Portugal cierra mañana los colegios y universidades 15 días para frenar el avance descontrolado de la cepa británica

221 personas han fallecido por covid-19 en el país las últimas 24 horas, hay 13.544 contagiados más y 702 internados en las ucis


Corresponsal en Lisboa

Tras una semana dramática en Portugal, que vive su segundo confinamiento general por el descontrol de la pandemia de coronavirus, el ejecutivo del socialista António Costa ha anunciado este jueves el cierre de todos los colegios y universidades del país desde el 22 de enero y durante 15 días. El país está batiendo diariamente los récords de la jornada anterior de positivos, fallecidos y hospitalizaciones; y solo en las últimas 24 horas han sido 13.544 nuevos positivos, 221 muertos por covid-19 y 702 internados en las ucis.  El gobierno portugués ha optado por cancelar transitoriamente dos semanas toda la enseñanza presencial en los diferentes niveles educativos del país, incluido preescolar. El primer ministro António Costa ha confirmado la noticia al país tras un Consejo de ministros extraordinario. Costa ha afirmado que «el cierre de las escuelas se produce para proteger a los alumnos, para el personal docente y para los padres ante el gran avance de los últimos días en Portugal de los contagios por la variante británica entre los estudiantes».

El jefe del Gobierno de Lisboa ha garantizado que la medida es transitoria y los días que se pierdan ahora de la enseñanza presencial se recuperarán del período de vacaciones incluidas en el calendario escolar. Añadió también que a los padres que tengan que faltar al trabajo para cuidar a sus hijos menores de 12 años se les justificará la falta y recibirán como, durante el primer confinamiento de marzo, el 60 % del sueldo. Además, las cantinas de los centros escolares lusos permanecerán abiertas la próxima quincena para entregar la comida para llevar a los niños de las familias más necesitadas.

António Costa también ha avanzado que no se descarta que se cierren más tiempo los colegios si «cuando se revalúe la situación epidemiológica en Portugal, la próxima semana, el nivel de contagio no se ha reducido considerablemente». Añadiendo que «el cierre de las escuelas tiene que ser acompañado por el cumplimiento de las normas del confinamiento general por parte de todos los portugueses, para frenar la pandemia y evitar que se prolongue en el tiempo el cierre de los centros de enseñanza», ha afirmado.

La ministra de Sanidad, Marta Temido, aseguró ayer por la noche en una entrevista en la RTP, la Televisión Pública Portuguesa, que «se ha disparado en muy pocos días el nivel de contagio, proveniente de la variante británica de covid-19, entre los escolares portugueses».

La luz roja se encendió en Portugal el miércoles, cuando comenzaron a llegar los resultados de los test rápidos realizados en las escuelas de todo el país. El resultado no daba lugar a dudas: la cepa británica era la causante de de más del 20 % de los nuevos contagios, sobre todo entre los escolares y estudiantes universitarios. Tras reunirse con los epidemiólogos, el gobierno portugués decidió in extremis cerrar todos los niveles escolares ya este viernes.

La pregunta que se hacen muchos portugueses este jueves es si tras una semana de confinamiento general, no se podrían haber cerrado los colegios ya el 15 de enero, para evitar el descontrol de la pandemia. La titular de Sanidad lusa ha declarado al respecto «si supiéramos hace una semana la fuerza que iba a tener la variante británica en Portugal y su fuerte índice de contagio entre los escolares, lo hubiéramos hecho», dijo Temido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Portugal cierra mañana los colegios y universidades 15 días para frenar el avance descontrolado de la cepa británica