Las residencias gallegas recibirán la segunda dosis, pese al recorte de Pfizer

Sanidad prima el reparto a las comunidades más adelantadas, como Galicia


La reducción del número de vacunas entregadas por BioNTech/Pfizer en Europa en las próximas semanas, a la que ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa, le puso cifras, no va a comprometer, en principio, la administración de la segunda dosis a los mayores y el personal de las residencias que ya recibieron la primera y que está previsto que empiecen hoy con esa inyección de refuerzo.

Los responsables del Servizo Galego de Saúde, aunque prevén mantener una reunión bilateral con el Ministerio el lunes para aclarar en detalle los términos, aseguran que van a hacer lo imposible para garantizar esta segunda dosis. Tampoco hay motivo para que se vea comprometida puesto que el propio Illa aseguró que se va a primar en el reparto a las comunidades con mayor porcentaje de viales administrados y el Sergas se ha guardado alguna reserva con lo que, «haciendo algunos ajustes», podrá continuar con el programa «tal como estaba planteado».

El anuncio de Pfizer este viernes, después de que Noruega advirtiese el futuro retraso, hizo saltar las alarmas, pero tanto la propia farmacéutica como la Comisión Europea han llamado a la calma. Se trata únicamente de un reajuste para producir más y el retraso implicaría mayores entregas en el segundo trimestre.

 Solo una semana

En principio, según la información de la propia compañía y de la Comisión Europea, la merma iba a afectar a los envíos que faltan de enero y a los primeros de febrero. Sin embargo, sorprendentemente, Illa aseguró ayer que solo se va a ver alterada la partida de este lunes. En lugar de las 360.000 dosis habituales, van a llegar a España 205.725, ya que se prevé un recorte aproximado del 56 % para todos los países europeos.

Ante este imprevisto y «siempre manteniendo la proporcionalidad», se van a realizar según el ministro de Sanidad, algunos ajustes para que en aquellas comunidades que van más adelantadas, es el caso de Galicia, tengan garantizado que las personas a las que ya se les inyectó la primera dosis «puedan recibir la segunda».

Según la Consellería de Sanidade, el comunicado genérico que les remitió el Ministerio habla de envíos de entre el 50 y el 57% de lo que estaba inicialmente previsto y «Galicia estaría en ese 57 %». Por tanto, aunque la Xunta no dio ayer cifras exactas, cabe presumir que mañana llegarán a la comunidad algo más de 10.000 vacunas. Además, a fecha de este viernes, el Sergas tenía sin administrar otras 6.312 dosis, que no es un tercio de reserva como se planteó en principio, pero sí unas 4.500 vacunas más disponibles, ya que las otras 1.800 son de Moderna y, evidentemente no sirven como refuerzo para quienes están siendo inoculados con la de Pfizer.

En la primera semana de vacunación en Galicia se administraron unas 9.500 dosis, con lo que, en principio, son ahora estos usuarios y trabajadores de centros de mayores a los que hay que inyectarles la segunda. Por tanto, entre las 10.000 que se presume que llegarán mañana y las más de 4.000 que hay de reserva deberían cubrir más que de sobra esas necesidades. Además, en último caso, aún quedaría el recurso de ampliar de 21 a 28 días el plazo para la segunda dosis porque está perfectamente admitido por el fabricante y validado por las autoridades sanitarias.

Por todo ello, cabe esperar que el retraso afecte solo al número de nuevas primeras dosis.

 

Miguel Vázquez, presidente de la sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría: «Sete días máis de espera poden ser a diferenza entre a vida e a morte»

JUAN VENTURA LADO
Miguel Ángel Vázquez es el presidente de la Sociedade Galega de Xeriatría e Xerontoloxía
Miguel Ángel Vázquez es el presidente de la Sociedade Galega de Xeriatría e Xerontoloxía

A su juicio, inmunizar a todas las personas mayores lo más rápido posible es crucial en este momento

El presidente de la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría, Miguel Vázquez, aparte de quejarse de que siga habiendo contagios en las residencias, «algo que a estas alturas é de todo inexplicable» cree que «aquí en Galicia non hai nada que dicir» en cuanto a la campaña de vacunación en los geriátricos. Se podría ir más rápido utilizando al personal de los propios centros y «practicamente nunha mañá podían estar vacinados todos os de Galicia», pero el sistema en esta primera fase ha funcionado y no ha ocurrido como en otros lugares —Cantabria, por ejemplo— donde han optado por inmunizar sanitarios ante la falta de previsión para los centros de mayores.

Seguir leyendo

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las residencias gallegas recibirán la segunda dosis, pese al recorte de Pfizer