Los motivos por los que Galicia aún no puede iniciar la desescalada

Hay que consolidar la caída de la transmisión porque Galicia tiene una triple vulnerabilidad: la cepa británica se hace predominante en una población con una de las menores tasas de inmunidad, más envejecida y con un acceso todavía limitado a la vacuna

En directo: Feijoo explica las medidas adoptadas en la reunión del comité clínico El presidente de la Xunta anuncia qué restricciones seguirán vigentes en Galicia

Redacción / La Voz

Sí, las medidas restrictivas que se impusieron los días 15 y 27 de enero funcionan. Sí, todos los indicadores son notoria y notablemente mejores que hace tres semanas. Sí, la transmisión del coronavirus se reduce a buen ritmo y ha comenzado a ceder la presión hospitalaria. Pero no, no es el momento de desescalar.

No lo es porque la mejoría «aínda non é suficiente». Hay que consolidar la tendencia para que todos los esfuerzos del último mes no caigan en saco roto y sobre todo para proteger a un sistema sanitario en el que empieza a verse cierta mejoría, pero que todavía está sometido a una importante tensión.

 «Eu quixera abrir moito máis, pero non podo. Quixera abrir moito máis rápido, pero non podo. Non podo nin podemos». Por eso el presidente de la Xunta, que ha comparecido tras la reunión del comité clínico de este lunes, ha hecho un llamamiento a seguir extremando la prudencia. La experiencia dice que la incidencia sube mucho más rápido de lo que baja, porque los sanitarios llevan un año luchando contra la pandemia y porque sufren no solo los que están afectados por el covid-19, sino aquellos que sufren los demoledores efectos económicos de la pandemia. 

Y sobre todo no es el momento de desescalar porque la posición de Galicia es de gran vulnerabilidad, y a esa vulnerabilidad contribuyen tres factores. El primero es la baja tasa de inmunidad, de las más bajas del Estado. Según los últimos datos disponibles del estudio de seroprevalencia realizado por el Ministerio de Sanidad, en Galicia solo había un 4,5 % de habitantes con anticuerpos.

Es la mitad de la media del Estado, que se sitúa en un 9,9 % y está cuatro veces por debajo de comunidades como Madrid, en la que uno de cada cinco habitantes ha pasado el coronavirus.

Si la tasa de inmunidad es baja, también lo es la desprotección contra las nuevas cepas, en especial la británica, que ya es predominante, así como ante otras nuevas variantes, que pueden provocar olas mucho más explosivas en aquellas zonas en las que hay poca población con anticuerpos. Así que Galicia se encuentra en una situación de triple vulnerabilidad: con menos inmunidad, con una población más envejecida y con el reto de mantener la menor tasa de mortalidad del territorio peninsular.

¿Cuál es la única solución? La vacunación. «Canta máis xente estea protexida, menor intensidade das ondas». La inmunidad de grupo, ese objetivo del 70 % de personas vacunadas, está todavía lejos. «Compartimos cos cidadáns o optimismo polas primeiras vacinas», pero las dosis son muy limitadas y falta mucho tiempo para que la vacunación sea determinante. Por eso no se puede hacer una apertura abrupta.

Así lo ha explicado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en una comparecencia en la que ha anunciado mínimos cambios (recuperación del horario comercial habitual, reapertura de la actividad cultural, regreso a las aulas presenciales, por ejemplo) a la espera de que la curva siga cayendo. El comité clínico ha propuesto que se hagan pequeños «avances graduais e medidos para que non sexan pasos en falso as próximas semanas» y no desandar el camino.

Aunque la ocupación de las camas uci es diez puntos inferior a la media de España y la de camas en plantas covid está 6 puntos por debajo del promedio estatal, aunque hay un 11 % menos de pacientes críticos en comparación con el pico de esta tercera ola -el 7 de febrero llegó  haber 254 ingresados- y un 35 % menos que el pico de 1.210 pacientes en plantas covid, la situación en los hospitales todavía tiene que mejorar, porque sigue en cifras récord.

 «A ocupación de uci non acadou o nivel do que os expertos sinalan como razonable», explicaba el presidente de la Xunta. Todavía hay 224 pacientes en críticos (cuando el pico de la primera ola fue de 178) y 792 personas ingresadas en plantas covid, por encima del pico de 516 de la segunda ola. 

Y cae a buen ritmo, porque en las últimas tres semanas los contagios en 14 días han descendido un 48,6 % (la incidencia acumulada ha pasado de 779 a 400 casos por cien mil) y los nuevos positivos en siete días han bajado casi un 65 %, de 423 a 149 casos por cien mil habitantes.

La tasa de positividad está por debajo del 5 %, el umbral que marca la OMS para considerar que un brote está controlado y además, Galicia es, junto a Castilla y León, la comunidad que más pruebas diagnósticas realiza. 

«Esta terceira onda está sendo máis dura que a primeira», ha reconocido el presidente de la Xunta, y se ha enfrentado con más preparación, que las dos anteriores, pero también con algunos problemas, como la falta de herramientas de gestión. Feijoo ha insistido de nuevo en que adelantar el toque de queda, algo que habían pedido la mayoría de comunidades, sería una buena opción para controlar el virus, así como la posibilidad de establecer confinamientos selectivos.

Los hospitalizados vuelven a superar el millar mientras caen los casos activos en Galicia

Hay 224 enfermos en la uci -dos más- y 792 en planta -siete más- que hace 24 horas

U. RODRÍGUEZ

El elevado ritmo de descenso de los nuevos contagios diarios y los casos activos todavía no se refleja en los hospitales. Ayer los ingresados bajaron del millar por primera vez en más de veinte días, pero en las últimas 24 horas los enfermos tanto en críticos como en planta han vuelto a subir. Hay 224 pacientes en la uci -dos más que en el balance anterior- y 792 en planta -siete más-. La tasa de hospitalización está en el 7,8 por ciento. 

Por áreas sanitarias, los hospitalizados solo descienden en Ourense con cinco menos en planta (hasta los 103), pero dos más en la uci -15-; y en Lugo donde hay 26 en críticos -los mismos- y 61 en el resto de unidades -uno menos-. En el área de A Coruña los enfermos en la uci bajan a 75 -uno menos-, mientras que en planta suman ocho -208 pacientes-. En Ferrol bajan a 25 los ingresados en uci -uno menos-, pero suben en siete, hasta 115, el resto. En Santiago hay 36 en críticos -uno más- y 105 en planta -tres más-; en Pontevedra los críticos suben en uno -hasta 22- y en tres en el resto de unidades -83-. En el área de Vigo, las personas en uci se mantienen en 25  y suben a 117 los de planta --dos más--.

El número de nuevos contagios detectados desciende hasta los 372, muy lejos de los mil que se llegaron a superar durante tres semanas consecutivas. El número de PCR realizadas también ha bajado considerablemente hasta las seis mil, lejos de las 13.000 que se realizaron en jornadas anteriores. La tasa de positividad, según el último balance del Sergas, está en el 6,5 por ciento, por encima del cinco por ciento fijado por la OMS para tener controlada la pandemia. El ritmo de descenso de los casos activos sigue siendo muy elevado, hay 13.052 enfermos de covid-19, 693 infectados menos que el día anterior y casi diez mil menos que en el pico de esta tercera ola que se marcó el 31 de enero. Eso sí, sigue estando por encima del máximo de la segunda ola registrado en noviembre. 

Los enfermos de covid descienden en todas las áreas. A Coruña se queda con 3.964 casos activos (182 menos), en Vigo hay 2.029 (111 menos) y en Pontevedra 1.725 (62 menos). Las infecciones activas también bajan en Santiago hasta las 1.689 (123 menos), en Ourense hasta las 1.217 (95 menos), en Ferrol hasta las 1.257 (55 menos) y en Lugo hasta las 1.171 (57 menos).

El número de víctimas mortales asciende a 2.124, después de que el Sergas comunicase este lunes otros 28 fallecidos más. Diez de ellos eran usuarios de residencias de mayores.

En estos momentos, el comité clínico de Sanidade se encuentra reunido para decidir el futuro más cercano de las restricciones. En declaraciones a Radio Galega, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña. Avanzó este domingo, que los cambios que se adoptarán este lunes tendrán un impacto limitado, sobre todo por la presión que aún están soportando los hospitales. Así las cosas, dejó entrever que la flexibilización podría estar enfocada a la educación, con la vuelta presencial a las universidades, y adelantó que la hostelería todavía tendrá que esperar para poder abrir.

En el área sanitaria de Santiago superan el covid 149 personas y se detectan 26 nuevos contagios las últimas 24 horas

A pesar de la mejoría, hay 1.689 pacientes a tratamiento de la nueva enfermedad, el 56 % más que el día de incidencia máxima de la primera ola

 

En los 46 municipios del área sanitaria de Santiago han superado el covid 149 personas y se han detectado solo 26 nuevos contagios. Así se concluye de las cifras facilitadas por el Sergas, en comparación con las de ayer. Quienes están ahora a tratamiento de la nueva enfermedad descienden hasta 1.689 personas. A pesar de la mejoría, pues desde el 4 de febrero los descensos son continuados cada jornada, aún son 608 personas afectadas más que las 1.081 que se trataban el 22 de abril, cuando se alcanzó el récord de la primera ola de la pandemia. Son, pues, el 56 % más hoy que el máximo de la primera ola.

También hay más personas ingresadas en unidades de cuidados críticos del Hospital Clínico, 36 hoy (1 más que ayer), mientras el máximo de la primera ola fueron 25 el día 6 de abril. En otras unidades convencionales de hospitalización permanecen internadas 105 personas más (3 más que ayer): 101 en el Clínico y 4 en HM Rosaleda.

 Nuevo descenso de Santiago

El Sergas facilita hoy para Santiago la cifra de 322 nuevos casos de covid-19 detectados por pruebas diagnósticas los últimos 14 días. Son 27 menos que los indicados ayer, y menos de la mitad ya si se comparan con los 670 que se indicaban el 1 de febrero. La evolución continúa favorable y cada vez se acerca más al primer gran objetivo, que es descender de 250, que en el caso de Santiago (tiene algo más de 98.000 habitantes) coincide prácticamente con la equivalencia a 250 casos por 100.000 habitantes, el indicador de riesgo extremo de transmisión del covid-19.

Siete de los 25 municipios del área metropolitana ya alcanzaron ese objetivo, al sumarse Ames y O Pino hoy. Ames tiene ahora 61 nuevos casos detectados en los últimos 14 días, y O Pino 11. Se mantienen Teo, con 42; Santa Comba, con 18; y Touro, A Baña y Santiso, con entre 1 y 9 nuevos casos (al ser menos de 10 el Sergas no concreta la cifra) y en donde la incidencia desciende aún más que en los otros cuatro, al situarse en una equivalencia a entre 50 y 150 casos por 100.000 habitantes.

Los restantes municipios supera los 250 y las cifras son semejantes a ayer, con ligeras variaciones. En concreto el Sergas facilita esta cifras: 52 nuevos casos en los últimos 14 días en Arzúa, 30 en Boqueixón, 30 en Brión, 23 en Dodro, 11 en Frades, 19 en Melide, 23 en Negreira, 93 en Ordes, 30 en Oroso, 50 en Padrón, 49 en Rois, 22 en Val do Dubra, 17 en Vedra, y entre 1 y 9 en Toques y en Boimorto.

 Cribado en Trazo

El número de pruebas para detectar nuevos positivos descendió hasta poco menos de 1.100 en la última jornada en el área sanitaria: 935 PCR y 139 serológicas.

Esta tarde está convocado un nuevo cribado, en el centro de salud de Viaño Pequeno (Trazo), de 480 personas de ese municipio con edades entre 31 y 55 años. Este municipio de la comarca de Ordes es uno de los que presentan una mayor resistencia al descenso de la nueva enfermedad: se detectó un brote después del día de Reyes, que elevó los positivos desde menos de 10 hasta 30 el día 20 de enero; desde entonces comenzó a descender, hasta 12 el 28 de enero, y repuntó de nuevo, hasta volver a alcanzar los 26 positivos el 11 de febrero. Hoy el Sergas facilita para Trazo la cifra de 22 nuevos casos acumulados en los últimos 14 días y parece evidenciarse una tendencia al descenso, pero más lenta que en otros municipios del área metropolitana.

A Coruña baja de los 4.000 casos por primera vez desde el 20 de enero, pero suma más pacientes hospitalizados

Los nuevos contagios vuelven a incrementarse y  la tasa de positividad roza el 11 %

R.D.

Por primera vez desde el pasado 20 de enero, el área sanitaria de A Coruña y Cee comienza esta semana con menos de 4.000 casos activos. Exactamente, 3.964, 182 menos que ayer, después de que 308 enfermos recibiesen el alta médica.Sin embargo, la desescalada no llega todavía claramente a los hospitales, donde este lunes hay 7 pacientes más que ayer, un total de 283. De ellos, 75 están en la uci, que se mantiene prácticamente sin variaciones, ya que solo cuenta con un enfermo menos. 

El incremento de ingresos repercute sobre todo en el Chuac, con 257 camas ocupadas por el covid-19, seis más, 187  en plantas. En la uci, el Hospital A Coruña tiene 70 pacientes críticos (1 menos). No hay cambios en el HM Modelo, con 3 en uci y 10 en planta, ni tampoco en el Virxe da Xunqueira de Cee, que continúa atendiendo a 7 afectados en planta. En el Quirón suman un ingreso en unidad convencional y son 4, además de dos en intensivos. Además, en sus casas siguen aisladas 3.681 personas con coronavirus, 189 menos que un día antes. 

A dos jornadas de que expiren las tres semanas de restricciones máximas y pendientes de lo que decida el comité clínico, que vuelve a reunirse hoy, tampoco son positivos los datos sobre nuevos contagios. Si el domingo se celebraba que por primera vez desde el 5 de enero eran menos de 100, entre las 18.00 horas del sábado y la misma hora de ayer, en la demarcación se han diagnosticado 131 infecciones nuevas, 123 de ellas en las 1.121 pruebas PCR practicadas. Esto arroja una nueva subida en la tasa de positividad, que pasa del 6,7 % al 10,9 %. 

206 contagiados menos de covid en Vigo en tiempo récord

Vigo recorta en solo tres días un 18,5 % su número de infectados activos, que bajan a 2.140 pacientes. No constan fallecidos desde hace tres días.

e. v. pita

La tercera ola de covid empieza a remitir en Vigo. Las restricciones adoptadas después de las fiestas de Navidad han hecho su trabajo y el área sanitaria de Vigo lleva varios días reduciendo el número de contagiados activos, principalmente porque se curaron. Concretamente, en tres días el área sanitaria ha pasado de 2.626 enfermos activos de covid a 2.140, cifra contabilizada el sábado 13 a las 18.00 horas. Son 486 casos menos que los que había el jueves, lo que supone una reducción de casi la quinta parte (18,5%) en tiempo récord. En la jornada del sábado, el número de casos ha bajado de 2.346 a 2.140, con 206 menos contagios (un 8,7 % menos en una única jornada).

No constan fallecidos desde hace tres días. El 11 de febrero hubo tres fallecidos y no se computaron más desde entonces.

El pico de infecciones activas en Vigo se alcanzó el 3 de febrero con 3.899 casos. En diez días, los contagiados se redujeron un 45,11 %.

En las últimas 24 horas, hubo 86 casos nuevos confirmados de covid pero el ritmo de curaciones es más alto (292), lo que es un buen síntoma de que las medidas adoptadas, como el toque de queda o el cierre perimetral, están dando sus frutos, a lo que se une una mejora de las temperaturas.

Aunque Vigo sigue siendo la segunda ciudad con más casos de Galicia, A Coruña, con 4.146, casi le duplica en número de contagios. Le sigue Santiago, con 1.812.

Desde que ha empezado la pandemia, el área sanitaria de Vigo acumuló 20.386 enfermos, entre el 5 y 7 % de la población. De estos, 17.873 ya están curados y 375 han fallecido.

Actualmente, hay 115 hospitalizados (uno menos que el viernes), de los que 25 permanecen en la uci.

El Hospital Álvaro Cunqueiro (y resto de Chuvi) tienen a 17 personas en la uci y a 88 en planta. El Hospital Povisa atiende a siete pacientes en la uci y a 21 en la planta de hospitalización.

Las pruebas PCR realizadas en el área sanitaria de Vigo son de 337.832.

El virus en Vigo está afectando más a las mujeres (el 54 %) que a los hombres (46 %).

El 45,3 % de los afectados en Vigo tiene entre 80 y 89 años, el 13,3% entre 70 y 79 y el 4,8% entre 60 y 60. Un 2,9 % de los enfermos tienen entre 50 y 59 años. Por debajo de esas edades, el porcentaje no supera el 0,3 %. 

Bajan en Ourense los casos de covid y también la presión hospitalaria

La provincia cierra la semana con 1.312 enfermos

La Voz

Los casos de covid en Ourense continúan bajando. Este domingo el Sergas contabilizaba 1.312 personas contagiadas en la provincia, 123 menos que la jornada anterior. En 24 horas se registraron una treintena de nuevos positivos, mientras 153 personas recibieron el alta. 

La presión hospitalaria también disminuye, con 4 personas menos ingresadas respecto al sábado. Hay 108 pacientes de covid que luchan contra la enfermedad desde el hospital: 91 de ellos en el CHUO, 8 en el Hospital de Valdeorras, 6 en Verín, 2 en El Carmen y 1 en Cosaga. La cifra de contagiados ingresados en uci se mantiene igual que el sábado, 13 pacientes.  

En la mayoría de municipios de la provincia disminuyen los casos activos. En la capital, hay una significativa reducción, casi cincuenta contagiados menos que la jornada anterior, pasado de 534 a 486 casos. En Xinzo bajan en una decena (se quedan en 45); en Verín hay 55; en Celanova, 32; en Barbadás, 29; en O Carballiño, 81; y en O Barco, 30. 

En lo que se refiere a residencias, hay novedades significativas en la Quercus de Leiro, que este domingo ha comunicado el alta de nueve de sus usuarios y por tanto solo quedan dos contagiados entre los residentes y 6 entre los trabajadores. También buenas noticias en Nuestra Señora de la Salud, de A Peroxa, en la que el único trabajador que quedaba contagiado ha recibido el alta y, de esta forma, queda libre de covid.

En cuanto a los nuevos contagios en centros geriátricos de la provincia la Virxe da Clamadoira de Muíños suma un nuevo usuario y, por tanto, tiene 9 positivos. También se ha detectado un positivo más en la DomusVi en Larouco, con 3. Y otro en la residencia municipal de Viana do Bolo, que quedaría con 2. 

Con estos datos llega a Ourense a la reunión del comité que tiene que decidir sobre las restricciones y que se reunirá este lunes. Según la previsión del conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, los concellos que tengan una incidencia de más de 250 casos por 100.000 habitantes deberán seguir sometidos a medidas específicas para contener el avance del virus.

La presión hospitalaria crece tras once días de bajada de la curva del covid en el área de Ferrol

Hay 140 ingresados por coronavirus en el CHUF, 25 de ellos en la unidad de cuidados intensivos

ROCÍO PITA PARADA

Por undécimo día consecutivo, el número de personas actualmente enfermas de coronavirus baja. Pero la preocupación no cesa. Si bien los casos activos se sitúan en 1.247, según el último balance hecho público por Sanidade, con referencia a las seis de la tarde del domingo, y supone un descenso de 65 respecto al día anterior, la presión hospitalaria continúa creciendo en el Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF). El número de pacientes covid ingresados en sus instalaciones es de 140, seis más que en la jornada anterior. Veinticinco de ellos -uno menos- recibe asistencia continuada en las unidades de cuidados intensivos, y otros 115 en las plantas habilitadas para infectados por coronavirus en el Arquitecto Marcide y el Hospital Naval, que son siete más de los que se comunicaban el domingo. A todos ellos hay que sumar la veintena de pacientes que fueron trasladados en las últimas semanas a otros hospitales de Galicia, en su mayoría, al Lucus Augusti, el hospital del área de Lugo.

El número de personas que han contraído la infección durante la pandemia asciende ya a 7.633. Y tras las 90 altas dadas entre las seis de la tarde del sábado y la misma hora del domingo, el número de personas que se consideran curadas es de 6.194. En 24 horas se detectaron 35 nuevos casos en las 445 PCR practicadas, lo que arroja una tasa de positividad del 7,8 %, casi tres puntos por encima del 5 %, el umbral que la Organización Mundial de la Salud fija para considerar que la epidemia está controlada. En el área sanitaria se realizaron en los últimos meses un total de 107.747 PCR y 37.609 test serológicos. El coronavirus se ha cobrado la vida de 178 personas de la zona en este tiempo.

La evolución de los ayuntamientos

La evolución de la incidencia acumulada a catorce días en los veinte ayuntamientos de las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal es positiva. En la comparativa entre los dos últimos balances, solo dos incrementaron el número de nuevos casos detectados en las últimas dos semanas. Se trata de Cariño, que pasó de 11 a 13 casos y San Sadurniño, que contabilizó 30, uno más que los 29 de la víspera. Hay seis que se mantienen: Cedeira (con 47 casos), Neda (14) y A Capela, As Somozas, Cerdido y Mañón, que permanecen en la horquilla de entre 1 y 9 casos, el único dato que facilita la Xunta para los territorios que bajan de la decena de infectados en dos semanas. En el resto, la incidencia acumulada desciende: Ferrol pasó de los 351 nuevos diagnosticados a 340; Narón, de 182 a 172; Fene, de 59 a 47; Cabanas, de 69 a 67; Pontedeume, de 26 a 23; Ares, de 44 a 41; Mugardos, de 30 a 27; Valdoviño, de 25 a 23; As Pontes, de 45 a 37; Monfero, de 11 a 10; Ortigueira, de 26 a 18; y Moeche, de 26 a 25.

Todos los municipios de la zona continúan con incidencias acumuladas a catorce días por encima de 250, el límite para ser considerados de riesgo extremo.

La vacunación de los mayores de 80 arranca el lunes por la letra «h»

J. V. Lado / T. Montero

El orden se ha determinado mediante un sorteo. El número de dosis condicionará que todos los miembros de este grupo de edad estén vacunados en abril o en mayo

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, volvió a repetir este lunes que la fecha prevista para que estén vacunados contra el SARS-CoV-2 todos los mayores de 80 años de Galicia, «salvo incidencias non previstas sería a primeira semana de maio». Para ello, el proceso ya se ha puesto en marcha y esta semana equipos específicos en cada área sanitaria empezarán a citar a estas personas, por un orden que, como dijo Feijoo, repite el de los profesionales sanitarios y «aínda que sempre é discutible» les parece «o máis limpo, o máis obxectivo posible». De esta forma, representantes de la Consellería de Sanidade «foron o pasado venres a un notarios e levantaron unha acta onde se sacou ao chou unha letra», que en este caso es la hache. Por tanto, en estos días las personas cuyos apellidos empiecen por h van a empezar a ser llamadas para que se les comience a vacunar el lunes.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los motivos por los que Galicia aún no puede iniciar la desescalada