El covid retrocede desde el día 25 en el área metropolitana, en cuatro municipios más del 50 %

La Voz SANTIAGO / LA VOZ

SOCIEDAD

Descienden los nuevos positivos a tratamiento, pero el Sergas informa de cuatro nuevas muertes y ya se superan las 300

12 feb 2021 . Actualizado a las 10:39 h.

La detección de casos nuevos de covid-19 por pruebas diagnósticas empezó a retroceder el día 25 en el área metropolitana. En número absolutos donde más se nota es en Santiago, con 455 ayer, la cifra más baja desde el máximo de 720 del 26 de enero, un 37 % menos. Todos los municipios bajan. La mejor evolución es en Boqueixón, que pasó de 102 casos el 2 de febrero a 45 ayer; Melide, de 79 el 26 de enero a 36; Touro, de 26 el 24 de enero a 12; y Vedra, de 75 el 5 de febrero a 37; en los cuatro bajó más del 50 %, según los datos que facilita el Sergas.

Ames descendió desde 208 (3 de febrero) a 124 ayer; Teo, de 108 (29 de enero) a 58; Padrón, de 177 (1 de febrero) a 93; O Pino, de 49 (día 31) a 25; Rois, de 120 (1 de febrero) a 86; Val do Dubra, de 62 (día 25) a 35 ayer; Oroso, de 62 (día 25) a 32; Brión, de 46 (el 26 de enero) a 30; o A Baña, de 18 nuevos casos en los últimos 14 días del día 28 a 11 ayer.

Más lento ha sido el retroceso en Arzúa, de 76 el 6 de febrero a 56 ayer; Boimorto, de 12 el 5 de febrero a entre 1 y 9 ayer; Dodro, de 35 el 25 de enero a 26 ayer; Frades, de 22 el día 3 a 14 los cuatro últimos días; Ordes, de 145 el día 7 a 133 ayer; Tordoia, de 31 el día 7 a 26 ayer. En Santiso y Toques oscilan desde principios de año entre 1 y 9. Los tres con descenso más lento son Negreira, que ayer tenía 36; y Santa Comba y Trazo, 26 ambos: Santa Comba descendió desde un máximo de 93 en diciembre hasta 35 el 11 de enero, desde entonces nunca bajó de 26; Negreira está estancada desde diciembre entre 21 y 39; y Trazo bajó desde 30 del 21 de enero a 14 el 3 de febrero y volvió a remontar.

Los datos reflejan el descenso de positivos a tratamiento, 2.359 ayer en el área sanitaria, una tercera parte menos en comparación con más de 3.400 a principios de este mes, según resaltó la gerente del CHUS, Eloína Núñez. Las mayores preocupaciones en el área sanitaria son el elevado número de muertes, 302 con 4 nuevas notificadas ayer por el Sergas (una mujer de 73 años; y un varón de 73 y otro de 88, en el Clínico; y una mujer de 94 en la residencia San Simón, de Teo; los 4 anteayer) y la ocupación de las unidades de cuidados críticos, con 46 pacientes ayer, solo uno menos que el máximo, de 47.

Los siete últimos días hubo más personas que se curaron que nuevas contagiadas. Así, en las últimas 24 horas, el Sergas notificó 257 personas recuperadas y 75 nuevos contagios más respecto a la víspera. También se mantiene muy elevada la realización de pruebas para detectar personas asintomáticas de esta enfermedad y se informa de más de 3.000 en la última jornada.

Vacunación del personal sanitario pendiente y de ayuda a domicilio

Unos 3.000 profesionales del área sanitaria reciben la primera dosis de la vacuna del covid. Son quienes no trabajan en primera línea de atención a la pandemia. Les administra la vacuna, desde ayer, 8 equipos de enfermería.

También ayer por la tarde se aplicaron en el Clínico las primeras vacunas de AstraZeneca a 50 profesionales de los servicios municipales de ayuda a domicilio de Boqueixón, Arzúa, Touro, Oroso y Trazo. La compostelana María Consuelo González, del de Boqueixón, fue de las primeras y explicaba que «dixeron que igual me doia un pouco e neste momento non me doe nada». Solo notó un pequeño pinchazo, agregó; después esperó unos minutos para ver si tenía alguna reacción. La avisaron ayer mismo, por teléfono. Los próximos días se aplicará a más personas de ese colectivo, y a otros preferentes; y a mayores de 80 años, indica la gerencia del área sanitaria.