El Gobierno elige Galicia para presentar el Plan Nacional de Inteligencia Artificial

SOCIEDAD

De izquierda a derecha: Senén Barros, Carmen Artigas y el rector de la USC, Antonio López
De izquierda a derecha: Senén Barros, Carmen Artigas y el rector de la USC, Antonio López CITIUS

El modelo español quiere distanciarse del chino y del estadounidense y situar a las personas en el centro de la estrategia digital

18 feb 2021 . Actualizado a las 07:38 h.

El Gobierno dio a conocer ayer la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial (IA), dotada con 600 millones de euros para el período 2021-2023 y que representa el pilar fundamental sobre el que se apoyará el Plan Digital 2025. El documento ejercerá como hoja de ruta para guiar las acciones del Ejecutivo en lo referente a la aplicación de esta tecnología disruptiva. «La recuperación económica tiene que ser digital», señaló Carme Artigas, Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial.

La presentación virtual, a la que asistieron Universidades, empresas e instituciones públicas de toda España, se realizó desde el Centro Singular de Investigación en Tecnoloxías Intelixentes (CiTIUS) de la Universidad de Santiago. «O noso é un dos poucos centros que hai en todo o territorio español especializado na IA e somos modélicos no sentido de transformar as nosas investigacións académicas en iniciativas empresariais. Estamos moi contentos de que escolleran o noso centro», reconoce Senén Barro, director científico del CiTIUS.

El rector de la USC Antonio López, fue el encargado de inaugurar el acto. López recibió el respaldo de Artigas para la creación de un grado de inteligencia artificial en Santiago. Precisamente, el objetivo de esta estrategia vertebradora pasa porque actúe como una tecnología transversal, en lugar de sectorial. Es decir, que se aplique en todos los ámbitos, tanto a nivel educativo como en la administración. «Ademais, é importante destacar que o desenvolvemento non poder ser unicamente tecnolóxico, senón que ten que chegar tamén ás humanidades e ás ciencias sociais e debe ter un impacto beneficioso sobre a vida das persoas», sostiene Barros.