La hostelería pacta con la Xunta flexibilizar requisitos para que más afectados tengan ayudas

M.Hermida REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

En Xinzo de Limia, los bares abrieron hasta las 17.00 horas
En Xinzo de Limia, los bares abrieron hasta las 17.00 horas Miguel Villar

El sector fuerza una reunión para que el Gobierno autonómico, diputaciones y concellos se pongan de acuerdo para auxiliarle

22 ene 2021 . Actualizado a las 20:04 h.

Con los preocupantes datos de la tercera ola sobre la mesa, el representante del Clúster del Turismo y los portavoces de la hostelería gallega tuvieron una nueva reunión con la Xunta. Fue a tres bandas, ya que estuvieron presentes el vicepresidente Alfonso Rueda, la conselleira de Emprego, María Jesús Lorenzana, y el de Sanidade, Julio Comesaña. Hubo pesimismo al abordar cómo van las cosas en cuanto la pandemia y las medidas presentes y futuras con respecto a la hostelería. Se habló de todo, según informaron desde el sector hostelero, hasta de la posibilidad de que ni siquiera se pueda trabajar en las terrazas si los datos siguen sin dar tregua. Pero el grueso del encuentro se centró en cómo hacer que las ayudas de la Xunta -que prepara un segundo plan para ayudar a la hostelería con 50 millones de euros, que se sumarían a los 86,2 ya movilizados- lleguen a más autónomos y empresas afectadas.

Así, según dijeron ambas partes, lo que se pactó fue flexibilizar esas ayudas al sector para que no queden fuera autónomos o empresas que hasta ahora no cumplían los requisitos -el sector cree que hay un 40% de perjudicados que no entraban en ellas-. Así, por ejemplo, una de las novedades es que los autónomos no tengan que acreditar la prestación por cese de actividad. Tampoco se les exigirá a las microempresas tener activo o haber pasado por un ERTE para solicitar la ayuda. Asimismo, también se expuso la necesidad de que las ayudas lleguen tanto a los establecimientos que deban permanecer cerrados por recomendación sanitaria como a aquellos que solamente puedan servir comidas y bebidas en terrazas o servicio a domicilio. Paralelamente, se insistió en la necesidad de ser más ágiles a la hora de auxiliar al sector.

 Llegaron a más del 90%

La Xunta, por una parte, y el sector, por la otra, hicieron valer sus argumentos. Los representantes del Gobierno gallego pusieron sobre la mesa que las ayudas del primer «plan de rescate» ya llegaron actualmente al 9 % de los más de 40.000 solicitantes que cumplieron los requisitos, lo que equivale a que se le inyectaron al sector 66 millones de euros. Por su parte, los hosteleros, tal y como remarcaba el representante pontevedrés, César Ballesteros, destacaron lo siguiente: «Hay buena actitud, pero esto no es un plan de rescate, ese fue el de la banca. Estas son pequeñas ayudas que ni siquiera alcanzan para pagar los impuestos. De media, los hosteleros cobraron dos mil euros en total de estas ayudas. Eso no alcanza ni de lejos».