La participación en los cribados, en el límite para obtener resultados óptimos

Un tercio de los citados no se han presentado a las grandes convocatorias


santiago / la voz

Santiago, 12.000 convocados. Se presentaron el 67 %. Vigo, más de 34.000 personas citadas. El 39 % no acudió a hacerse la prueba. En A Coruña, el primer fin de semana de cribado masivo se presentó la mitad de la población citada. A 4 de febrero, se habían recogido 15.120 muestras, el 56,1 % de las personas a las que se había convocado. En total, en los últimos cinco grandes cribados realizados (con más de 10.000 personas citadas), la tasa de participación se ha quedado en el 66 %, por debajo del límite para obtener los resultados óptimos.

«Los estudios dicen que lo mejor es una participación por encima del 70 %, pero más de un 60 % no está mal». Álvaro Pascual, portavoz de la Sociedad Española de Microbiología, explica que la adherencia a los estudios es básica para obtener los mejores resultados y esa adherencia es desigual en Galicia. Un ejemplo: en el cribado de Outes se presentó el 88 % de la población y en el de Ribadavia el 63,5 %. De las casi 8.000 personas citadas en Poio se presentaron el 78,5 % y en cambio, en Forcarei, con más de 2.000 citados, la participación se quedó en el 61 %, prácticamente el mismo porcentaje de asistencia que dejó el cribado de Monforte.

¿Está la población desmotivada? «Desmotivación puede ser un 10 o un 15 %», calcula Luis Vázquez, médico especialista en análisis clínicos. Desde el CHUO sí que hablan de fatiga pandémica como una de las posibles causas de que, por ejemplo, al último cribado de Ourense, con 12.000 personas convocadas, la participación fuese del 58,4 %. «También hay gente que ya ha pasado la enfermedad y que no se presenta, o alguna a la que le hacen pruebas en el trabajo y no acude a los cribados», afirma Vázquez. Y después está la tecnología. Las citas se están realizado a través de mensajes SMS y no es menor el número de personas que no tiene la información actualizada, por lo que no le llega la cita, explican desde la Consellería de Sanidade.

«Un 60 % no es lo ideal, pero dentro de las circunstancias...». Vázquez insiste en que en los cribados rige la misma filosofía que con las mascarillas: no se trata tanto de uno estar uno contagiado (que también) sino de no infectar a los más vulnerables. El debate que se abre estos días es si los test de antígenos son la mejor herramienta para detectar asintomáticos en grandes cribados.

«Su rentabilidad en el cribado no la sabemos, porque no tenemos todavía experiencia suficiente», afirma Pascual, catedrático de Microbiología de la Universidad de Sevilla. «Indiscutiblemente, es una técnica excelente para personas sintomáticas, porque es para lo que está diseñada» y tiene una altísima sensibilidad y especificidad. Pero no es tan sensible con las personas sin síntomas ni con aquellas que todavía están incubando el covid-19.

En el caso de hacer cribados «los estudios más optimistas dicen que la sensibilidad es del 90 %, con lo que habría un 10 % de asintomáticos que no se detectarían, y los menos optimistas hablan del un 50 %» o lo que es lo mismo, solo se detectaría a la mitad de los asintomáticos, explica Luis Vázquez.

Cierto es que cualquier positivo detectado es una cadena de transmisión menos. Y que en el diseño de los cribados poblacionales no solo pesa la técnica diagnóstica. «Hay que hacer un análisis del coste-eficacia». En eso coinciden tanto Vázquez como Pascual: los test de antígeno, aunque con menor sensibilidad para asintomáticos que la prueba PCR (pero con una buena tasa tanto en la sensibilidad como en la especificidad), tienen dos grandes ventajas: la primera es el tiempo. Al tratarse de una prueba rápida (el resultado se obtiene a los 15 minutos) se puede aislar mucho más antes a las personas contagiadas. Y además, su coste económico es mucho menor.

El test de antígeno podría ser la mejor técnica para medir la transmisibilidad

La capacidad de contagio no es la misma en todas las personas infectadas con el covid-19 y en esto también tiene mucho que aportar el test de antígenos: para lo que sí funcionan es para aislar a personas con alta carga viral, los conocidos como supercontagiadores, con lo que en los grandes cribados sí se pueden aislar a las personas que potencialmente pueden generar mayores cadenas de transmisión.

Y además, aunque todavía no hay demasiados estudios, los profesionales de la microbiología «tenemos la sensación de que es una de las técnicas que mejor puede reflejar la transmisibilidad», afirma Álvaro Pascual, es decir, que con ella se puede saber si una persona tiene o no alta capacidad de contagio.

Lo es porque se detecta una parte del virus, no el ácido nucleico y la experiencia anterior con otros microorganismos «hace pensar que puede reflejar mejor que una persona tenga capacidad de contagiar». Pero todavía quedan estudios por hacer para confirmar esta hipótesis.

Sea la técnica que sea, lo que hay que tener en cuenta en los cribados es que «una persona puede estar todavía incubando» el coronavirus, ser negativa y desarrollar carga viral dos días después. O incluso contagiarse a las pocas horas de hacerse la prueba. «Pueden producir falsa sensación de seguridad», alertan Pascual y Vázquez. Haberse hecho una prueba no exime de cumplir estrictamente con el uso de la mascarilla, la distancia y el resto de medidas de prevención.

Con las aportaciones de J. Lamas, P. Varela, R. Domínguez, M. Guntín, L. Díaz, J. Benito, M. Rodríguez, M. Arroyo, C. Barral y A. Lorenzo

Descienden los hospitalizados por covid-19 y los casos activos en Galicia

Hay 39 pacientes menos ingresados | El número de enfermos de coronavirus baja en casi ochocientos desde ayer

U.RODRÍGUEZ

Los principales indicadores de la evolución de la pandemia en Galicia mejoran el día en el que el comité clínico de Sanidade se reúne para evaluar la situación en la comunidad y una semana antes de que termine el horizonte puesto para las restricciones más duras. 

El número de casos activos baja por séptimo día consecutivo. Hay 18.452 enfermos de covid-19 en la comunidad, 794 menos que 24 horas antes. El número de nuevos contagios detectados sube ligeramente pasando de los 526 a los 582 -489 detectados a través de una PCR-, pero lejos del millar diario registrado hace cuatro días. Aquí el panorama cambia de un área sanitaria a otra ya que la de A Coruña acumula más de un tercio de las nuevas infecciones. La tasa de positividad también desciende notablemente y, según los últimos datos del Sergas, está en el 3,8 por ciento, por debajo del límite marcado por la OMS para tener la pandemia bajo control y lejos del 10 % que llegó a superar la semana pasada. 

La incidencia acumulada baja hasta los 581 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. El pico se marcó a finales de enero por encima de los 750.

Todas las áreas sanitarias registran una mejoría en el último balance. A Coruña cuenta con 58 casos activos menos que el día anterior aunque sigue siendo la zona más castigada con 5.103 enfermos. Vigo tiene 3.012 infectados (134 menos) y Santiago 2.724 (208 menos). Pontevedra resta 178 positivos para quedarse con con 2.305 y Ourense 105 para bajar hasta los 1.991. Lugo acumula 1.721 casos activos (46 menos) y Ferrol 1.596 (65 menos).

Las buenas noticias llegan también a los hospitales aunque la presión que soportan sigue siendo muy elevada y continúa en valores nunca vistos en toda la pandemia. Hay 39 pacientes menos ingresados. En las unidades de críticos hay 248 enfermos - seis menos-, mientras que en planta son 1.030 -33 menos-. 

El número de fallecidos sigue creciendo y Galicia registra en la tercera ola un muerto con covid cada hora y media. A última hora del lunes Sanidade comunicó otros 21 fallecidos, 1.988 desde el inicio de la pandemia. 

 

 

Sanidad notifica 766 nuevas muertes, máximo diario de la tercera ola

España suma 16.402 contagios más, superando ya los tres millones desde el inicio de la pandemia

La Voz

El Ministerio de Sanidad ha notificado este martes 766 nuevos muertos, máximo de fallecidos registrados en un solo día en la tercera ola, y otros 16.402 contagios más con los que España supera ya desde el inicio de la pandemia los tres millones de infectados (3.005.487 exactamente). La incidencia acumulada a 14 días sigue cayendo (630 casos por cien mil habitantes frente a los 667 de ayer y a los 846 del pasado martes), así como la positividad (ya en 10 %, casi cuatro puntos menos que hace una semana), pero las ucis siguen muy saturadas (al 42,28 % de ocupación) y, en consecuencia, habrá que lamentar muchas víctimas mortales más al menos durante toda esta semana.

En estos momentos hay 26.101 enfermos de coronavirus hospitalizados, 4.594 en unidades de críticos. En cuanto a las muertes, durante la última semana Sanidad ha registrado 336 en la Comunidad Valenciana, 264 en Andalucía, 158 en Castilla-La Mancha, 154 en Galicia, 140 en Castilla y León, 92 en Aragón, 88 en Extremadura, 87 en el País Vasco, 81 en Murcia, 79 en Cataluña, 78 en Madrid, 53 en Asturias, 25 en La Rioja, 23 en Navarra, 12 en Canarias, 11 en Baleares, 10 en Cantabria, cinco en Melilla y dos en Ceuta.

Ni un solo caso de gripe confirmada en Galicia en toda la temporada

jorge casanova

Medidas de prevención y la hegemonía del covid aniquilan la influenza

«Llevo trabajando en esto desde el año 1984 y nunca había visto una temporada con una circulación de la gripe tan baja». Es una opinión autorizada, la de José María Eiros, catedrático en Microbiología y director del Centro Nacional de la Gripe de la OMS en Valladolid. Las perspectivas de una temporada con una baja incidencia de la gripe se manejan desde el fin del verano, basadas en la incidencia del virus en el hemisferio sur, pero lo que nadie esperaba era que el virus prácticamente desapareciera.

Nadie quiere cantar victoria todavía, pero lo cierto es que las semanas que tradicionalmente son las más duras en la incidencia gripal, entre la semana dos y la 5 de cada año, han pasado sin que se haya registrado más que la presencia anecdótica del virus que saturaba anualmente los hospitales. En Galicia, ni siquiera eso. A día de hoy, no hay ningún positivo registrado en toda la comunidad (que tiene un sistema propio de vigilancia), un hecho insólito. Según los registros del Sergas, el rastro de la gripe queda relegado a 16 cuadros compatibles registrados por diez médicos distintos, aunque ninguno pudo ser confirmado en laboratorio. Verificados, no hay ni un solo caso.

Seguir leyendo

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

La participación en los cribados, en el límite para obtener resultados óptimos