La vacunación contra el coronavirus de los docentes necesita mejorar, y muy rápido

Hay numerosos fallos que solventar para que todos reciban una inyección en marzo

Vacunación contra el covid de docentes en el hospital de Ourense
Vacunación contra el covid de docentes en el hospital de Ourense

redacción / la voz

Largas colas porque los profesores estaban citados y las vacunas no llegaban, dudas con el orden alfabético, convocatoria de grupos de edad a los que aún no les tocaba, comparecencias de los conselleiros, reunión con la secretaria xeral de Saúde Pública... El plan piloto del Sergas para vacunar contra el coronavirus a los en torno a 50.000 docentes de la comunidad, aparte de empezar bastante atropellado, ha demostrado que quedan muchas cosas por pulir para que, a partir de hoy, con el inicio oficial de la campaña, se vaya normalizando. Las incidencias provocaron quejas de los profesionales y los sindicatos, pero también comprensión. «Son listados con varias decenas de miles de persoas que teñen que xestionar. Vese boa vontade e temos que dar un voto de confianza», dice el presidente de la Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza (ANPE), Julio Díaz.

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, confirmó ayer algunos datos que ya se habían adelantado, como que a los docentes se les convoca por SMS, que tienen que acudir al hospital de referencia del centro en el que trabajan, que por la segunda dosis esperarán entre 10 y 12 semanas y que esta primera deberían recibirla todos en marzo. Además, valoró el esfuerzo de la comunidad educativa y confió en que eso sirva para superar cualquier «defecto colateral que vaya surgiendo», como los que ya se vieron ayer en el Montecelo de Pontevedra. «De mi centro estábamos citados cinco profesores. Yo tenía cita para las 10.04 horas y un compañero a las 8.30 y aún no salió. No sé si a los que están más adelante en la fila les habrán explicado algo. A mí, no. Los rumores eran, primero, que no habían llegado las vacunas y, después, que si estaban congeladas y había que esperar», señalaba una docente desde la cola del hospital. Luego, el gerente explicó que no les habían enviado dosis de AstraZeneca, las que se usan con este colectivo, y tuvieron que esperar a que llegasen desde Santiago.

En el área sanitaria de Ourense, 300 profesores vacunados y «sin incidencias»

Pero no todo fueron incidentes, el CHUO abrió camino este martes en el inicio de la campaña de vacunación entre el profesorado de enseñanza pública en Ourense, con 299 docentes que ya recibieron la primera dosis de AstraZeneca. Fue en horario de tarde, con la idea de reducir al máximo las posibles alteraciones en el horario lectivo de los convocados, que se mostraron contentos con la organización allí dispuesta, sin aglomeraciones. «No hubo quejas ni esperas, y se respetó la puntualidad», agregan desde el CHUO.

Hoy hay otros 360 profesores de la provincia citados en el aula Cabaleiro Goás, del hospital ourensano, para dar continuidad a una ronda que integrará a los profesionales mayores de 55 años entre mañana y el viernes. «En su caso, será con la vacuna de Pfizer y por orden alfabético», indican desde el Sergas. En total, en el área sanitaria ourensana se prevé vacunar a 3.339 docentes entre el CHUO y los comarcales de Verín y Valdeorras antes de que concluya esta semana.

También hubo mensajes de esperanza. Óscar López, de 43 años, profesor de Audición e Linguaxe en dos centros de Ourense, vio cómo sus padres pasaban el covid y recibió ayer la primera dosis como «unha moi boa noticia», que no garantiza aún la tranquilidad, pero algo sí que ayuda.

Información elaborada por Cristina Barral, Javier G. Sobrado, J. Capeáns, S. Carreira, Pablo Varela y J. V. Lado

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
5 votos
Comentarios

La vacunación contra el coronavirus de los docentes necesita mejorar, y muy rápido