El príncipe Enrique y Meghan, despojados de sus patrocinios honorarios y títulos militares

Once meses después del «Megxit», Isabel II confirma que los duques de Sussex no volverán a la familia real


No hay marcha atrás. La ruptura del príncipe Enrique y Meghan Markle con la monarquía británica es ya definitiva. Los duques de Sussex, Enrique y Meghan, han confirmado a la reina Isabel II de Inglaterra que no volverán a trabajar como miembros de la familia real británica, según informó este viernes el palacio de Buckingham en un comunicado. 

El príncipe Enrique, nieto de Isabel II, y su mujer habían decidido hace un año apartarse de la monarquía, empezar una nueva vida fuera del Reino Unido y ser financieramente independientes, en lo que entonces se conoció como el Megxit. Perdieron entonces el tratamiento de altezas reales, pero la decisión se tomó por el plazo provisional de un año a la espera de la revisión del acuerdo con la reina a principios de este 2021. Pero los duques están seguros del paso que han dado y este viernes se confirmó que la escisión se hace definitiva antes incluso de que venciera ese plazo de un año el próximo 31 de marzo.

De este modo, Isabel II ha decidido retirarle a su nieto, sexto en la línea de sucesión al trono británico, los patrocinios honorarios y los nombramientos militares que ostentaba. Entre los primeros destaca el de la Unión de Rugby, que agradeció al duque de Sussex en un tuit su compromiso con este deporte «en los últimos años».

Entre los nombramientos militares honorarios que el príncipe devuelve a su abuela figuran el de capitán general de los Royal Marines, el de la Real Fuerza Aérea de Honington y la Royal Navy Small Ships, así como el patrocinio del Real Teatro Nacional y la Asociación de Universidades de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth). 

Estos títulos volverán a la soberana para que esta los redistribuya entre otros miembros de la familia real. «Aunque todos están tristes por su decisión, el duque y la duquesa continúan siendo miembros muy queridos de la familia», subraya un portavoz de Buckingham.

Pocos minutos después del comunicado de palacio, Enrique y Meghan publicaron su propia declaración oficial, en la que aseguran que ellos permanecen «comprometidos con su deber y servicio al Reino Unido y el resto del mundo». «Todos podemos vivir una vida de servicio. El servicio es universal».

La noticia del abandono definitivo de sus funciones reales se produce pocos días después del anuncio de que la pareja, que ahora vive en una lujosa mansión en Montecito (California) valorada en 12,7 millones de euros, espera el nacimiento su segundo hijo. Enrique y Meghan también han anunciado que han concedido una «entrevista íntima» con la presentadora norteamericana Oprah Winfrey que se emitirá el próximo 7 de marzo.

Además, esta decisión coincide con la hospitalización del duque de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II, que ha sido ingresado como medida de precaución después de sentirse mal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El príncipe Enrique y Meghan, despojados de sus patrocinios honorarios y títulos militares