El Clínico de Santiago resta 36 camas al covid-19 y las destina para operar más pacientes

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

SOCIEDAD

XOAN A. SOLER

Citan a 1.500 personas del colegio La Salle para participar en un cribado

18 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Una de las cinco unidades de hospitalización convencional que utilizaba el Clínico en las últimas semanas para ingresar personas con covid-19 -provista de 36 camas- ha cambiado su uso y se destina ahora para internar a pacientes operados. Esto se debe a que los pacientes de covid ingresados en esas unidades descendieron ayer hasta 99, desde el máximo de 150 del 1 de febrero, y la tendencia de los últimos días es a que se reduzcan aún más. Al disponer de más camas se prevé un incremento importante de la actividad de los quirófanos. Este mes, debido a la presión del covid, la primera semana la actividad quirúrgica se redujo un 36 %, la segunda semana un 32 % y esta se semana se prevé finalizarla con poco más del 20 % de reducción, para normalizar progresivamente las cifras. Así lo explica el director asistencial del área sanitaria, Alfonso Varela. Además, si persiste la evolución actual, la próxima semana esperan destinar también a pacientes operados otra unidad de 36 camas, afirma.

El problema mayor para operar más es la falta de plazas para cuidados críticos, agrega Varela. Siguen ocupadas tres -la uci específica de covid, la que se utilizaba para pacientes no covid, y la reanimación- aún con 26 pacientes de coronavirus ayer. Eso provocó que se acondicionase como zona de reanimación para pacientes operados la de despertar, junto a los quirófanos. Se valora reorganizar las tres unidades de críticos ocupadas con covid según los pacientes den negativo de covid, aunque precisen seguir en una uci, subraya Varela.