Galicia estrena el toque de queda a las diez y Madrid lo fija a las once

Castilla-León intentó bajarlo a las 20.00 horas, pero Sanidad no lo permitió

La calle del Paseo de Ourense prácticamente desierta en el momento exacto en el que entró en vigor el toque de queda
La calle del Paseo de Ourense prácticamente desierta en el momento exacto en el que entró en vigor el toque de queda

Redacción / La Voz

Hace años, cuando la televisión no era la carta, resultaba habitual que los niños se fuesen a la cama tras aparecer en pantalla la Familia Telerín, Casimiro o los más tardíos Lunnis. Su aparición se esperaba cada noche para saber a qué hora recogerse. Ahora, en estos tiempos revueltos de pandemia, hay que seguir de cerca el dictamen de cada comunidad para conocer los toques de queda. Porque, aunque de forma genérica el Estado lo marca a las 23.00 horas, las autonomías tratan de hacer malabarismos, subiendo o bajando ese horario dentro de lo que permite el estado de alarma, para detener la pandemia. Galicia estrenó ayer toque de queda a las 22.00, una hora menos que hasta ahora, que era a las 23.00.

El cambio no parece complicado de asumir teniendo en cuenta que tanto el comercio y sobre todo la hostelería cierran antes en toda la comunidad. No obstante, implica que algunas personas que hasta ahora no necesitaban justificante tengan que usarlo. En Pontevedra, por ejemplo, en un instituto ya se preveía ayer darle un salvoconducto a los chavales, debido a que algunos días de la semana salen a las 22.00 horas porque cambiaron de horario para evitar que las aulas estuviesen masificadas por la pandemia.

Galicia no es la comunidad que hace cambios en cuanto al toque de queda tras el aumento de los contagios. Ayer, la Consejería de Sanidad de Madrid dio a conocer también que la reclusión nocturna se iniciará a las 23.00 horas y no como hasta ahora, que la tenía fijada a las 00.00 horas. Paralelamente, el cierre de la hostelería madrileña se adelanta también una hora y se fija en las 22.00. Las medidas entran en vigor el lunes. La Madrid es la comunidad con menos restricciones a la hostelería, pese a que es de las más afectadas por el virus.

El caso castellanoleonés

Algunas comunidades, como Castilla-León, quisieron ir más allá. Así, la región anunció que iba a adelantar el toque de queda a las 20.00 horas, posicionándose en una línea similar a la de países europeos como Francia, que tienen reclusión a partir de las 18.00. Pero Sanidad frenó en seco el anuncio castellanoleonés. ¿Por qué? El actual decreto del estado de alarma (aprobado el 25 de octubre para hacer frente a la segunda oleada) solo establece dos horas de margen para el toque de queda, de las 22.00 a las 00.00 horas, de ahí que no tenga cabida la media de Castilla-León. De todas formas, son cada vez más las regiones, entre ellas Galicia, que le piden al Gobierno que establezca un nuevo marco normativo que les permita tanto ampliar el toque de queda como tomar otras medidas para frenar la pandemia, toda vez que la tercera ola arrancó con una situación inicial peor a la segunda y, por tanto, parece que las medidas que actualmente se pueden tomar no serán suficientes. Al igual que Castilla y León, reclaman poder establecer más o distintas restricciones Andalucía, Murcia, Asturias o el País Vasco. El actual decreto, dicen las autonomías, está agotado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia estrena el toque de queda a las diez y Madrid lo fija a las once