Los trasplantes de órganos bajan por el covid, pero 11 puntos menos en Galicia

j. gómez SANTIAGO / LA VOZ

SOCIEDAD

El CHUAC lideró los injertos cardíacos en el sistema de salud estatal

19 ene 2021 . Actualizado a las 19:56 h.

Entre marzo y mayo, en las peores semanas de la primera ola del covid-19, disminuyeron los trasplantes de órganos en Galicia y en el conjunto del sistema de salud de España. Eso supuso que a finales del 2020 las cifras fuesen inferiores a las de 2019: se contabilizaron en total 4.425 injertos en España (2.700 de riñón, 1.034 de hígado, 336 de pulmón, 278 cardíacos, 73 de páncreas y 4 de intestino), son un 18,8 % menos que el año 2019; y 328 en Galicia (141 de riñón, 103 de hígado, 53 de pulmón, 29 de corazón y 2 de páncreas), que son 26 menos y suponen una reducción menor, de un 7,3 %. Las cifras fueron, pues, 11,5 puntos mejores en Galicia.

A pesar de la menor actividad, el Complexo Hospitalario Universitario A Coruña (CHUAC) fue el que trasplantó más corazones en España; y el segundo en injertos pulmonares, solo superado por el Vall d’Hebrón catalán. La cifra de pulmonares en A Coruña fue, asimismo, la máxima desde que realiza esta intervención. Del total de trasplantes gallegos, en Santiago se materializaron cien (53 renales y 47 hepáticos), el resto en A Coruña. A pesar del descenso total de las intervenciones, en el CHUAC el año pasado crecieron los injertos cardíacos y pulmonares respecto al ejercicio precedente.

También disminuyeron las donaciones: en España fueron 1.777, un 22,8 % menos; y en Galicia 110 (26 menos que en el 2019; solo en Ourense y Santiago superaron las del 2019), un 19,1 % menos. La tasa de injertos fue mejor en la comunidad, 121,5 trasplantes por millón de habitantes, frente a 93,3 en el conjunto del sistema estatal de salud. También de donaciones, pues fueron 40,7 por millón de habitantes, tres puntos por encima de la media estatal, resalta la Consellería de Sanidade. Uno de los datos en los que Galicia empeora es el de negativas familiares: un 19,7 % en la comunidad, frente a un 14 % en España.

La mayoría de los trasplantes se realizaron a partir de órganos procedentes de personas fallecidas. Aunque en 268 casos en el conjunto de la sanidad española, 257 injertos renales y 11 hepáticos, los facilitaron donantes vivos; en Galicia fueron 17 los trasplantes de donante vivo, renales, el 12 % del total de los de riñón.

La edad media de los donantes de órganos en Galicia fue de 60,7 años y de 60 años en el conjunto estatal. La mayoría de las donaciones, el 64,5 % en Galicia, procedieron de personas fallecidas a causa de un accidente cerebrovascular.

El año pasado, 2.184 personas firmaron tarjetas de donantes en Galicia y hay ya 118.006, tal y como resalta la Consellería de Sanidade. Además hay 928 donantes más de médula ósea y 12.458 registrados, agrega.

En lista de espera

La lista de espera de personas pendientes de un trasplante de órgano es de 4.794 en España, 95 menos que hace un año; y 271 en Galicia: en la comunidad hay 202 personas que precisan un riñón, 31 un hígado, 18 un pulmón, 12 un corazón y 8 más un páncreas, según Sanidade.

Los datos estatales los expuso Silvia Calzón, secretaria de Estado de Sanidad; y los autonómicos Jorge Aboal, director xeral de Asistencia Sanitaria, Marisa López, directora de la Axencia de Doazón de Órganos e Sangue; y Encarnación Bouzas, coordinadora autonómica de trasplantes.