Austria acogerá a pacientes portugueses en cuidados intensivos por covid

España todavía no ha respondido a la petición del país vecino

Reuters

agencias

El canciller de Austria, Sebastian Kurz, anunció este domingo que su país acogerá a pacientes portugueses en cuidados intensivos por la covid como muestra de «solidaridad europea».

«La pandemia de coronavirus plantea enormes desafíos a todos los países europeos. Es una exigencia de la solidaridad europea ayudar de forma rápida y sin burocracia para salvar vidas», escribió en su cuenta de Twitter el político conservador.

La medida se toma después de que Kurz ofreciera la ayuda de Austria en una conversación telefónica con el primer ministro portugués, Antonio Costa.

Kurz no indicó cuántos pacientes en la uci acogerá Austria y la agencia de noticias Apa precisa que los datos los difundirán las autoridades sanitarias portuguesas.

El jefe de Gobierno austríaco recordó que su país ya había recibido a enfermos de Italia, Francia y Montenegro para ayudarles durante picos de la pandemia.

La tercera ola ha puesto a Portugal al límite de sus capacidades hospitalarias y ayer se registraron 293 muertes. Desde el inicio de la pandemia se han contabilizado más de 12.000 muertos, 5.000 de ellos solo en enero.

Austria, por su parte, se encuentra en su tercer confinamiento parcial desde el 26 de diciembre, con los comercios no esenciales cerrados y con restricciones al movimiento.

La medida ha permitido reducir los contagios a unos 1.500 diarios y el país de 8,9 millones de habitantes tiene una incidencia acumulada a siete días de 107 positivos por cada 100.000 habitantes, lo que ha permitido liberar muchas camas en los hospitales. Las muertes desde el inicio de la pandemia superan las 7.600. 

Alemania enviará esta semana un primer vuelo de ayuda con personal y material a Portugal y estudia el traslado de pacientes de otras patologías no covid. España todavía no ha respondido.

Los frigoríficos de la muerte de Portugal

Begoña Íñiguez
Hospital Santa María de Lisboa
Hospital Santa María de Lisboa

La dura imagen de los contenedores frigoríficos instalados en los laterales de los hospitales de Lisboa donde se meten los cuerpos de los fallecidos de covid-19 lo dice todo

Portugal ya no es el alumno aventajado y ejemplar en el combate contra el covid-19 que todos los países ponían como ejemplo. Del primero de la lista, hasta junio, ha pasado al último en esta tercera ola que sacude como un ciclón al sur del Miño. El país ocupa la primera posición mundial en número de nuevos contagios y fallecidos por millón de habitantes, ha pedido ayuda internacional por la saturación de las ucis y prohibido salir del país a sus ciudadanos durante los próximos 15 días. Trágica medalla de oro por lo que significa y simboliza.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Austria acogerá a pacientes portugueses en cuidados intensivos por covid