asistencial del área de Ferrol ha llevado a que el comité clínico haya decidido levantar las restricciones especiales a las que estaba sometida, mientras que Pontevedra y A Coruña permanecerán en esta situación. Esto significa que los habitantes del área sanitaria ferrolana podrán desplazarse a municipios que estén en su mismo nivel de restricciones en las áreas de Santiago, Ourense, Lugo y Vigo y que los de menor incidencia acumulada a 14 días (todos menos Cariño) pasarán al mínimo nivel de restricciones, con lo que la hostelería podrá servir en el interior con un aforo máximo del 30 %.

Mientras, el área de Pontevedra, que era una de las candidatas a rebajar restricciones, permanecerá como está. Lo hace porque la mejoría no es aún suficiente en lo que a ocupación de críticos se refiere, ya que hay todavía 11 ingresados aislados en críticos y 8 más desaislados.

Asi que todos los concellos menos Soutomaior permanecerán en nivel 2 de restricciones (solo se puede servir en terrazas y con un aforo del 50 %). En nivel 2 y solo con movilidad entre ellos quedarán los siguientes municipios: Catoira, A Illa de Arousa, A Lama, Barro, Bueu, Caldas de Reis, Cambados, Campo Lameiro, Cerdedo-Cotobade, Cuntis, Forcarei, Marín, Meaño, Meis, Moraña, O Grove, Poio, Ponte Caldelas, Pontevedra, Portas, Ribadumia, Sanxenxo,Vilaboa, Vilagarcía de Arousa y Vilanova de Arousa.

El concello de Soutomaior, es el único de Galicia que permanece en nivel máximo. Eso significa que es el único en el que la hostelería permanecerá cerrada y solo podrá servir a domicilio o para llevar y en el que las reuniones solo se permiten entre convivientes. Además, estará sometido a un cierre perimetral, es decir, solo se podrá entrar o salir del concello por motivos justificados.

De esta situación saldrán los concellos de Corcubión, Curtis, Ponteceso, Moeche, Toques, O Corgo, Guitiriz, Gomesende, A Gudiña y A Peroxa, que hasta el momento estaban sometidos al nivel máximo de restricciones, con lo que la hostelería podrá reabrir una vez entren en vigor las medidas y dejarán de estar sometidos a restricciones de movilidad y de reunión con personas no convivientes.

También en el área de A Coruña continuará sometida a un cierre perimetral conjunto. Los vecinos del área, que pasa a estar al completo en el nivel 2 de restricciones, solo podrán tener movilidad entre ellos, pero no podrán ir a concellos en su mismo nivel de otras áreas sanitarias.

Quedan sometidos a estas restricciones los concellos de Aranga, Carballo, Corcubión, Malpica de Bergantiños, Ponteceso, A Coruña, A Laracha, Abegondo, Arteixo, Bergondo, Betanzos, Cabana de Bergantiños, Camariñas, Cambre, Carral, Cee, Cerceda, Coirós, Coristanco, Culleredo, Curtis, Dumbría, Fisterra, Irixoa, Laxe, Miño, Muxía, Oleiros, Oza-Cesuras, Paderne, Sada, Sobrado, Vilasantar, Vilarmaior, Vimianzo y Zas.

La situación hospitalaria en A Coruña es todavía la más comprometida de Galicia. En sus hospitales permanecen ingresados alrededor de un tercio del total de pacientes de la comunidad y la ocupación de críticos sigue en niveles altos, de un 23 %

Fuera de A Coruña y Pontevedra siguen en nivel 2 los concellos de  Cariño (área de Ferrol) Guitiriz, Lourenzá y A Pobra de Brollón, del área de Lugo, Tordoia y Porto do Son en el área sanitaria de Compostela, Mos, Mondariz y Pazos de Borbén en el área de Vigo y Boborás en el área de Ourense.

 El resto de concellos de Galicia quedan en nivel 3 de restricciones y podrán tener movilidad entre ellos una vez los cambios entren en vigor en la medianoche de jueves a viernes, tras la publicación de las actualizaciones en el DOG. El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, comparecerá con su equipo este miércoles para concretar las decisiones del comité clínico.

Restricciones por niveles

Tercer nivel: el de menores restricciones 

Es el nivel con las medidas más laxas en estos momentos. Aquí, en general, entran los concellos con una incidencia menor a 250 casos. A las áreas sanitarias de Vigo, Ourense, Lugo y Santiago se suma la de Ferrol. A excepción de los concellos que superen ese umbral y estén en otro nivel.  

- Se permiten reuniones de hasta cuatro personas no convivientes.

- La hostelería puede abrir en interior y en exterior, aunque no las barras. El aforo dentro no podrá sobrepasar el 30 % y en terrazas el 50 %. El horario de apertura está limitado a las 18.00 horas.

- La movilidad está permitida entre todos los concellos de este nivel.

Segundo nivel de restricciones 

- Reuniones sociales de hasta cuatro personas no convivientes.

- Hostelería abierta solo en terrazas, con un aforo del 50 % y hasta las 18.00 horas.

- La movilidad se permite libremente dentro de los municipios que pertenecen al área de A Coruña o Pontevedra, pero no entre ellas.

- El resto de concellos en este nivel que pertenecen a otras áreas también tienen movilidad entre ellos, pero no con los demás de Galicia y tampoco con los de las áreas de A Coruña y Pontevedra.

Primer nivel, máximas restricciones

Solo está el concello de Soutomaior.

- Hostelería cerrada excepto para servicio a domicilio. Bares, cafeterías y restaurantes no podrán abrir ni siquiera las terrazas.

- Reuniones solo entre convivientes, tanto en el ámbito público como en el privado.

- Cierre perimetral individual.

- Las instalaciones deportivas continúan cerradas y la práctica de deporte solo se permite de manera individual o entre convivientes.

La mitad de los concellos gallegos llevan siete días sin un solo caso de covid-19

El Sergas ha publicado la incidencia acumulada a siete días en todos los municipios gallegos, 35 de ellos se sitúan en una situación de riesgo extremo

UXÍA RODRÍGUEZ / TAMARA MONTERO

La incidencia acumulada a siete días es ahora mismo uno de los parámetros más importantes para controlar la expansión del virus y, como consecuencia, tomar las decisiones correspondientes. Junto con la evolución de la presión hospitalaria y, sobre todo, de los ingresados en uci, es clave en el seno del comité clínico que asesora a la Xunta. 

Sanidade ha publicado este martes, por primera vez, el mapa actualizado con la IA a siete y catorce días. Con esos datos se puede comprobar que la mitad de los concellos gallegos no han tenido un solo caso de covid-19 desde hace una semana. Es decir, estarían en una situación denominada por el propio Ministerio de Sanidad como «nueva normalidad». Son 155 concellos con un reparto muy distinto entre áreas sanitarias: siete están en A Coruña (Abegondo, Corcubión, Fisterra, Laxe, Muxía, Vilarmaior y Zas), cinco en Ferrol (A Capela, Mañón, Monfero, Neda y As Somozas), cuatro en Pontevedra (A Illa de Arousa, Campo Lameiro, O Grove y Portas) y seis en Vigo (Arbo, Crecente, Mondariz-Balneario, O Rosal, Oia y Salvaterra de Miño). En cambio, en Lugo son 50 de sus 67 concellos. También la mayoría de los de Ourense (el 75 %) están en esta situación. 

En el lado contrario nos encontramos el llamado nivel de riesgo extremo en el que estarían los municipios con una incidencia a siete días por encima de los 125 casos por cada 100.000 habitantes. ¿Cuántos lugares de Galicia se encuentran en esta situación? 31 concellos, ocho de ellos en el área de A Coruña (A Laracha, Aranga, Arteixo, Irixoa, Miño, Ponteceso, Sobrado, Vilasantar) y seis en la de Pontevedra (A Lama, Cambados, Marín, Ponte Caldelas, Soutomaior, Vilanova de Arousa). El resto están repartidas en las otras cinco delimitaciones sanitarias. Otros 25 municipios estarían en una zona de riesgo alto con una incidencia a siete días entre los 75 y los 125 casos. 

La incidencia acumulada a siete días es un indicador que permite actuar con mayor rapidez en el caso de que la situación se deteriore en algún concello. Tendrá peso en las decisiones del comité clínico sobre todo en la escalada, es decir, para tomar medidas más restrictivas en el caso de que se observe un incremento rápido de la transmisión. Lo mismo ocurre con la incidencia a tres días, que también permite tomar decisiones con rapidez en el caso de que se produzcan brotes.

En cambio, la incidencia a 14 días, que da una fotografía más amplia de la evolución epidemiológica, porque muestra todo un ciclo de contagio. Por eso, el panel de expertos del comité clínico le da más peso a este indicador a 14 días  a la hora de tomar decisiones sobre la desescalada, es decir, para suavizar limitaciones, ya que la reapertura debe hacerse con toda la prudencia para evitar cambios en la tendencia.

No son los únicos indicadores que maneja el comité clínico, que cuenta con una panel de más de una docena de conjuntos de datos. Además de la evolución de la presión asistencial (volver a niveles basales y recuperar la normalidad en los hospitales es el gran objetivo tras una tercera ola muy virulenta) entre los indicadores que se maneja está también la tasa de positividad de las pruebas diagnósticas, así como la cantidad de casos huérfanos que se detectan y el porcentaje de casos nuevos que proceden de personas previamente cuarentenadas. Estos dos indicadores permiten saber si hay cadenas de contagio ocultas o si los brotes están controlados.

También tiene mucho peso la evolución de la atención en los servicios de urgencias, ya que es un predictor. Si se incrementa mucho la entrada a través de los circuitos covid (es decir, si hay un porcentaje alto de pacientes que llegan con sospecha de coronavirus) se puede inferir que hay una alta transmisión y además se producirá un pico de presión hospitalaria. 

Galicia baja de los 5.000 casos activos y se mantiene en el centenar de nuevos contagios

Los hospitalizados en planta bajan en 48, hasta los 383, mientras que los pacientes en uci se mantienen en 105

U. RODRÍGUEZ

Galicia tiene 4.953 enfermos de covid-19, 254 menos que el día anterior, lo que sitúa la cifra en los niveles de mediados de octubre, antes del auge de la segunda ola y muy lejos ya del pico de la tercera cuando se llegaron a superar las 22.000 infecciones activas. En cuanto a los nuevos contagios detectados en las últimas 24 horas, son 118 -frente a los 104 del día anterior-, con una tasa de positividad que se mantiene en el entorno del 2 %. Las áreas sanitarias de Vigo (35) y A Coruña (31) acumulan más de la mitad de positivos de toda Galicia. 

El área coruñesa tiene 1.612 enfermos de covid-19 (99 menos) y la viguesa 842 (29 menos). Pontevedra cuenta con 722 casos (31 menos), Santiago con 554 (15 menos), Ferrol con 487 (25 menos), Lugo con 456 (44 menos) y Ourense con 280 (11 menos).

La presión asistencial en la comunidad sigue bajando aunque continúa en niveles elevados. Hay 105 pacientes en críticos -los mismos que en el balance anterior- y 383 en el resto de unidades -48 menos que ayer-. Los ingresados con coronavirus se reducen en las siete áreas sanitarias gallegas, especialmente en la de Ferrol, donde caen a siete las personas en uci -una menos- y a 47 las que se encuentran en otras unidades -16 menos-.

Febrero es ya el segundo mes con más muertes desde el inicio de la pandemia. Con los últimos fallecidos comunicados a última hora del lunes, perdieron la vida 424 enfermos de covid-19. Se queda muy cerca de superar la cifra de 429 víctimas mortales que se registraron en el peor momento de la primera ola, el pasado mes de abril y que por el momento es el mes con más muertes por coronavirus en Galicia.

El Sergas notificó a última hora de este martes cuatro fallecimientos más, correspondientes a las jornadas del 1 y 2 de marzo. El balance de fallecidos desde el inicio de la pandemia se eleva de este modo a 2.256 personas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Abre el área sanitaria de Ferrol y siguen cerradas Pontevedra y A Coruña